sábado 15 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Todos tuvimos un pasado

Muchos hacen la advertencia antes de que comience una relación: 'lo mejor es que si usted siente química con esa persona, no hable de su pasado'.

Pero en otras oportunidades, usted no tiene ni idea de que va a terminar en un romance con ese amigo o con esa amiga.

Por eso, un par de veces antes de consolidar la relación, el tema de conversación de sus salidas fueron una que otra confesión de los episodios tormentosos con su ex.

Hablaron una que otra vez de esas noches fantásticas, de cómo fue el romance y hasta de los planes que tuvieron para casarse.

De esas eternas conversaciones, pudo quedar sobre el tintero comentarios sobre su amigo que siempre estuvo perdidamente enamorado de usted. Y lo peor es que usted dio cuanta especificación de él pudo, nombre completo, a qué se dedicaba y dónde vivía.

Comenzó la relación

La relación va viento en popa, pero usted, que fue el confidente de su pareja, vive con ese fantasma presente.

Y es que aunque nunca tuvo problemas con eso, de un momento a otro empezó a atormentarle esas historias, comenzó la desconfianza, a sentir que así como ella vivió ese pasado alguna vez, puede volver a repetir determinados comportamientos o errores.

Si usted se siente identificado con este relato, seguramente se está creando cucarachas en la cabeza.

Lo mejor es que recuerde que todos tuvimos pasado, que usted también lo tuvo y que eso se quedó atrás.

Espante ese fantasma y ponga los pies en la tierra. Con total madurez admita que su pareja no es un monje sin pasado o una monja que no tuvo antes de usted una relación.

¿Le hierve la sangre?: ¡Cálmese!

'Cada vez que escucho el nombre de ella, se me arruina el día'
'No quiero que ellos se encuentren nunca más en la vida'.
'Por qué tendrán que hablarse aún, después de todo lo que pasó'.

¿Y si a mí me hace lo mismo?
Usted está propiciando arruinarse el día, ponerse de mal genio y terminar dañando no sólo los momentos sino la armonía en la relación.
Pregúntese:

¿A quién le está dando gusto con su rabia, ante una situación que fue del pasado?
Seguramente usted no sólo le está dañando el día a su pareja, sino que se está atacando así mismo con ideas e ideas que toman cada vez un tamaño más grande.
Incluso si lo mira por orgullo, esa persona del pasado no tiene idea que está ganando en ese momento y está dañando esa bonita relación.

Si lo piensa de forma más sensata, ¿no le estará dando usted vida a esa fantasma?, ¿no estará dándole usted la importancia a ese recuerdo, a ese personaje y se está ubicando en un puesto inferior a él o a ella?

Crea en usted.
Seguramente si está convencido o convencida de lo que vale y de lo orgullosa que está su pareja por tenerla al lado, se extinguirán de inmediato esos fantasmas.

Al mejor estilo de los cazafantasmas: Elimine esos monstruos

1. Entienda que la relación entre ustedes dos comenzó de cero.
2. Cuando se le venga a su mente un recuerdo del pasado de su pareja, de inmediato bloquéelo con frases realistas como: 'en esa época ella era más inmadura', 'en esa época él todavía no tenía los pies sobre la tierra'.
3. Cuando llegue la desconfianza, recuerde cuánto lo ama su pareja y cuántas razones le ha dado para demostrárselo. Mire los sacrificios que hace a diario por usted y la entrega que tiene a la relación.
4. Recuerde que usted también tuvo un pasado, diferente, quizá más intenso, menos intenso, pero eso fue pasado y que no le gustaría que su pareja actual lo estuviera juzgando todo el tiempo.
5. En el momento en que atormenten esos episodios del pasado, lo mejor es que usted recuerde que uno de los anhelos de su relación es que no sólo pueda ser la pareja  de ella o de él, sino la amiga o el amigo. No quedan bien reclamos sobre asuntos del pasado, pues estos, seguramente, cerrarán las puertas a la confianza y la camaradería.
6. Cambie la frase 'donde hubo fuego cenizas quedan' por 'agua pasada no mueve molino'. Además si su pareja decidió estar con usted, es porque así lo quiere. De lo contrario, no se hubiera involucrado en una relación seria con usted.

LISTA
Errores que no debe cometer


1 Preguntar y preguntar siempre por lo mismo como si se tratara de un interrogatorio. De un momento a otro, sin estar tocando el tema, usted se eleva y sale con una pregunta sobre el pasado de su pareja.
2 ¿Será que la dejó? No me convence su pasado y es seguro que como su esposo no estaría tranquilo. Hay personas que son capaces de sacrificar una buena relación y sentimientos sinceros, tan solo porque se les fue el sueño desde que su pareja le habló de su pasado.
3 Por lo general, ese tipo de tormentos ocurre cuando alguien empieza una relación con una persona divorciada. ¿Acaso ellas no tienen tiempo de volver a intentarlo en el amor?
4 Formular preguntas con su actual pareja como ¿con cuántas personas has estado? Incluso, agotar la paciencia del otro con preguntas como ¿harías por mí alguna vez eso que hiciste por ella o por él?

preguntas y respuestas
María Cristina Botero Mejía / Psicóloga


¿Por qué hay personas que no son capaces de entender que su pareja también tuvo pasado? Las personas pueden vivir las relaciones de pareja desde dos enfoques: desde una mirada infantil o adulta. Pero aquellas que ven la vida desde esa necesidad infantil y no aceptan el pasado del otro, es porque no resolvieron muy bien sus relaciones. Por eso, la persona se vuelve demandante con su pareja.
¿Cómo no crearse esos fantasmas con el pasado del otro? Es importante que cuando empieza un noviazgo, no indague mucho sobre  las relaciones anteriores. Muchas personas cometen el error de preguntar cómo eran sus encuentros sexuales, y eso lo único que hace es deteriorar la relación de pareja. Lo importante es aprender de la vida del otro, entender que detrás de ese otro hay todo un sistema familiar que trae consigo esa persona y eso no se puede desconocer.
¿Cómo alejar esos miedos internos? Es necesario aceptar que nosotros también pasamos por diferentes relaciones y que de esas vivencias aprendemos, vamos recorriendo un camino hasta que llegamos a la persona que efectivamente es. Lo importante es entender que todo es parte de un aprendizaje. El encuentro de dos personas es un encuentro de dos biografías que coinciden en un momento determinado, en el tiempo de sus necesidades entrecruzadas, necesidades que fueron formadas durante la niñez; o bien antes, desde sus abuelos o quizás antes.

Miguel Ángel Cárdenas
Psicólogo


¿Qué pasa con las personas que se empecinan en conocer el pasado de su pareja? Hay una base de inseguridad, este tipo de personas viven pendientes de los errores que pudo cometer el otro y eso tiene que ver también con ese miedo de ser aceptado él como es. Incluso hay personas que se obsesionan y quieren conocer más sobre ese pasado. Lo peor de todo es que cuando lo conocen, no son capaces de aceptar que ya pasó y nunca llegan a valorar al otro.
¿Cómo enfrentarse a esos miedos internos o fantasmas del pasado de la pareja?
La persona que experimenta esos temores debe poner bastante de su parte y saber cuáles cosas lo atormentan, lo inquietan y empezar a callarlas. Él mismo debe hacer ese trabajo de bloquearlas de su pensamiento, de cambiarlas por ideas positivas de su pareja y de la relación.
Es importante que la persona recuerde que todo es base de la confianza que se tenga en la relación y eso se cultiva con los dos.
Por eso, también es importante que la pareja colabore con ese proceso a partir del diálogo. Con ciertas expresiones que den seguridad, con un detalle especial, se puede colaborar en ese proceso.
¿Hablar o no hablar del pasado?
Es bueno conocer quién fue la otra persona en el pasado, pero no predisponerse con eso que pasó.
Lo mejor es no entrar en detalles, porque van a seguir apareciendo cosas que tarde o temprano podrá dañar la relación. La persona puede preguntar cuántos divorcios has tenido pero no más.
También hay momentos en la relación para compartir esas experiencias, se trata de abrirse a la confianza del otro. Pero hay situaciones que definitivamente se callan, porque no son importantes para la otra persona y porque quedaron en ese pasado.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad