domingo 04 de octubre de 2009 - 10:00 AM

Yury Ferreira

Y es precisamente un nuevo reto el que tiene esta bella mujer al interpretar a ‘Renata’ en la producción ‘Las muñecas de la mafia’.

Recordada por su participación en ‘El último matrimonio feliz’ donde ‘Yorley’, su papel en esta novela, se ganó el cariño y Yury la admiración de los televidentes, con ‘Renata’ espera seguir cosechando nuevos triunfos. Esta santandereana visitó las instalaciones de esta casa editorial y esto fue lo que nos contó.

Preguntas y respuestas

¿Cómo se ha ido sentido en su faceta de mamá?
Yury Ferreira: Súper bien, espectacular, es muy emocionante, es una etapa de mucho aprendizaje, nuevas experiencias, feliz, me siento completa, me siento plena.
¿Qué ha sido lo más duro?
Al principio me daba un poco duro levantarme en la noche, pero Fabián me ayudaba a sacar los gases que es la etapa más aburridora.
¿Cuál es el mejor consejo que le han dado?
Muchos, por ejemplo la Maizena en la colita para refrescarlos.
¿Cómo hizo para recuperar su figura en tan poco tiempo?
Yo hice ejercicio durante el embarazo, después no he podido hacer. Lo que hace uno durante el embarazo: cuidarse,  ca-minar, todo eso sirve y ayuda para que la recuperación sea más rápida, a mi también me ha ayudado la lactancia y que yo como muy bien, cada tres horas, muy sano por ahí dos veces a la semana me desordeno pero es muy importante la alimentación porque cuando se está lactando necesitas muchas vitaminas y fuentes de proteínas para el bebé.  
Que heredó Lucía de la mamá y del papá
Del papá todo y de la mamá nada… (risas), Fabián dice que de la mamá sacó mi tranquilidad.
¿Cuál es la palabra que más le gusta?
Puedo, yo puedo.
Un miedo por superar
A la oscuridad
¿Cómo descansa?
En mis días de descanso me encanta pasarla en familia con Fabián, Lucía, ir a nuestra empresa de dulces, salir a comer o cuando vengo a Bucaramanga estar encerrada en mi casa con mis papás y mis hermanas.

Recordar es vivir
¿Cómo era de niña?
Muy dañina, muy juguetona, muy inquieta, muy gritona, pero una infancia muy feliz.
¿Qué conserva de su niñez?
Todo, conservo mi niña interior muy intacta.
¿Qué escondía debajo de su cama?
De todo…(risas) cuando dañaba las cosas las escondía debajo de mi cama.
¿Cuál fue su peor castigo?
Me regañaban mucho por ser dañina, pero castigo fuerte no.
¿Con cuál canción aprendió a bailar?
Con las de Rikarena.

Sólo la verdad
¿Qué la hace llorar?
La injusticia, la hipocresía, casi todo me hace llorar, una película…
¿Qué extraña de su tierra?
A mi familia, el clima, la comida de mi mamá y la que hacía mi nonita.
¿Cada cuánto visita Bucaramanga?
He tratado de venir cada dos o tres meses, pero llevaba 6 meses sin venir.
¿Qué le falta por tener?
Todo lo he tenido gracias a Dios, todo lo que le he pedido, el me lo ha dado.
¿Cuál momento de su vida repetiría?
Todos… (risas), me siento contenta con lo que he vivido y con lo que Dios me ha dado, muy pero muy contenta.
¿Y cuál borraría?
No borraría, tal vez hay cosas que no me gustan en el momento pero me hacen crecer como persona, entonces estoy de acuerdo con todo.
¿Cuántas veces se mira al espejo al día?
Cuando me levanto, cada vez que voy al baño, cuando me voy a retocar, muchas… (risas), cuando estoy maquillada muchas, cuando estoy sin maquillaje casi no.
Tres deseos que le pediría al genio de la lámpara
No se pueden decir… risas…
¿Qué cirugía le gustaría hacerse?
No, no quiero cirugías
¿Quién es la persona que más la llama al celular?
Mi esposo, mi mami y mi papi.
Una costumbre
En este momento chatear con Fabián.
¿Qué es lo primero que hace cuando se levanta?
Orar, saludar a Fabián y saludar a Lucía.
¿Qué le gusta desayunar?
El batido que nos inventamos en mi casa.
¿Qué disfruta más el día o la noche?
Los dos dependiendo, el día lo disfruto mucho porque hago muchas cosas, la noche la aprovecho para dormir… me encantan los dos.
¿Quién es el amor de su vida?
Yo pensaba que el amor de mi vida era mi esposo pero ahora esta Lucía, ahora tengo dos amores.
¿Cómo le dicen en su casa?
Yulita.
¿En su casa en qué oficio se raja?
En ninguno.
¿Y por qué molesta?
Por el desorden.
¿Cuál es su clave para ser feliz?
Sonreír.
¿Cuál es su rasgo más
santandereano?
El genio…(risas)
¿Qué la pone de mal genio?
Muchas cosas, lo que pasa es que yo soy una persona que me callo las cosas y estallo cuando ya han pasado, pero me pone de mal genio que la gente sea aprovechada,  la gente hipócrita y las injusticias.
¿A quién le cree?
A mi esposo, a Lucía, a mi papi, a mi mami, a mis hermanas, a toda mi familia.
¿Cuándo dice mentiras?
Trato de no decir mentiras y no me gustan las mentiras, muy de vez en cuando me toca o tengo que hacerlo, lo hago pero es muy poco.
¿A quién le pide consejos?
A mi esposo y a mami, a mi papi y mis hermanas les pido su opinión.

Su trabajo
‘Renata’ es su nuevo
personaje, cuéntenos un poco de ella…
Es una niña muy ingenua, amante de su familia, de su mamá y de su papá, de pocos recursos económicos. Viven en una vereda y ella por ayudar a su papá empieza ha perder la dignidad.
Fue difícil dejar a ‘Yorley’ para interpretar este nuevo papel
Sí claro, este es un personaje completamente diferente, con otros sentimientos, otra forma de pensar, de sentir, de ver la vida, fue un poco complicado pero me gusta aceptar diferentes retos.
¿Cómo fue la preparación de este personaje?
Cuando a mi me entregaron el libreto estaba toda la historia, no me dieron perfil, nada y a partir de eso empecé a leer y volvía  a leer para encontrarle el perfil a ella, la forma de sentir, de pensar, de comportarse, pero más o menos fue creado internamente, no es un personaje que yo diga hablé con niñas porque no, fue creado con base en lo que me dieron a  mi.
¿Cómo ha sido trabajar con Amparo Grisales?
Bien, ella es una mujer profesional en su trabajo, es una mujer muy respetuosa, a la cual le tengo mucho respeto, es una mujer que se ha ganado el respeto y la admiración con todos los años que lleva de trabajo en el medio.
¿Por qué hay que ver ‘Las muñecas de la mafia’?
Porque es una realidad que se vive hoy en día en Colombia. Mucha gente dice que es una apología al delito pero no es así,  simplemente es una realidad que se vive en el país y me parece muy interesante desde el punto de vista que los papás para que la vean. En este tiempo los adolescentes o los niños desde los 12 ó 13 años piensan de una manera muy adulta y se empiezan a meter en cosas que de verdad no deberían meterse. Son casos que les sirven a los papás para que se pellizquen y se ganen la confianza de sus hijos y aprendan a preguntar y les enseñen que eso no se debe hacer.


En pocas palabras

Un color: Rojo
Un libro: Tu mejor vida ahora.
Un lugar paradisíaco: San Andrés.
Un nombre: Fabián y Lucía.
Una comida: Cazuela de mariscos y todo lo que prepara mi mami.
Un día: domingo.
Un cantante: Vicente Fernández.
Un momento: El nacimiento de Lucía.
Un agüero: Hablar con mis papás antes de arrancar algo importante.
Un regalo: Los que me da Fabián.
Un defecto: Indecisa.
Una cualidad: Muchas.
Una tradición familiar: Los 24 y los 31 reunirnos.

Auto evaluación

Califíquese de 1 a 5 en las siguientes preguntas:

Cuánto tienes de rumbera:     1
Cuánto tienes de juiciosa:     5
Cuánto tienes de romántica:     5
Cuánto tienes de malgeniada:     2
Cuánto tienes de dormilona:     2
Cuánto tienes de orgullosa:     0
Cuánto tienes de chef:         5
Cuánto tienes de puntual:     4
Cuánto tienes de antojada:     5

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad