lunes 30 de noviembre de 2015 - 12:01 AM

Remedios caseros para las quemaduras

Las quemaduras superficiales son producidas usualmente por accidente. Algunos remedios caseros le darán alivio y tratarán la lesión en un primer momento.
Escuchar este artículo

Siempre y cuando sea una quemadura de primer nivel, donde usted pueda ver y sentir que no están comprometidos sus órganos internos, y como medida de primeros auxilios, los remedios caseros para las quemaduras pueden resultar un gran alivio y una ayuda para su piel luego del incidente.

Recuerde que lo principal, al producirse una quemadura ya sea por el exceso de sol, el contacto con una superficie demasiado caliente en la cocina o un electrodoméstico, es refrescar la piel y tratar de mantener la herida libre de impurezas.

Lo segundo es aplicarse un ungüento, siempre que la zona esté ya fresca y cuidarse de rozar la superficie para que la recuperación sea mayor.

Recuerde que las quemaduras de segundo y tercer grado, que revisten mayor complejidad, deben ser atendidas por un especialista.

Quemaduras solares

La enfermera Ana Posada señala que en el caso de las quemaduras de sol causadas por recibir en exceso sus rayos ultravioleta, se debe tener en cuenta que existen tres tipos: primer grado (mancha de color rojo o rosa), segundo grado (ampollas) y de tercer grado (muerte de tejidos subyacentes a la piel con heridas profundas usualmente en labios y otras áreas de gran sensibilidad).

“Es importante vigilar las quemaduras solares, ya que pueden complicarse con infecciones las cuales pueden facilitar la formación de cicatrices y hasta melanomas”, indica la experta, quien agrega que una primera acción, después de sufrir una quemadura solar, es refrescar el área con agua fría. Incluso, puede sumergir una tela en el líquido y ponerla sobre la quemadura. Aplicar varias veces al día durante 10 a 15 minutos en cada ocasión.

Cuando sienta que la piel está menos caliente, puede realizar una receta para aliviar el dolor y facilitar la curación:

* Mezclar 25 gramos de flores secas de manzanilla con un cuarto de litro de aceite de oliva virgen. Calentar al baño María, a fuego lento, durante hora y media. Apagar el fuego, colar y dejar que se refresque. Después, aplicar una capa del aceite sobre la zona afectada tres veces al día.

* Lavar el área quemada con una infusión de salvia que se encuentre bien fría.

* Aplicar vinagre de manzana sobre la piel cada hora hasta un total de cinco vecces al día, lo cual ayuda a aliviar el dolor. También se puede mezclar una taza de este vinagre en una bañera llena de agua fría o fresca.

* Lavar una zanahoria, cortar, aplastar y aplicar directamente sobre la zona afectada. Cubrir con una gasa y deja actuar durante tres horas.

* Tomar la hoja (o penca) de una planta de aloe vera o sábila y extraer su gel o jugo y aplicar directamente sobre la lesión 2 a 3 veces al día. Este remedio calma, cicatriza y acelera la regeneración de la piel.

* Mezclar 2 cucharaditas de jugo de tomate y una pizca de bicarbonato y aplicar en la zona quemada. Dejar varias horas puesto.

* Lavar un pepino –también puede ser una papa o manzana- mediano, cortar en rebanadas delgadas y refrigerar por un tiempo. Luego, aplicar directamente sobre el área afectada.

* Humedecer una tela con agua de hamamelis (planta) y aplicar a menudo para obtener alivio temporal.

* Cortar un tomate (preferiblemente frío) por la mitad y aplicar por las áreas con quemaduras.

Recomendaciones

Durante el tiempo que tome la curación de la herida debe evitar usar el jabón directamente en la zona, ya que puede resultar irritante. La recomendación para lavar la zona es que use aloe vera. Y recuerde beber mucho líquido para ayudar a contrarrestar el efecto deshidratante de una quemadura.

Quemaduras con aceite

Las quemaduras con aceite son unas de las que más producen dolor y las que más rápido tienden a adquirir un estado de inflamación y deterioro de la epidermis.

La enfermera Noelia Álvarez recomienda “poner agua fría sobre la zona afectada y dejarla durante unos minutos, porque tiene un efecto calmante sobre el dolor y también evita que se expanda la herida, porque elimina los restos que pudiera haber de aceite”.

Si quedan restos de tela u otras sustancias en la herida, se debe hacer una limpieza manual con una gasa. “Será el momento entonces de evaluar la herida y considerar si se hace necesario acudir al médico”. La experta asegura que luego se debe aplicar una pomada anticéptica, y que, si se va a seguir concinando entonces lo más recomendable es tapar la herida, de lo contrario, lo mejor es dejarla al aire.

La enfermera también recomienda evitar poner hielo a la herida, aplicarle crema de dientes o, se forma una ampolla, tratar de reventarla.

Algunos expertos aseguran que si se produce mucho dolor, se puede reventar la ampolla por uno de sus lados, pero en el caso de las quemaduras con aceite, lo mejor es evitar tomar este tipo de medidas y esperar a la recuperación completa.

Quemaduras con agua hirviendo

El médico Helmer Serrano señala que los primeros auxilios cuando sucede una quemadura con agua hirviendo es mojar con agua fría la superficie quemada por 15 minutos. Si es en la parte del torso, no hay necesidad de retirar la ropa antes -además porque podría desprender la piel y dejar el área expuesta- y lave la zona. Si la herida ocurre en el rostro, la recomendación es mojar una toalla con agua fría y ponerla sobre el rostro para disminuir la profundidad de la quemadura y aliviar el ardor y quemazón. En estos casos, debe acudir al médico sin importar qué tan leve considere la herida.

Luego, aplique una compresa de gasa de vaselina en la superficie quemada y vende la herida sin ajustar demasiado. Tome una pastilla contra el dolor que contenga paracetamol o ibuprofeno.

Humedezca bien las compresas antes de retirarlas para que no se pegue a la piel. Tome una pastilla contra el dolor antes de retirar las compresas.

Una vez que haya bajado el dolor en los días siguientes, cambie las compresas con vaselina cada dos días, pero durante la mañana trate de ventilar la herida.

Para limpiar y retirar la piel muerta (después de 7 días a 10 días), utilice con mucha delicadeza una gasa impregnada de cloruro de sodio de 0,9 % o conocida como agua isotónica. No intente sacar la piel muerta forzándolo. La piel saldrá por sí sola.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad