domingo 24 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Rodrigo Candamil

Así es, el actor Rodrigo Candamil esta qué vende y no se trata de cualquier producto, se trata nada más y nada menos que de lo que mueve a todos los seres humanos: La felicidad.

‘VIP la felicidad se vende’, ese es el nombre de la obra de teatro que actualmente produce este caleño y que cuenta con la participación de Adriana Romero, Jhon Mario Rivera y Linda Carreño.

Algunas de las producciones más recientes en las que ha participado Rodrigo son ‘Montecristo’, ‘Merlina mujer divina’, ‘Dora la celadora’ y punto de giro, entre otras.  Hablamos con él para conocer un poco de su vida.

preguntas y respuestas

Vanguardia Liberal: ¿En este momento qué esta haciendo?
Rodrigo Candamil: Estoy vendiendo la felicidad, pero lo que más me gusta de este trabajo es que está baratísima.

Cuéntenos un poco más de esta obra
Es una obra que se está presentando en el teatro Libre de Bogotá, una obra que después de haberse presentado de manera privada, nos lanzamos a la ventura de una temporada abierta al público, una obra que yo produzco y en la que me divierto todas las noches por las locuras que se inventan los actores.
Visitarán otras ciudades

Hemos estado en presentaciones privadas en Tunja, Sogamoso, Villavicencio, estaremos muy pronto en Cali en el mes de agosto.
Es el productor de esta obra, ¿cómo se ha sentido?
Maravillosamente, es una obra que me ha enseñado muchísimo, es un proyecto del que puedo decir me ha enseñado montones del oficio como actor y ese se supone que ya lo sabía, imagínate como productor, este trabajo me ha enseñado  que cada dificultad es simplemente la posibilidad de hacer mejor las cosas. Claro, me ha costado pero ya se que proyecto sin obstáculos no existen, no aspiro a tener la producción perfecta, aspiro a generar la solución a la medida, he entendido a través de este trabajo, que todo es un tema de creatividad.

Y proyectos para televisión…
Estoy involucrado en un proyecto que tiene como nombre tentativo, ‘De eso tan bueno no dan tanto’, una serie del Canal Caracol que estará saliendo muy pronto al aire y un proyecto para Sony Televisión de un perfil bastante confidencial, es celosamente tratado por el impacto de la serie que será transmitido a nivel Latinoamérica y E.U.

¿Qué otros proyectos espera realizar este año?
Quiero tomarme el tiempo para pensar en mi como artista, como una persona creadora, que está al servicio como actor para contar las historias de otras personas, pero que tiene una búsqueda creativa que puede navegar desde la televisión, el teatro y por qué no el cine.

¿Desde cuándo supo qué quería ser actor? Después que me retire de estudiar Ingeniería Industrial porque el alma no resistía más números, así es que después de dos semestres de resistirme decidí cortar con la ingeniería y contando Bogotá a pasos, repartiendo correspondencia, decidí arrojarme al teatro para que me devorara.
 

¿Que es lo más rico de ser actor? Creer que la fantasía puede ser real.
Y lo menos… Que todo lo que hagas ahí adentro, en el escenario, es más real de lo que te pueda pasar en la vida misma

¿Qué lo enamora?
Que la gente sea, que no tenga vergüenza y si la tiene que me la deje ver, eso si que no sea un sinvergüenza.

¿Qué es lo más reciente que ha aprendido? Yo pienso que el actor debe hacer un trabajo de reingeniería permanente; con esto quiero decir que uno en este oficio debe olvidar todo el tiempo lo que sabe para volver a aprender, eso más bien es lo que he recordado.

¿Cuál es su talento escondido?
Tocar los Bongoes y cantar.

¿Cuál es su peor pesadilla?
Estar en el escenario llegar apenas la función empieza, sin el vestuario y salir a escena sin saber qué decir porque se me borró el cassette, como decíamos los de mi generación.

¿Qué le alegra el día?
La amabilidad, una sonrisa, la ternura, la fragilidad.

¿Qué lo pone de mal genio?
La soberbia, que la gente piense que tiene derecho o se crea más que alguien.

¿Cuál es la palabra que utiliza cuando esta de mal genio? Santos rascacielos voladores. La de todos los colombianos gran… con sus respectivas combinaciones, doble, triple, etc.

¿Para qué le hace falta tiempo?
En estos momentos para mi empresa ‘El vulgar’, una empresa encargada de crear espectáculos de mediana escala.

¿Cuántas llamadas recibe al día?
En la producción me dicen que me van a decomisar el celular, así es que calcula.

¿Cuál es sonido que más disfruta y por qué? El del agua cayendo, porque me anuncia que ya todo pasó o que va a comenzar.

¿Cuál es su especialidad en la cocina? En este momento estoy súper fanático a los platos a la parrilla, mi suegra me regalo uno, el último plato que hice fueron unos pulpos baby marinados y fueron todo un éxito.

¿Cómo le dicen en su casa?
Don Rodrigo… no  mentiras, me dicen como me llaman coincidencialmente unos amigos muy queridos en Medellín 'Mi Rodri'

Y sus amigos… Hermano.

¿Qué lugar del mundo quiere conocer? Italia

¿Cómo era de chiquito?
Mono, mono, mono y me consta, mi mamá tiene evidencia como era costumbre en Cali y en otras partes de guardar un mechón del hijo, mi madre ya no lo tiñe, pero alcancé a verlo y si parecía cabuya.

¿Cuál es su súper héroe favorito?
Spiderman

¿Cuál poder le gustaría tener?
Me gustaría tener una buena combinación entre detener el tiempo y la teletransportación, no me gustaría leerle la mente a nadie, me parece que uno de los grandes inventos es la Intimidad.

Un olor que le recuerde a su infancia El olor a sancocho, claro que cuando mi abuela cocinaba me dejó instalado el aroma de la cazuela marinera que ponía a sudar a todo el batallón en el comedor y dejarlo a uno listo para la tradicional siesta.

¿Qué le quita el sueño?
Las tareas pendientes, me gusta hacer las cosas cuando toca, sin espera.

¿Qué clases le gustaría recibir?
Me gustaría irme a tocar tambores en la selva con una etnia.

¿Cuál es su idea de la felicidad perfecta? No existe, y lo que me interesan son los errores.

¿Cuándo dice mentiras? En la vida real, en la otra todo es verdad.

¿Qué no perdonaría?
Hmm. No sé, no me conozco lo suficiente, el límite del hombre es su incapacidad.

¿A quién le cree? A los buenos actores, esos se huelen a leguas.

¿Cuántos años tiene? 30 años

¿Qué clase de hombre es usted?
Elegante, humilde y sencillo, tan sencillo como un jardinero.

¿Qué es lo que más le pregunta la gente? Dónde está ‘Merlina’, tengo una camiseta que dice, 'no tengo la más puñetera idea donde está'.

¿Qué no el gusta de las entrevistas? Los gazappos que salen al aire.

¿Qué le agradece a la vida?
A mi mamá

¿Cuál es el peor consejo que le han dado?
No estudie actuación, eso lo puede tomar como un hobby

¿Cuál es su mentira más grande?
Tengo treinta años

Un lugar para enamorase
Mi casa, estoy enamorado de ella

¿De qué puesto lo han echado?
De el montaje de ‘Crónica de una muerte anunciada’, dirigido por Jorge Ali, él dice que por necio yo creo que por recio.

¿Qué lo hace reír? ‘Seinfield’, pero también Don Chinche.

¿Cuál es su mayor debilidad?
El teatro

en pocas palabras

Un color: Azul
Un libro: Así lo recuerdo
Un perfume: El cuero
Un lugar paradisíaco: Colombia
Un nombre: Bernardo Romero
Una comida: el sancocho de mi tía
Un día: hoy, siempre hoy
Una canción: O sole mío, versio de Pavarotti
Un momento: La función
Un agüero: No recibo cuchillos, la sal, no veo al público antes de la función, no pregunto  cuantas personas hay, ya no compro relojes ni zapatos.
Un regalo: Mi esposa

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad