jueves 03 de diciembre de 2015 - 5:01 PM

Sexólogo resuelve dudas de parejas

El médico y cirujano de la UIS Agustín Herrera de Arcos, máster en sexología y orientación y terapia sexual de la asociación española de psicología clínica y aplicada de España, resuelve dudas sobre la sexualidad en pareja para la revista ‘Solo para Mujeres’ de esta casa editorial.
Escuchar este artículo

* Pamela pregunta:
Noto que a mi pareja no le gusta mucho el sexo oral, pero para mí es indispensable. ¿Cómo hago para controlarme ante esto? ¿Cómo lo incito a que tengamos sexo oral y lo disfrute? Siento que esta diferencia podría terminar la relación, pero yo lo amo mucho.

* Respuesta: El goce del placer y de la experiencia sexual explícita, esto es, hacer sexo, necesariamente debe implicar a las dos personas con la voluntad de complacer y sentirse complacido. Quiere decir entonces que debe aprenderse, ya que no nacimos aprendidos. Pamela dice que a su pareja no le gusta el sexo oral y a ella sí, lo que significa que falta ese acople compartido el cual debe lograrse en un proceso de autoenseñanza en muchas ocasiones, o en el mejor de los casos, obtener una ayuda profesional idónea.

 

* Jimena pregunta:
¿Por qué a veces me resulta difícil llegar al clímax? ¿Qué tengo que hacer para que sea más fácil? ¿Por qué hay placer en el acto y mi cuerpo reacciona al contacto con mi pareja, pero no siempre llego al momento esperado?

* Respuesta: La respuesta sexual tiene una serie de etapas que empiezan con el deseo, que es natural en hombres y mujeres y que implica sentir gusto, querer tocar y ser tocado. El deseo, es el arranque de ese motor erótico de placer sexual.

La segunda fase es la excitación que sigue a ese deseo, en el cual se siente como un ‘fogaje’ corporal y que lleva a gozar el placer de la caricia y del toque corporal entre ambos. Para ese goce se necesita sentirse libre, embebido en la experiencia y termina con la excitación máxima que es el orgasmo. Si Jimena se excita, pero no logra orgasmo, indica que algo en su mundo no consciente está impidiéndoselo, bloqueándoselo. Es un mal síntoma, pero que con ayuda profesional especializada casi siempre se logra superar.

 

* Bárbara pregunta:
Mi pareja insiste en tener sexo anal, pero me da terror, no sé qué hacer si se llega aburrir de mis negativas. ¿Será que es algo normal en las parejas heterosexuales?

* Respuesta: Cualquier experiencia de orden sexual explícito debe involucrar a las dos personas, no es la voluntad de uno solo y debe, además, haberse aprendido, de lo contrario puede producir un disconfort muy maltratante en uno de los miembros o en ambos, en ocasiones de consecuencias no medibles a largo plazo. Bárbara, debes tener esto presente y compartir con tu pareja lo pertinente para superar este trastorno.

 

*Magda pregunta:
¿Cómo volver loco a mi chico en el acto, dónde tocar o besar para que se suba la temperatura?

* Respuesta: La temperatura se sube con el gusto recíproco, con el querer de ambos, no hay una fórmula mágica ni sitios mágicos. Cualquier parte corporal puede ser excitante y excitable si hay suficiente química entre los dos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad