miércoles 10 de diciembre de 2008 - 10:00 AM

Te invito a mi despedida de casada

La cita es en un bar de la ciudad. Allí estarán reunidas todas sus amigas para dar paso a una nueva celebración.

Disfrutarán un coctel mientras comentan anécdotas y comparten experiencias.

Muchas incluirán espectáculos, que lo harán  muy parecido a una despedida de soltera, pero no es así.

Ellas ya tuvieron su despedida de soltera hace mucho tiempo y ahora tienen un nuevo motivo por celebrar: su despedida de casadas.

Las anfitrionas, en este caso todo el círculo de amigas, le organizarán a la recién divorciada una fiesta con todas las de la ley.

¿Aló? Necesito una fiesta de divorcio

La famosa ‘fiesta de divorcio’ se posiciona cada vez más entre las opciones que brindan los organizadores de eventos especiales en el mundo.

Sólo se trata de recibir una llamada, preguntar cuántas mujeres asistirán, les preguntarán cómo quieren el lugar, si desean baile especial o el ritual de quemar el acta de matrimonio, fotos y hablar de la repartición de bienes.

Incluso habrá una fotografía de su ex pareja para que usted se desahogue lanzándole dardos.

Pero después de la fiesta, ¿cómo llegar a la casa para enfrentarse a la soledad de esa nueva etapa de divorciada?

A quemar la lista de defectos

¿Qué tan efectivo puede ser escribir uno a uno los defectos de su ex y quemarlos frente a sus amigos para decir adiós a esa vida tortuosa?
Elaborar esa lista y desaparecerla se convierte en un ritual en las despedidas de casadas.

Pero, ¿Qué tanto funciona?
Según explicó el psicólogo Carlos Maecha, tan sólo son técnicas para tratar de olvidar las personas.
'En un momento dado pueden ayudar, pero no se trata de eso, no es sólo identificar los defectos de la otra persona, sino mirar qué tan pertinente era o no continuar la relación'.


preguntas y respuestas
Carlos Maecha
Psicólogo

¿Es bueno disfrazar el dolor, y pasar después de una fiesta a enfrentarse a esa soledad?
No sé qué tan saludable sea esa celebración, pero si se mira desde el punto de vista del duelo, pienso que es un intento natural de las personas a tratar de compartir su dolor así como ocurre cuando alguien fallece.

Desde esa perspectiva es saludable porque se está haciendo un duelo, porque se ha perdido algo que era valioso, porque se perdió un proyecto de vida, un sueño.
Pero también la celebración puede ser un intento de enmascarar, de hacer una negación a un dolor;  es positiva si se está saliendo de una situación enormemente tortuosa.

¿Cuál es la mejor recomendación que se le puede dar a una persona que se divorcia?
Una separación implica una pérdida. La persona entra en un estado de frustración por no haber logrado lo que se quería conseguir, como construir una familia, un proyecto de pareja, terminar juntos en la vejez.

Por eso es importante la elaboración del duelo, que la persona se desligue afectivamente.
Puede ser que físicamente no se puedan separar porque comparten hijos, pero esa separación física, el no volverse a ver, ayudaría a facilitar el desprendimiento.

De no poder realizarse esa separación física, es importante que la persona tome la decisión de matar la relación.
El duelo no puede realizarse si existe de por medio esa esperanza, esa posibilidad de que la relación se reestablezca.

¿Después de una separación se puede contemplar una amistad?
La amistad se contempla siempre y cuando las condiciones de la separación sean sanas.

Si ya se ha presentado la muerte en la relación, el duelo, la aceptación la pérdida, y ya se puede empezar un nuevo proyecto, la persona puede establecer una nueva relación con su ex pareja porque ya no hay vínculo de deseo. Esta amistad se permite siempre y cuando se haya hecho la ruptura afectiva real.

LA VOZ DEL EXPERTO
¿Fiestas de divorcio?
Irma Socorro Rodríguez
Psicóloga


'Muchas veces esas celebraciones sólo se ven como algo simbólico, llegan como una moda y la persona acude a ellas para estar ‘in’, sin saber que todo eso es una pérdida de identidad. En esas fiestas pienso que no hay  un por qué como trasfondo, sino una forma de evadir la realidad. Las personas no lo hacen porque sientan que están siendo libres o rompiendo ataduras.

Más que una fiesta, lo importante es tener clara la decisión de la separación, ser conciente, no tener un complejo de culpa, no culpar al otro, sino saber que los dos fueron victimarios, saber decir adiós si no funcionó porque es lo más sano'.

¿Qué incluye la despedida de casada?

Lista de invitados íntimos
Transporte
Restaurante
Espectáculo
Quema del acta de divorcio en la fiesta

Lista con los aspectos negativos que marcaron esa vida de matrimonio para que no vuelvan a aparecer en sus vidas.

A la fiesta también se llevan regalos, desde spa, viajes de soltera, hasta electrodomésticos y artículos de decoración para su nuevo apartamento de soltera.
Se celebra que ya se haya aprobado el divorcio, que su pareja por fin decidió firmar los papeles, que resultó favorable la repartición de bienes.

La fiesta incluye decoración con mucho humor. En el ponqué se ubican pareja de esposos con sus respectivos trajes celebrando ese adiós.
Dentro de las opciones está lanzar dardos a la fotografía de la ex pareja.

Algunas personas incluyen strippers.

Dentro de los paquetes que ofrecen organizadores de fiestas de divorcios, está una visita al salón de belleza con todas las amigas, y cita a ciegas en un bar nocturno.  

preguntas y respuestas
Yolanda Hernández
Psicóloga


¿Qué tan beneficioso o perjudicial resulta para una persona que acaba de separarse este tipo de reacciones o comportamientos con fiesta incluida?
Considero  que  estas  celebraciones realmente no son beneficiosas,  pueden ocasionar una vana alegría, porque un divorcio o separación  significa una ruptura de una relación sentimental que ha dejado huella en las personas, pues son varios momentos compartidos y se torna aún más compleja la situación familiar cuando existen hijos.

La idea no es ahondar en la tristeza, pero sí reflexionar, analizar, evaluar  tranquilamente las  experiencias  vividas, con sus sinsabores y sus alegrías, para aprender de la vida y  crecer como personas.  Somos seres humanos con afectos y defectos en constante evolución.

¿Es bueno disfrazar el dolor, y pasar después de una fiesta a vivir el duelo, el sentirse sola?
Disfrazar el dolor  no es  bueno, de esta manera el duelo perdurará  por más tiempo, queriendo aparentar  lo que esconde  el corazón. En  primera instancia es  bueno estar sola  para  evaluar lo acontecido, estas decisiones afectan  el presente y futuro de las personas involucradas en la disolución de la relación familiar, luego es conveniente  exteriorizar  los sentires  a sus seres queridos y  con serenidad asimilar  la realidad.

¿Cuál es la mejor recomendación que se le puede dar a una persona que se divorcia?
Asumir con dignidad las decisiones tomadas y  pensar  que la vida continúa y por tanto tenemos que luchar con coraje; en psicología se denomina  'resiliencia'; es decir  aflorar la capacidad que tenemos los seres humanos para sobrellevar las dificultades y  salir  adelante.  
Fortalecer  la  vida espiritual  y  sentirse con alta autoestima, aprovechando los momentos vividos como un aprendizaje, con pensamientos  positivos y mejorando la calidad de vida  en familia en otras circunstancias.

¿Cómo se debe trabajar ese duelo?

La psicóloga Yolanda Hernández expresa que es importante trabajar desde el autoestima, el reconocimiento de los errores. Sin embargo, afirma que no se deben olvidar las grandes cualidades que usted posee y que le permiten desarrollarse    en las diferentes  dimensiones del ser humano. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad