lunes 20 de julio de 2009 - 10:00 AM

Quiero que vuelva

Yo viajaba con frecuencia y por obvias razones dejaba sola a mi esposa y mi pequeño hijo de solo 3 años.

Un día llegue de improviso y cuál sería mi sorpresa: mi esposa se revolcaba en la cama con otro hombre. Yo quedé tieso, no sabía qué decir. El tipo salió corriendo mientras ella, pálida y temblorosa, lo único que dijo fue: Perdóname. Tú eres el único culpable por mi soledad y tu frialdad.

Salí a caminar y pensar. Pude comprobar que decía la verdad pero esto no era justificación para que me fuera infiel por lo que reaccioné diciéndole que nos separábamos. Aunque parezca mentira y para mi sorpresa se arrodilló, me pidió perdón y me dijo que no me quería perder, que le diera otra oportunidad.

Doctor Jorge Eliécer Díaz yo acepté. Dígame: ¿Qué puedo hacer para mantenerla a mi lado y evitar que vuelva a caer?

Respuesta


Distinguido señor: La confianza es el pilar de una relación afectiva y el diálogo el medio para resolver los conflictos que se susciten al interior del hogar.

Esta nueva etapa permitirá rehacer aquello que se había perdido es decir, la cercanía, los detalles, la delicadeza, el buen trato y sobre todo las demostraciones de amor.

Dialogue con su esposa bajo un marco de sinceridad prudente, dándole a conocer lo que piensa y siente, comprometiéndole a respetar la relación matrimonial y ante todo a su hermoso hijo quien sería el mayor perjudicado con la separación. Hágale ver su decisión como la última oportunidad. Confíe y todo se dará. ¡Adelante!.  

Reflexión

Toda persona puede ser merecedora de una segunda oportunidad a pesar de su equívoco proceder al haber transgredido el juramento que hizo ante los ojos de Dios.

Amerita pensar cómo a pesar de las circunstancias y del caudal instintivo que pueda tener un hombre, sea capaz de bloquear sus emociones y evitar a toda costa volver a caer. Esa toma de conciencia le inducirá resistir el impulso y bloquear la conducta infiel al reconocer las implicaciones negativas de su actuar irracional.

La mujer de igual manera debe obrar al conservar su dignidad alejándose de la tentación auditiva y persuasiva más que instintiva, cuando por culpa de la soledad o el vacío afectivo careció del valor para exigir lo que merecía como esposa y compañera. Hable no calle, hágalo ahora mismo. Evitará dolorosas consecuencias.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad