sábado 08 de febrero de 2020 - 12:00 AM

¿Pareja o adversario?

Si está tratando de averiguar si su relación se dirige hacia un compromiso serio o una ruptura amarga, eche un vistazo a cómo reaccionan ustedes dos cuando se convierten en competidores.
Escuchar este artículo

Con los premios Oscar a la vuelta de las esquina es muy común ver cómo las parejas de actores, aunque parezcan apoyarse el uno al otro, a veces compiten... hay algunos que, en realidad, no soportan que su pareja tenga más premios, gane más o explore sus talentos.

Y no solo pasa en Hollywood: en la vida real también.

Liliana dejó de ser una empresaria exitosa cuando empezó a notar que su esposo Mario, de 50 años, recelaba su éxito.

Aunque era un hombre mayor y aparentemente maduro, Liliana notó que él comenzaba a disminuir sus proyectos, su trabajo y, finalmente, a ella misma: “Una vez en una cena familiar dijo que las mujeres no eran buenas para las finanzas y que solo era cuestión de tiempo para que yo le pidiera ayuda. No lo dijo delante mío y eso tal vez fue lo peor. Un primo habló con migo y me dijo que no podía tener una persona así a mi lado”.

En efecto, el romance entre dos personas debería ser un refugio para la dureza del mundo: ser más amigos y no enemigos.

La coach Camila Díaz explica que “conozco muchos casos de mujeres que dejan atrás sus sueños porque sus esposos no las apoyan”.

A menudo las esposas apoyan más, pero también son más exigentes: “algunas no soportan ver a sus esposos fracasar”, explica Díaz.

Y este es un buen momento para recordar que el amor no es una batalla campal: si nota que tiene celos del éxito de su pareja no se sienta mal, sentir es normal para el ser humano. Lo que sí es bueno es que se tome unos días, se concentre en lo suyo y deje a su pareja brillar.

¿Competir con su pareja:
ayuda al crecimiento personal o solo daña la relación?
¿Por qué competimos? Sabemos que la competencia es parte de nuestra naturaleza ya que tenemos un instinto de supervivencia, pero no es ningún secreto que algunas personas lo toman demasiado en serio, lo que a veces puede ser bastante problemático y mucho más si se trata de una relación de pareja.
“Existe la creencia general de que la competitividad es la clave del éxito. Siendo muy jóvenes nos enseñan y alientan a participar en estas actitudes que se entienden como habilidades o destrezas y en las telenovelas y series suelen mostrar a parejas que se enamoran luego de haber tenido rencillas por competencia en su entorno profesional”, explica la psicóloga Silvia Arévalo.
La competencia saludable puede ser la forma óptima de hacer que funcione, pero ¿vale la pena en una relación de pareja?
“Hay cierto tipo de competitividad que puede ser interesante: cuando tratamos de sorprender al otro con detalles que no espera antes de que la pareja haga lo propio con nosotros. Pero más allá de eso, una pareja que compite lo único que logra es hacer que su relación se enfríe y que predominen sentimientos de rencor”, explica Arévalo.
Otra situación particular es cuando uno empieza a sentir envidia del otro por sus proyectos personales o profesionales: “suele ser difícil para algunos hombres ver que su pareja mujer tiene mayor reconocimiento. A las mujeres les pasa menos, pero también sienten celos de que su pareja tenga una vida propia. Nos enseñaron a vivir por y para el otro y aquí es cuando entra la competencia para dar celos al otro, para hacerlo sentir inferior”, explica la psicóloga.
La experta recomienda a las parejas que estén en esta situación que tomen terapia de pareja y que, individualmente, reconsideren sus proyectos de vida: “Lo más sano es que cada uno tenga una vida propia en la que se pueda enfocar, una vida que lo haga sentir pleno y que no le deje tiempo para estar pensando en lo que el otro hace y que para nada lo afecta”, señala Arévalo.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad