domingo 17 de octubre de 2021 - 12:00 AM

Relación abierta o poliamor:

Una encuesta de la plataforma Gleeden reveló que la mayoría de las parejas colombianas no creen en la monogamia... ¡pero siguen en ese tipo de relación engañando al otro! Y la mentira puede causar mucha decepción. Expertos aseguran que llegó el momento de hablar de otro tipo de relaciones para quienes no les funciona la monogamia.
Escuchar este artículo

La plataforma Gleeden realizó una encuesta a nada menos que a 15 mil 211 usuarios de su plataforma, entre quienes se encuentran hombres y mujeres que buscan vivir una aventura del tipo canción de salsa de comienzos de los noventa.

Pero lo cierto es que los millennials, sensibles como son, consideran la infidelidad un desacierto y están listos para poner las cartas sobre la mesa: antes que el engaño, es mejor otro tipo de relación si la monogamia no está funcionando.

Para Daniela, una bumanguesa de 39 años que trabaja como ejecutiva de cuentas, la monogamia llegó a convertirse en una prisión.

“Viajo mucho y siempre hay colegas atractivos y que viven en otras ciudades. Al principio me negaba a esta atracción y me sentía muy mal porque me enseñaron que la monogamia era lo único, sobre todo para las mujeres”, cuenta Daniela.

Por su parte, su esposo, médico de profesión, había sido perdonado en su matrimonio de diez años por una aventura que no pasó a mayores.

“Lo descubrí porque la mujer le mandó un mensaje que yo vi. Lo confronté, hubo melodrama, lo perdoné, pero comprendí que había sido muy bobita”, explica.

Daniela, en adelante, aceptó un par de propuestas de colegas, “pero luego me sentí mal: me va bien con mi esposo, nos entendemos, no me gusta el engaño, pero tampoco quiero dejar de salir así sea un ratico con otros colegas. Confesé y aunque al principio reaccionó como el típico macho, después comprendió que podíamos tener una relación abierta”, concluye Daniela.

Dice que apenas están comenzando y no sabe cómo terminará, además, está el tema de la pandemia y el hecho de que no pueden “enrollarse” con cualquier persona, pero Daniela espera que, de esta manera, se sienta más plena y también su esposo, en su relación de pareja.

Sin duda, no es fácil considerar otro tipo de relación diferente a la monogamia, pero lo cierto es que estar sexualmente o emocionalmente con una sola persona mucho tiempo no funciona para todos... ni para todas.

Si cree que llegó el momento de considerar otro tipo de relación, expertos le cuentan lo que debe saber sobre este tipo de romances nada convencionales.

La encuesta
Un estudio entre usuarios de la aplicación de citas Gleeden, encontró que el 55% de hombres y mujeres asegura no creer en la monogamia. La monotonía, la rutina y la falta de relaciones íntimas entre la pareja son los principales problemas.
A continuación, más detalles de la encuesta:
de los infieles ha confirmado que aún con la relación perfecta, la infidelidad iba a suceder.
de los infieles aseguró que perdonaría una infidelidad, pero no aceptarían la propia.
Poliamor: porque no todo se trata de sexo
Poliamor fue el cuarto término más buscado en Google en 2017, pero muchos de nosotros no entendemos cómo funciona realmente.
Lorena Polanía Pérez, psicóloga y terapeuta de pareja, asegura que, “a muchos les sorprende que existan personas que tienen relaciones románticas simultáneas con dos o más personas con el conocimiento y el consentimiento de todos los involucrados”.
Y es que, cuando se habla de poliamor, es normal que una persona monógama se pregunte ¿cómo es posible?
“Las relaciones poliamorosas se caracterizan por un sentido de compromiso, tanto con el compañero principal como con el adicional. Se trata de comunicación y respeto, lo que permite que exista la no monogamia ética y consensuada”, señala Polanía.
Algunas personas se sienten incómodas con la idea de conocer a los otros amantes de su pareja y es natural que aparezcan la inseguridad, el miedo y los celos.
Polanía explica que, como en las relaciones monógamas, lo que se debe procurar es mantener un vínculo sano.
La experta asegura que “sí es posible construir relaciones reales de esa manera. Sin embargo, la claridad y fundamentos de las relaciones de pareja monogámica aplican para el poliamor, en donde la comunicación, proyección, el afecto, sexualidad y erotismo se deben trabajar”.
Relación abierta: ¿permiso para ser infiel?
Una relación abierta es, en esencia, una relación donde existe la posibilidad de que los cónyuges tengan relaciones amorosas o sexuales aparte de su pareja, pero sin que ésta esté involucrada, a diferencia del poliamor.
El psicólogo Sergio De Dios González explica que “la liberación sexual y los nuevos derechos sociales, han cambiado radicalmente el concepto de relación, sexualidad y fidelidad. Por lo tanto, muchas parejas satisfacen sus necesidades sexuales fuera de la pareja, con consentimiento del otro miembro, para recuperarse de la rutina, por ejemplo”.
Pero si hay ese amor y comunicación sincera, ¿para qué involucrar a terceros?
“Nada protege a una pareja de la rutina, del deseo de experimentar, de la necesidad de sentir la emoción de lo novedoso”, explica el psicólogo.
La relación abierta es un poco más sencilla, con menos sentimientos involucrados, pero la pareja debe saber que está en una relación de este tipo, de lo contrario, sería sólo una infidelidad.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad