domingo 02 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

Una enfermedad me cambió la vida

Aún no salgo de mi asombro al poder comprobar el cambio tan radical que ha dado mi vida luego de haberme enterado que tenía cáncer gastrointestinal.

El tratamiento comenzó hace unos 8 meses y gracias a Dios mi organismo ha respondido positivamente al tratamiento establecido por el médico que me viene tratando.

En un principio fue terrible porque pensaba que me iría a morir. Pero gracias al apoyo de mi esposa, los hijos y amigos cercanos, logré sacar fuerzas de donde no tenía para realizarme el tratamiento y me curé.

La vida desde aquel instante me cambió radicalmente. Comparto mi caso como un hecho que transformó mi vida y me permitió valorar a mi familia y el trabajo y lo que hago en este mundo.

Esto no se lo he expresado a nadie. Quisiera saber ¿cómo les puedo compartir a los seres que amo lo que siento? Gracias por su ayuda.

RESPUESTA


Distinguido señor: Dios y la vida le ha permitido disfrutar de una segunda oportunidad para continuar la lucha existencial.

Es por decirlo de alguna manera 'un ser privilegiado'. Esto amerita un gran compromiso, un cambio de actitud ante la vida.

Debe por lo tanto expresarlo ante su familia en un lugar especial, lejos de casa, en un ambiente campestre, alejado de la cotidianidad y el estrés.
Les dirá: Este es un momento especial en mi vida donde quiero exaltar el valor e importancia de mi familia.

Hoy cuento con salud, tranquilidad, alegría y felicidad, luego de haber pasado una penosa enfermedad.

Doy gracias a Dios por tenerlos a mi lado. Sin ustedes no habría valido la pena luchar ni seguir viviendo.

Benditos sean todos por permitirme continuar a su lado, disfrutando de su presencia y especial forma de ser. Hoy y siempre los amaré.

REFLEXIÓN

En un instante y como consecuencia de un ¡sí o un no! su vida puede cambiar radicalmente.

Muchas experiencias, situaciones, momentos o condiciones especiales han logrado alterar la visión realista de su presente y las expectativas de su más inmediato futuro.  

Tenga la disposición, serenidad y carácter para enfrentar aquellas etapas de dificultad o perturbación que nublen o afecten su salud física o mental.
Asúmalas con valor mirándolas como algo bueno para su vida porque todo tiene una razón de ser.

Es un reto personal que le permitirá crecer interiormente, dejando a su alrededor recuerdos inolvidables. ¡Ya lo verá!

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad