domingo 05 de abril de 2009 - 10:00 AM

Sexo y alcohol: ¿qué tan buena mezcla?

Llegan al lugar. El hombre acomoda la silla de ella y el mesero trae la carta. Es la primera cita y los dos quieren romper el hielo. Por eso ella pide un coctel, algo con licor que le quite un poco la timidez. Él se decide por una cerveza o por un trago más fuerte.

Para muchos, el alcohol en menores proporciones les entrega fuerzas para establecer un diálogo con el sexo opuesto, para empezar una relación, para lanzarse al ruedo.

Lo mismo ocurre en una reunión social. Las personas están pasivas, tranquilas, escuchando música, pero en el momento de consumir el tercer trago se sienten con más capacidad para invitar a esa mujer que tanto les atrajo a bailar.

Pero no sólo al comienzo uno que otro traguito funciona. En la intimidad, muchas veces esa botella de vino, ese coctel, ese licor blanco, acompaña las veladas.

Incluso, algunas mujeres sienten que un licor les ayuda a dejar a un lado sus pensamientos moralistas, para desinhibirse y establecer una relación más abierta con su pareja y sin tantos remordimientos.

Todo depende del patrón cultural en el que crecieron. Pero lo cierto es que un trago está más de una vez apareciendo en este tipo de relaciones sociales como liberador de tensiones.

¿Hasta qué punto un trago es lo mejor para acercarse? ¿Hasta qué punto la persona se acostumbra al licor para escudar su timidez? ¿El trago une a las parejas?

El licor en pareja


Que una pareja pueda disfrutar una velada romántica al calor de unos vinos suena bien. Muchos no dejan pasar un aniversario sin disfrutar del momento acompañados de un buen licor, para brindar, para despertar más la sexualidad y para cumplir sin tantas máscaras sus fantasías.

Pero los expertos explican que una cosa muy diferente es terminar embriagado y hasta el punto de obligar a su pareja a realizar determinadas cosas que no le agradan en la intimidad. Incluso, la violencia puede aparecer y los tragos estropearán por completo la relación.

Señales de exceso de alcohol en la sexualidad

El experto Agustín Herrera de Arcos señaló los puntos que le indican que usted se está excediendo:

1. Al día siguiente no se acuerda de las situaciones.
2. Se acostumbra a consumir alcohol en exceso  para establecer cualquier tipo de relación.
3. La conducta varía y no responde por sus actos.
4. Comete equivocaciones, se va por donde no es y fácilmente consume alcohol en niveles altos. 

Vea además en la edición impresa

  • preguntas y respuestas / Agustín Herrera de Arcos Médico sexólogo
  • LISTA / Controle el licor
  • Cocteles, pasión y afrodisíacos

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad