sábado 27 de junio de 2009 - 10:00 AM

Quiero tener a mi bebé por parto normal

Siempre ha estado convencida de tener sus hijos por parto normal, pues sabe lo que le ha costado a más de una de sus amigas, la recuperación después de la cesárea.

Usted quiere asumir ese momento con total valentía, superar los dolores del parto como lo hizo su mamá con usted, y no tener que lidiar posteriormente con las molestias secundarias de la cesárea. Por eso, debe prepararse desde ya, no sólo física sino psicológicamente. Además de las pautas que le entrega el curso psicoprofiláctico, usted debe convertirse en una ‘súper mamá’, si quiere decirle adiós al bisturí el día que se asomen los dolores de parto.

Su médico, su gran amigo

En lo posible vaya acompañada siempre de su esposo, desde las primeras ecografías, hasta los días previos al nacimiento del bebé. Aproveche esos encuentros para que su médico le resuelva todas las dudas posibles. No le dé pena preguntar. Lo más importante es que usted pueda seguir el control prenatal con el mismo profesional, durante los nueve meses.

Preguntas y respuestas

Luz Elena de la Rosa Puello
Psicóloga

¿Cómo estar preparada psicológicamente para un parto normal? En situaciones como un parto normal, inconscientemente la futura madre utiliza mecanismos de defensas, pensamientos y emociones que la protegen de la situación que se puede percibir como miedosa o como dolorosa.
Este estado psicológico promueve por una parte el querer aceptarlo, pero otra parte hacer resistencia porque lo desconocido produce temor y este temor, si no es entendido, puede llevar a la inacción o evitar la experiencia del parto normal.

La preparación que cubra todo tipo de temas relacionados con el trabajo de parto, incluidas técnicas de respiración, manejo de dolor, fases del parto hasta el alumbramiento, pueden ayudarla a ganar seguridad y superar la ansiedad.

¿Cómo asumir los estados emocionales por la nueva paternidad? La mayoría de las madres embarazadas desconocen la influencia de sus estados internos sobre el bebé que llevan en su vientre y desconocen que con cada pensamiento y sentimiento que tienen, marcan tendencias que influyen en él para toda su vida.

En la mayoría de los casos junto a la mezcla de emociones y sentimientos positivos que proporciona el sentirse creador de una nueva vida, surgen inquietudes ligadas al sentimiento de no saber qué tan capaz se es de ser padres y la incertidumbre de cómo será la vida en el futuro. Es importante que la manifestación de emociones y ese gran amor se caractericen por su fuerza y compromiso, así como el motivar la conducta en mutuo acuerdo con la pareja a partir de la lectura, la asesoría de expertos.

Preguntas y respuestas

María Carolina Rey Uribe
Fisioterapeuta especialista en cursos psicoprofilácticos

'El Curso psicoprofiláctico es el encargado de brindar los conocimientos básicos para poder cumplir su sueño de un trabajo de parto lo más tranquilo posible, ya que al conocer a que nos enfrentamos podemos tener confianza y no sufrir por cosas completamente normales. Muchas mamás sufren en sus partos por no conocer para qué sirven las contracciones, qué hacer para disminuir y manejar el dolor, los cambios normales de dilatación y cómo promover un momento agradable para todos, sin dolores y tensiones extras.

¿Cómo prepararse física y psicológicamente para un parto normal?
Asistir a un curso de psicoprofilaxis perinatal personalizado, teniendo en cuenta las necesidades del núcleo familiar y el historial médico de la próxima mamá. Se enseñan ejercicios de relajación, respiración y estiramientos de la musculatura que requiere ser manejada para estar en forma en el momento del nacimiento. Son indispensables los músculos fuertes y elásticos tanto de la cadera, como de los brazos y del piso de la pelvis para evitar desgarros y calambres que pueden ser prevenidos.

Otro punto clave es asistir al curso en pareja, caminar juntos y bailar todos los días suavemente en la intimidad de la casa.
Están los programas de embarazo en forma, ejercicios que se dictan a máximo cuatro mamás, después de una valoración fisioterapéutica. Se realizan una o dos veces por semana, haciendo énfasis en los estiramientos, la respiración y la relajación durante la actividad física controlada.
Se debe conocer ampliamente de los cambios que se presentan tanto en el embarazo como el parto y la cesárea para poder enforcar el tratamiento adecuadamente.

El papel del esposo

El esposo brinda la tranquilidad y el apoyo necesario para cumplir con el sueño más hermoso que es dar a luz a su hijo. Así lo manifestó la fisioterapeuta María Carolina Rey Uribe. 'Al saber cómo manejar las contracciones, qué hacerle con sus molestias y cómo controlarle la respiración, él se siente tranquilo de saber cómo ayudar y ella se siente apoyada al 100%. Su tranquilidad y confianza es indispensable para que la mujer esté tranquila'.

Según explicó la psicóloga Luz Elena de la Rosa Puello, 'la pareja debe participar en el aprendizaje, estar abierto y adaptarse a nuevos hábitos  para poder cuidar de un pequeño: aprender a cargarlo, darle de comer, cambiarle el pañal, envolverlo, calmarlo, cortarle las uñitas y hacerlo dormir. También debe servir de soporte psicológico de la esposa. El proceso y rol de padres es de dos y como tal en forma permanente debe ser compartido'.

LISTA

Recomendaciones para superar el miedo a un parto normal

1 Más que huir y resistir el miedo, se necesita entenderlo, aceptar su existencia y actuar a pesar de él. El miedo aparece como un supuesto protector ante lo desconocido.

2 Cuestionarse ¿Cómo sería la espera de su hijo si ese miedo no existiera?

3 Pregúntese ¿Qué es lo mejor que puede pasar si toma acción a pesar de la ansiedad? Cuando actúe a pesar de los temores, se moverá desde un lugar de dolor, parálisis y depresión, a un lugar de poder, de confianza en sí misma  y felicidad. Todo lo demás se convertirá en algo irrelevante. Tenga en cuenta que el amor lo puede todo.

4 No permita que comentarios de terceros la abrumen.

Opciones para aliviar el dolor durante el trabajo de parto

• Ahorrar energía, moverse y respirar tranquilamente.
• Realizar respiraciones lentas y pausadas a lo largo del embarazo, distraer la mente y cambiar de posiciones para permitir que el bebé se ubique sin molestias.
• Se recomienda caminar, sentarse en cuclillas, tararear canciones pero nunca gritar, porque eso le quita oxigeno al bebé y se gasta energía que se va a necesitar más tarde en el expulsivo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad