sábado 31 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Remedios caseros para la gripa: los que sirven y los que no

Los remedios de la abuelita funcionan, los expertos lo garantizan, pero no todo lo que se dice sobre qué tomar para un resfriado es cierto. Ellos explican qué funciona, qué no y qué sería mejor evitar.
Escuchar este artículo

No muchos afortunados pueden permitirse quedarse en casa para cuidarse una gripa.

Y si se tienen hijos... ¡es imposible!

Definitivamente, es mejor prevenir que curar y los alimentos para combatir la gripe pueden ser su primera línea de defensa.

Ya en la Edad Media, se establecieron conexiones entre alimentos y la gripa simple: la sopa de pollo funciona, los expertos dan garantía de ello.

Tomar líquidos también funciona y si bien no existe una cura conocida para la gripa, sí hay algunos medicamentos y remedios naturales que pueden ayudar a aliviar ciertos síntomas.

Sin embargo, tenga cuidado: no todo lo que se dice por ahí es cierto y podría estar afectando su salud más que ayudando a su cuerpo a recuperarse de la gripa.

Por ejemplo, los antibióticos son un creencia común sobre su alivio para los síntomas de la gripa como el dolor de garganta.

Pero contrario a lo que se piensa, hasta podría desarrollar una infección si toma demasiados antibióticos.

Es por esto que los expertos le cuentan cuáles son los remedios que sí funcionan, los que no y aquellos con una evidencia un poco contradictoria.

Los que sí, los que no y los que quiEn sabe
Si se resfría, el virus de gripa probablemente durará una o dos semanas. Eso no significa que durante ese tiempo deba sentir el malestar sin ayudarse un poquito.
Además de descansar lo suficiente, estos consejos podrían ayudarle a sentirse mejor:
1.
Permanezca hidratado. El agua, los jugos naturales, el caldo claro o el agua tibia con limón y miel ayudan a aflojar la congestión y previenen la deshidratación. Evite el alcohol, el café y las gaseosas con cafeína, estas pueden empeorar la deshidratación.
2.
Alivie el dolor de garganta. Una gárgara con 1/2 cucharadita de sal disuelta en un vaso de agua de 8 onzas (240 mililitros) puede aliviar temporalmente el dolor o la picazón de garganta.
Es poco probable que los niños menores de 6 años puedan hacer gárgaras adecuadamente, por lo que también puede probar con trocitos de hielo, “sprays” para el dolor de garganta, pastillas o caramelos duros. No les de pastillas ni caramelos duros a los niños menores de 6 años, porque pueden atragantarse.
3.
Combata la congestión. Las gotas nasales de solución salina de venta libre pueden ayudar a aliviar la congestión. En los bebés, los expertos recomiendan aplicar varias gotas de solución salina en una fosa nasal, luego succionar suavemente esa fosa nasal con una pera de goma. Para hacerlo, apriete la pera de goma, ponga suavemente la punta de esta en la fosa nasal aproximadamente 6 a 12 milímetros y suelte la pera poco a poco.
4.
Alivie el dolor. En el caso de los niños menores de 6 meses, administre únicamente paracetamol. Para los niños mayores de 6 meses puede usar paracetamol o ibuprofeno. Consulte al médico sobre cuál es la dosis correcta para la edad y el peso del niño o niña. Los adultos pueden tomar paracetamol, ibuprofeno o aspirina.
5.
Tenga precaución cuando les de aspirina a niños o adolescentes. Si bien el uso de la aspirina está aprobado en niños mayores de 3 años, los niños y adolescentes que se están recuperando de una varicela o de síntomas similares a los de la gripe, nunca deben tomar aspirina. Esto se debe a que la aspirina se ha relacionado con el síndrome de Reye, una enfermedad poco común pero potencialmente fatal en estos casos.
6.
Tome sorbos de líquidos calientes. La sopa de pollo, té o jugo de manzana caliente son remedios contra la gripa que se utilizan en muchas culturas y podrían tener un efecto relajante y aliviar la congestión al aumentar el flujo de mucosidad.
7.
Agregue humedad al aire. Un vaporizador o un humidificador de vapor frío pueden agregar humedad a su hogar, lo que podría ayudar a aflojar la congestión. Cambie el agua a diario y limpie la unidad según las instrucciones del fabricante.
8.
Pruebe medicamentos antigripales y para la tos de venta libre. En el caso de los adultos y los niños mayores de 5 años, los descongestionantes, antihistamínicos y analgésicos de venta libre podrían aliviar los síntomas. Sin embargo, no evitarán la gripa ni reducirán su duración y la mayoría tiene algunos efectos secundarios. Los expertos coinciden en que no deben administrarse a niños pequeños. El uso excesivo o inapropiado de estos medicamentos puede provocar afectaciones graves a la salud.
9.
Tome medicamentos solo según lo indicado. Algunos medicamentos contra la gripa contienen múltiples ingredientes, como un descongestionante mas un analgésico, por eso, lea las etiquetas de las medicinas contra la gripa para asegurarse de no consumir una cantidad excesiva.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad