martes 27 de septiembre de 2022 - 2:28 PM

¿Quiere comer delicioso y, además, relajarse? El nuevo libro de María Villegas le muestra cómo

A lo largo de su carrera como chef y autora de 12 libros de cocina, María Villegas ha desarrollado un recetario amplísimo del cual se extrajeron más de 40 menús completos, con el fin de solucionar la pregunta diaria en la mayoría de las casas ¿Qué comemos hoy?

En ‘Día a día, ¡Relájate y come delicioso!’ se plantean menús variados y que abarcan más de 5 semanas completas sin necesidad de repetir ningún plato.

Adicionalmente, el libro está complementado con secciones de sopas, desayunos, ensaladas, salsas, smoothies, recetas para los niños, snacks, bebidas y postres que rompen su estructura con sorpresas para encontrar opciones para todos los gustos y momentos, tanto de la vida cotidiana como de las ocasiones especiales. Todas las recetas han sido probadas más de 10 veces, lo que garantiza el resultado impecable a la hora de la preparación.

Además, el libro está lleno de fotos frescas y modernas de cada uno de los platos, aprendizajes, historias, consejos y recetas complementarias para consentirse en cada momento del día.

Vanguardia habló con María Villegas acerca de su libro y los beneficios de acercarse a la cocina.

¿Qué la motivó a escribir este libro?

“Quería hacer un libro súper práctico. He escrito muchos libros de cocina, crecimiento personal para niños y hace unos 14 años que no lanzo un libro de cocina. Quería hacer un libro más allá de un libro de recetas, por un lado, en donde le solucionara a las personas su día a día. A mi, personalmente, me desespera la preguntadera en mi casa: ‘qué vamos a hacer de comida’. Y uno tiene mil cosas. Trato de irme aligerando la vida un poco en ese sentido. Ese tipo de preguntas me desesperan.

Con este libro quería solucionar esa pregunta, pero también quería conectar con las personas desde otro lugar. Para mí la cocina es un espacio de introspección, de meditación, disfrute, de Mindfulness y también para compartir con mis hijas, mi familia, para demostrarles amor de otra manera”.

“Qué comemos hoy es una de las preguntas más importantes porque, además, en este tiempo pensamos un poco también en lo saludable, ¿cómo escogió las recetas que aparecen en el libro?

“He trabajado como coach de salud y vida durante muchos años. Arranqué con el coaching de salud y nutrición con un énfasis en salud intestinal por un tema personal que tuve que aprender a sobrellevar y durante años le ayudé a las personas a sanarse, a través de la alimentación y el estilo de vida saludable porque en eso consistía mi trabajo.

Desde hace unos cinco años o seis años cambié mi práctica de coaching por la hipnoterapia clínica y lo trabajo desde una manera diferente.

Hay algunas personas a quienes acompaño también desde el coaching nutricional porque vienen a trabajar temas de colon irritable, colitis ulcerativa, así que lo trabajamos desde la hipnosis porque es muchísimo más rápido de conseguir resultados. Como tengo este entrenamiento, tengo muy presente que uno se alimente de la mejor manera posible y las recetas de este libro tienen ingredientes naturales.

Uno puede darse la licencia de comer un poquito de todo, personalmente soy del estilo de que si uno no tiene una alergia muy severa o una restricción verdaderamente médica, debería comer para disfrutar la vida, la naturaleza, para gozarse esos ingredientes deliciosos a los que tenemos acceso.

Hay licencia de postres para esos momentos ocasionales en donde queremos darnos un pequeño gusto.

Así como a mí me gusta tener ese 80% del tiempo tomando las mejores decisiones, un 20% del tiempo disfrutas y comes esas otras cosas que no son para todos los días.

El libro está pensado así: las recetas las escogí pensando que haya espacio para jugar y un par de días que fueran vegetarianos. Que fuera verdaderamente muy variado, muy colorido.

Y que también fuera variado en el sentido de que hay días en que uno quiere comer un poco más liviano o un poco más completo, donde tiene más tiempo para cocinar y días donde quiere hacer menos”.

A muchas personas no les gusta cocinar, pero usted nos cuenta que la cocina le ha traído muchas experiencias positivas, ¿cómo motivar a quienes no quieren cocinar y qué recetas les pueden funcionar?

“Uno no puede forzar que alguien a le guste algo que no le gusta. A mí personalmente lo que me cautiva de la cocina y creo que podría ser un gran incentivo para acercarse a ella es el tema de la conciencia plena y el mindfulness, tener en cuenta que estamos pasando demasiado tiempo con dispositivos electrónicos y que esos espacios de conciencia plena, de quietud, donde uno pueda permitirse fluir con sus sentidos verdaderamente lo recargan.

Abordar la cocina desde un lugar más terapéutico en donde uno pues, eh? No está haciendo algo, simplemente que le gusta o que no le gusta, sino algo para desconectarse.

Lo que es lindo de mis recetas que están ensayadas muchísimas veces. Si siguen la receta les va a quedar muy bien y pueden aprender. Pueden ir siguiendo el paso a paso, se pueden dividir en familia, es un trabajo en familia delicioso.

Diría que darle la oportunidad a ese espacio para cerrar el día o por lo menos un día a la semana o reunirse con otras personas es una de las cosas más terapéuticas que he hecho en mi vida”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad