miércoles 18 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

Es mayor (o menor) que yo

Para muchos, la amistad, por más desdeñable que sea, se forma de manera natural con los vecinos de la infancia y con los compañeros que poco a poco aparecen en nuestras épocas de estudiantes.

Sin embargo, algunas amistades son difíciles porque enfrentan una diferencia que para la sociedad es muy difícil de salvaguardar: la edad. 'Conocí a un niño hace 5 meses. Somos muy amigos. El problema es que él tiene 13 años y yo acabo de cumplir 18. No me interesa la diferencia de edad, pero no sé qué dirán los demás', cuenta José Miguel, quien estudia primer semestre de Ingeniería mecánica en una reconocida universidad de Bucaramanga.

José Miguel tiene razón en estar preocupado. Según cuenta, los padres de su amigo no lo ven con buenos ojos.

'Siempre nos decimos que seremos los mejores amigos. Pero la verdad prefiero no ir a su casa porque piensan que estoy interesado en él y eso no es verdad'.

También en su casa se preocupan. 'Mis padres no quieren saber nada de mi amigo porque piensan que tendré problemas con sus padres y que eso generará una serie de ideas en las demás personas que piensan que mi interés no es sincero'.

José Miguel se mantiene en que su amigo es maduro para su edad y que tienen temas en común como los videojuegos.

Según Camilo Suárez, psicólogo juvenil, existen ciertos intereses y una que otra etapa de la vida que permanece en la mente de los jóvenes a pesar de que se haya avanzado en edad.

'Algunos gustos de los primeros años de la adolescencia como los videojuegos, no cambian con la edad. En ocasiones se mantienen o regresan cuando somos mayores', explica el psicólogo.

Esta puede ser una de las razones por las cuales la relación de José Miguel y su amigo de 13 años parece tan fuerte, porque comparten un gusto común y se divierten juntos.


Madurez e inmadurez

'Cuando el ambiente es propicio y han sido estimulados en su desarrollo intelectual, algunos chicos en la preadolescencia suelen ser tan interesantes y activos como lo sería un joven universitario', comenta el psicólogo Camilo Suárez.

'También se da el caso contrario, en el cual un joven terminando la universidad puede tener aún intereses infantiles y encontrar un verdadero desahogo con los chicos más jóvenes, usualmente amigos de sus hermanos o de sus primos menores', explica Suárez.

Este parece ser el caso de Nicolás de 20 años y José Rangel, de 15.

'Somos muy unidos, nos llevamos bien desde que lo conozco, vamos a todos lados juntos, nos tenemos mucha confianza a tal punto de contarnos todo. Yo le ayudo con las niñas que le gustan y lo mismo él conmigo'.

Para Nicolás la base de su amistad es la inocencia que aún conserva.

'Lo que pasa es que yo tengo 20 pero soy muy inocente creo, me comporto como si fuera de 17 o algo así, no es que sea inmaduro sino inocente'.

Los padres de Jose, al igual que en el caso de Miguel, no están de acuerdo en que su hijo tenga un amigo tan mayor.

'Un día escuché que su papá había dicho que a él le parecía raro que fuéramos tan amigos y que yo fuera mayor. Yo nunca he tenido ninguna intención más que ser amigos, me gustan las mujeres y a él también'.

Debido a la situación, las dudas rondan a estos jóvenes: ¿deberían terminar con esta amistad?

'Tengo muchos amigos de mi edad y mayores que yo, pero no me llevo tan bien ni tengo tanta confianza como con Jose', finaliza Nicolás.

Para Carlos Domínguez Moreno, docente de Psicología de la UPB y especialista de la Universidad de Granada, España, 'la amistad es el vínculo más universal, en el que participan los tipos humanos más diferentes en edad, condición o cultura. Este vínculo puede  sortear las diferencias de edad, de cultura o de creencias. Ni la edad, ni el sexo, ni la cultura son una frontera para este tipo de vinculación humana'.


LA VOZ DEL EXPERTO

Para tener en cuenta

Trinidad Aparicio Pérez

Psicóloga clínica, especialista de la Universidad  de Granada

1. Edad en la que se inicia la relación: en el caso de la amistad hay que tener en cuenta que la diferencia de edad resulta beneficiosa si se trata de la veintena y la treintena, porque es cuando más se pueden compartir experiencias. En el amor hay que tener cuidado porque si alguno de los dos está en la adolescencia y el otro ha pasado esa etapa hace mucho tiempo, los roces se harán evidentes.

2. Cuando es mayor: si la pareja o el amigo son mayores se puede sacar provecho de sus experiencias, pero hay que tener en cuenta que seguramente sus objetivos son diferentes.

3. Cuando es menor: en una pareja o en la amistad, las personas menores brindan alegría, pero a la vez representan una gran responsabilidad porque hay etapas que deben cruzar y verán en ti una guía.

4. ¿Cómo actuar ante la sociedad? Es importante dejar en claro a los otros amigos las virtudes de tu amistad y por qué te beneficia.

 

línea de tiempo

Casos extremos

Con 10 años de diferencia:

Usualmente esta clase de amistades se dan por la afinidad en temas muy específicos como la coincidencia en un trabajo. Estas relaciones laborales que traspasan ese límite también se convierten en romances con alguna frecuencia.

Con más 20 años de diferencia:

Usualmente pasa con los profesores y alumnos que coinciden en sus temas de interés y quizá la manera de abordarlo, debido a esto desarrollan un vínculo más profundo que se convierte en amistad. En algunos casos, el afecto se transforma en amor.

Con más de 30 años:

Estas amistades o amores se consiguen con frecuencia en las carreras artísticas debido al interés del más joven por adquirir experiencia y del mayor por contagiarse de energía y vitalidad.


EN EL CASO DEL AMOR

'Tengo 22 años y me enamoré de mi profesor que este mes cumplió 47 años. Es terrible porque dejé a mi novio de 23 años y me busca insistentemente. Estoy muy confundida porque siento cosas hermosas por mi profesor. No quiero aceptarlo pero creo que todos en mi familia tienen razón: es muy viejo para mi', este es el sentimiento de Jimena, una joven que acaba de terminar su carrera como administradora de empresas. Aunque ella lo comprendió ahora, para muchos y muchas el amor no tiene límite de edad y es posible sacar a flote una relación con una diferencia de edad tan grande.

'Las parejas formadas por personas que difieren mucho en edad tienen dificultades añadidas a las de cualquier otra. Se debe ser consciente de ellas y de cómo solucionarlas', opina Esteban Cañamares, Psicólogo Clínico y Sexólogo de la Universidad de La Sabana.

'Quince años o más de diferencia entre una persona aún joven, de menos de 25 años y su pareja de 20 o más años entre una persona ya madura y su compañero sentimental, constituye una dificultad extra en cualquier relación. Si la diferencia es de 25, 30 o más años los problemas añadidos son de tal magnitud que ignorarlos constituye una temeridad'. añadió el profesional.

 

LA VOZ DEL EXPERTO

JESÚS T. SALDAÑA

Psicólogo Juvenil U. La Sabana

'En su búsqueda de una identidad los jóvenes tienden a encontrar afinidades con sus pares y encuentran en la amistad el refugio adecuado para la vivencia de una falta de comprensión social y familiar. Los amigos pasan a ser el grupo de personas con quienes más se divierten, en donde se sienten plenamente comprendidos, en donde pueden ser ellos mismos sin temor a ser juzgados o reprimidos'.


LISTA

Hay que preocuparse si…

1 Cuando pasas tiempo con tu amigo te sientes incómodo (a).

2T e presiona para que hagas cosas que no quieres.

3 No sientes que encajas en su mundo de manera natural.

4 No conoces mucho sobre sus planes y proyectos.

5 No es totalmente sincero contigo y te miente en temas importantes.

6 No quiere que tus padres lo conozcan y se avergüenza de ti.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad