miércoles 16 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Redes sociales: ¿el nuevo psicólogo?

Un estudio de la Universidad de Wisconsin encontró que las personas que se desahogan en sus redes sociales tienen una mayor tendencia a sentirse más encasilladas en sus problemas que aquellas que deciden, de hecho, acudir a terapia. Pero entonces, ¿por qué cada vez más personas se desahogan por Internet buscando consejo y aceptación? ¿Se han convertido las redes sociales en el nuevo psicólogo?
Escuchar este artículo

Volcar toda su frustración y tristeza en Internet puede resultar gratificante y de una manera instantánea: tenemos a muchos de nuestros seguidores en las redes sociales y lo más seguro es que nos muestren apoyo y solidaridad ante nuestros problemas... y quizá demasiada condescendencia.

Siempre es bueno que alguien nos muestre otra perspectiva del asunto que nos preocupa o nos entristece o que nos ofrezca un consejo sensato o una ayuda certera si se trata de un caso grave de violencia o bullying.

Pero en la mayoría de los casos, desahogarnos en la red no nos hará sentir mejor, al contrario: un estudio de la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos, y publicado en 2018, encontró que las personas que acostumbraban a usar a las redes sociales como el diván del psicólogo se sentían mucho más molestas y frustradas que aquellas que, de hecho, decidían tomar terapia.

Con todo, cada día parece más y más real que las redes sociales se han convertido en el nuevo psicólogo de muchas personas.

¿Por qué?

El estudio señala que se trata de la gratificación instantánea: el hecho de que nuestros seguidores y seguidoras nos apoyen en las redes nos hace sentir bien enseguida, es una palmadita en la espalda a nuestro ego y hasta puede que nos haga ganar algunos seguidores, pero... nada de esto es real.

La psicóloga clínica Margarita García señala que para que un desahogo sea sanador necesita de ciertos requisitos, entre ellos, que sea escuchado por personas ecuánimes y respetuosas.

¡Y eso no abunda en las redes sociales! Al menos, según el documental de Netflix “El dilema de las redes sociales”, que entrevista a exempleados de Facebook, Instagram y Twitter que explican que el algoritmo que las guía tiende a mostrarnos solo cosas muy específicas, haciéndonos sentir bien por un momento, pero impidiendo que otra perspectiva pueda, de hecho, hacernos salir de nuestros problemas.

Las redes, por supuesto, pueden apoyar a causas sociales en pro de la defensa de los derechos de los grupos más vulnerables de la sociedad y de los animales, pero para los problemas particulares, el nuevo psicólogo, es decir, las redes sociales, no es efectivo.

Expertos le explican por qué y le dan sus recomendaciones.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad