domingo 05 de abril de 2009 - 10:00 AM

Tecnología Verde

Las grandes compañías han descubierto que ayudarse mutuamente a utilizar de forma más eficiente los recursos del planeta puede ser provechoso y además muy rentable.

La crisis económica y climática ha sido vista por muchos como una oportunidad para dejar atrás lo que no sirve y adquirir nuevas y más saludables costumbres.

Más de 100 años y todavía quiere cambiar el mundo

La compañía informática más grande del mundo, IBM (también conocida como Big Blue), anunció que ha logrado avances en su visionaria campaña ‘Un Planeta más Inteligente’.

Anunciada por la empresa en noviembre del año pasado, esta iniciativa propone modernizar todos los sistemas susceptibles de ser mejorados, desde el cultivo y recolección de comida o la administración de redes eléctricas, hasta la salud pública o los negocios, y recalca que, hoy más que nunca, estos sistemas están interconectados social, económica y tecnológicamente.

La campaña tiene como ejes principales la reactivación de la economía, el cuidado ambiental y la mejoría de la salud, tanto en términos de atención médica como de prevención de enfermedades causadas por el manejo de la comida.

Distribución de materia y energía

Esta semana IBM informó que desarrolló, junto con la empresa japonesa Onron, un sistema para hacer mucho más eficientes las operaciones de aprovisionamiento de materias primas y distribución de mercancía.

Éste no sólo ayudará a fabricantes y vendedores de todo tipo de productos a reducir costos, sino que disminuye las emisiones de carbón a nivel mundial.
Adicionalmente IBM trabaja con una empresa del gobierno australiano llamada EnergyAustralia, en un proyecto para instalar piezas de hardware en dispositivos de control y subestaciones de regulación del flujo eléctrico.

Esta tecnología haría posible manejar de forma mucho más inteligente las redes eléctricas, además de detectar posibles sobrecargas antes de que causen fallas y daños en ellas.

500 unidades del Modelo S están ‘reservadas’

Un modelo de la compañía Tesla Motors, ubicada en Sillicon Valley, California, podría convertirse en el primer automóvil exclusivamente eléctrico con capacidad comparable a la de cualquier otro vehículo, que sea producido en grandes cantidades.

De hecho, más de 500 unidades del vehículo, conocido como el ‘Modelo S’ se han vendido hasta la fecha.

Aunque tal vez el término ‘vendido’ sea un poco exagerado. Tesla Motors espera la aprobación de un préstamo de $350 millones de dólares por parte del Gobierno de los Estados Unidos. Con ese dinero la compañía construiría la planta de producción del automóvil y podría comenzar su producción.

Mientras tanto la empresa está aceptando ‘reservaciones’ para las primeras unidades que produzca. Cada reservación cuesta $5.000 dólares, y servirá luego como parte del pago del auto, cuyo valor total asciende a $50.000 dólares. En caso de que el proyecto no llegue a concretarse, el dinero será devuelto a quienes hicieron las reservaciones.

Hora de dar el siguiente paso

Después de la expansión del vapor, se usó la combustión de la gasolina para hacer el trabajo mecánico en los motores.

Han pasado muchas décadas desde entonces, pero la mayoría de los automóviles aún confían en explosiones controladas como forma de propulsión.

Los celulares, ordenadores y hasta los reproductores de música están cada vez más conectados; son capaces de reconocer otros dispositivos con sistemas como Bluetooth y señales infrarrojas, y pueden compartir información.

Gracias a aplicaciones como ‘Bump’, basta con entrechocar dos iPhones para que sus acelerómetros y un algoritmo en ‘la nube’ detecten la acción e intercambien teléfonos y otros datos en sus libretas de contactos. Así de fácil se ha vuelto conseguir el número de alguien atractivo, por ejemplo, en una fiesta.

Mientras tanto, un auto moderno es incapaz de reconocer a otros vehículos en el área y de salvar la vida de sus ocupantes tomando acciones inteligentes si reconoce una situación peligrosa.

Menos desgaste ecológico

Los sistemas de navegación, seguridad y hasta de entretenimiento han ido incorporándose a la realidad diaria del automóvil. Una compañía estadounidense ofrece módems que funcionan con las redes 3G y 3.5G, y proveen Internet a los dispositivos con tecnología Wi-Fi dentro de un automóvil, y aun así la electricidad juega un papel secundario en los autos.

Hacer que un vehículo funcione con energía eléctrica en vez de gasolina parece apenas lógico cuando se toma en cuenta que los autos están destinados a convertirse en máquinas inteligentes en el futuro.

Pero lo mejor de todo es que esa mudanza no sólo aceleraría el proceso de evolución de los automóviles. Si las redes eléctricas se vuelven mucho más eficientes y se aprovechan nuevas fuentes de energía, los autos eléctricos podrían hacer mucho menos daño al planeta y gastar significativamente menos sus recursos.

Cambio a favor de la inteligencia

'La tecnología está disponible, y es económicamente viable' es una de las frases con las que ‘Un Planeta más Inteligente’ justifica su propuesta de cambio y modernización. Según la campaña, varios factores importantes invitan a realizar cambios drásticos en la forma en que funciona el mundo, especialmente en el área tecnológica.

Uno de ellos es la ‘instrumentalización’ que se ha dado en las últimas décadas; a sólo meses del 2010, hay aproximadamente 1000 millones de transistores por cada ser humano en el planeta. El costo de cada uno de ellos es terriblemente bajo: 10 millones de transistores cuestan apenas 1 centavo de dólar americano.

Por otra parte, todas las cosas están interconectándose en grandes sistemas, que a su vez están íntimamente vinculados unos con otros y la cantidad de información que producen aumenta de forma exponencial.

Finalmente, hay formas cada vez mejores de algoritmos y sistemas que analizan toda esa información para tomar decisiones y acciones que hacen que el mundo funcione de forma más inteligente. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad