domingo 31 de enero de 2010 - 10:00 AM

Yo soy feliz

A pesar del fracaso que obtuve en los negocios el año anterior siento una gran felicidad al saber que tengo el respaldo de mi familia y mantengo una fe profunda. Siento que Dios me puso esta prueba para demostrar lo capaz que soy.

Con mi esposa hemos formado un equipo que afronta con valor esta fuerte oleada de la cuál aprendí muchas cosas.
Lo importante es no desfallecer y seguir con la frente muy en alto buscando caminos de solución y demostrando que de los fracasos se puede llegar al éxito.  

RESPUESTA

Distinguido señor: Gracias a su fe y perseverancia se abren caminos de esperanza en aquellos momentos de incertidumbre, dolor e inseguridad, La interpretación que cada uno hace de tales situaciones impulsa obrar con claridad y precisión o por el contrario con indecisión, confusión o desconfianza.  

La razón de su existencia, el motivo para continuar la lucha existencial ha sido su familia. Su esposa es un ser especial, que le impulsó mantenerse firme a pesar de las circunstancias. He ahí la fuerza que le permitirá surgir en medio de las adversidades. Continúe ¡adelante! sin mirar atrás.

REFLEXIÓN


Mientras subsista la fe todo lo malo pasará, porque mágicamente aparecerá esa fuerza poderosa que le impulsará enfrentar el dolor y sufrimiento dejando atrás esa sensación de impotencia y desvanecimiento que nubla el entendimiento y coarta el poder transformador de la esperanza..

Aprenda de los errores. El perdón y la reconciliación debe ser la conducta de aquellas personas que han logrado crecer, venciendo la rabia, el rencor, el egoísmo, la duda e inseguridad.

No permita que los conflictos le impulsen obrar apresuradamente, dejándose llevar por sentimientos negativos que impedirán usar rectamente la razón. Emprenda ese camino conscientemente  dando muestra de respeto por el otro, escuchándole, comprendiéndole y valorándole.

De igual manera debe obrar ante los sucesos del diario vivir aceptándolos con serenidad y realismo sin dejarse anular, mucho menos desmotivar, porque posee aquel poder interior llamado amor, que cree y fortalece a pesar de las circunstancias.   El sentido común y la intuición hacen parte del caudal creativo y transformador que despliega su ser en momentos de duda, inseguridad e incertidumbre.

Jamás olvide: Crea, haga y agradezca. Todo se resolverá siempre y cuando mantenga la fe y esperanza vivas. Aprenda de las experiencias y esté listo para enfrentar el porvenir sin desfallecer un solo instante.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad