miércoles 16 de septiembre de 2009 - 10:00 AM

¡Me quiero casar!

La boda se realizó en un prestigioso club de la ciudad. Los novios estaban felices, pero los padres de ella estaban a punto de desmayarse. Especialmente su papá, Humberto, quien estaba casi verde en el momento en que Katherine dio el sí.

'El problema no es que se casen, como padre, se sabe que algún día sucederá, pero Katherine tiene 17 años, se acabó de graduar del colegio', comenta Humberto, un abogado de 43 años.

Marcela, esposa de Humberto y madre de Katherine, señaló que su hija hizo todo lo posible porque el matrimonio se realizara.

'Aunque ella sabe que una de las razones para que Humberto y yo nos hubiéramos separado se debió a que yo me casé cuando apenas tenía 20 años, ella me asegura que eso no le pasará', comenta Marcela.

Pero no están convencidos. Es muy raro que alguna vez los jóvenes nos pongamos de acuerdo con  los adultos, pero en este caso, incluso los amigos de Katherine y de Miguel Ángel, el novio, comparten la misma opinión de Marcela y Humberto.

'Me parece que fue apresurado y en el grupo de amigas se lo dijimos pero ella no quiere escuchar razones', asegura una de las amigas de Marcela que no quiso revelar su nombre para no tener problemas con ella.

Los amigos del novio, los compinches de siempre, esperan lo mejor para él pero una sonrisa maliciosa se asoma en sus caras cuando se les pregunta por la boda.

'Lo apoyamos en todo porque lo estimamos y somos amigos desde hace mucho tiempo pero todos nosotros sabemos que se arrepentirá', afirmó uno de los invitados a la boda.

¿Cómo pasó?

'Todos me preguntaron si me casaba porque estaba embarazada y les dije que no, que simplemente nos amamos', explica Katherine.

Ella y Miguel Ángel se conocieron en el colegio, cuando ella cursaba séptimo grado y él undécimo.

Ahora, ella terminó su secundaria y él, con 21 años, está a punto de culminar su carrera de ingeniero civil.

Aunque el novio no dio detalles, afirmó que confía en que su matrimonio funcionará.

Katherine está de acuerdo. Señala que durante su noviazgo pasaron por varias pruebas de fuego que le garantizan que Miguel es el hombre su vida.

'Nuestra última prueba es el viaje que él planea realizar a Argentina para especializarse. Ahora como su esposa, iré con él'.

Katherine está convencida de querer pasar el resto de su vida con Miguel y el viaje que harán el próximo año a tierras australes será el inicio de una nueva vida.

'Aunque absolutamente nadie esté de acuerdo, nosotros estamos felices, sabemos que funcionará', asegura la novia.

¿Funcionará?


En opinión de los novios, enamorados como están, su relación durará toda la vida.

Pero sus padres tienen una opinión contraria y la mayoría de sus amigos también.

'No creo que la relación vaya a durar porque no tienen experiencia para manejar una relación de convivencia, no saben lo que significa llevar una familia, ceder para mantener la tranquilidad y sacrificar sus tiempos e intereses por el bien de otro', opina Marcela Reyes, psicóloga y amiga de los padres de Marcela.

Sin embargo, algunos no son tan radicales y piensan que depende de la madurez de la pareja para afrontar la nueva situación que han escogido.

'No hay razón para pensar que no pueda funcionar. Nada garantiza que la persona, a pesar de su juventud, no pueda manejar las situaciones con una buena formación y claro, el apoyo de sus familiares', asegura Azucena Esparza, trabajadora social de la Universidad Industrial de Santander.

LISTA
Desventajas


Los jóvenes que contraen matrimonio a una edad muy temprana tienen las siguientes desventajas:

1 Un mayor control de los padres, quienes están asustados por la futura pareja. Suelen restringir su libertad de movimiento.
2 Una mayor probabilidad de que se presenten discusiones y violencia, porque en la adolescencia aún no se está preparado para manejar un hogar y los cambios que este representa.
3 Es muy posible que alguno de los dos no pueda seguir estudiando o su nivel académico decrezca porque deben encargarse de temas que antes no tenían nada que ver: como la convivencia.
4 Mayor inseguridad personal frente a la posibilidad de un divorcio.
5 Aislamiento social de su propia familia, amistades y otras redes sociales.

LISTA
Características


1 Son desiguales. Los expertos afirman que por lo general uno de los chicos es el más interesado en casarse y por lo tanto, el otro se puede sentir presionado.
2 No son autónomos. Debido a la corta edad, los padres no dejarán a los chicos tomar sus propias decisiones porque se sentirán que aún no saben cómo comportarse.
3 Desequilibrados económicamente. Uno de los dos tiene más posibilidades de tener dinero si es mayor. Si ambos tienen la misma edad, es seguro que los padres harán lo posible para proveerles lo necesario.
4 Problemáticos. La falta de experiencia hace que estas parejas no sean capaces de solucionar sus problemas de manera sensata y por tanto, la vida en pareja se torna complicada.
5 Infidelidad. En alguno de los dos, la falta de esa sensación de libertad que otorga la adolescencia hará mella y es donde los casos de infidelidad se presentarán, trayendo problemas a la pareja.
6 Como aspecto positivo, el romanticismo estará muy presente, debido a lo novedoso de las sensaciones como compartir el espacio con una persona con la cual se tiene compatibilidad.

LISTA
¿Por qué quieren casarse?


1 Buscan gratificación instantánea.
2 Desean diferenciarse de la relación de sus padres separados o divorciados.
3 Son egocéntricos e impulsivos.
4 Quieren poseer al otro.
5 Idealizaron a su pareja.
6 Buscan suplir sus carencias con las características del otro.

LA VOZ DEL EXPERTO
Manuel Fuentes / Psicólogo


¿Por qué una relación de pareja en la adolescencia puede terminar en matrimonio?
'Según la experiencia en el tratamiento de estos casos, el matrimonio adolescente se presenta por dos motivos: uno de ellos es que el adolescente quiera salir de su casa y debido a las presiones sociales o a lo que se espera de su comportamiento, decida usar una costumbre social aceptada y algunas veces deseada para huir'.

¿Cuál el segundo motivo?
'El segundo motivo es que haya una fuerte conexión con la pareja de ese momento. Aunque no pasa siempre, es muy posible que esta clase de relación no sea del todo sana, puede que se desprenda de una obsesión de una persona con la otra o de ambos y la inexperiencia los hace pensar que estar juntos es la solución a sus problemas sentimentales'.

Algunos expertos afirman que en ocasiones su deseo de no replicar la experiencia de sus padres es tan fuerte, que quieren hacer lo contrario…
'Pasa, por supuesto. Sin embargo, la reacción es más dada hacia la posición contraria, desechando el matrimonio como opción. Es posible que en padres separados, los chicos quieren mantener una relación estable a como de lugar y que piensen que el matrimonio les va  a garantizar eso'.

¿Qué posibilidades de funcionar a largo plazo tiene un matrimonio adolescente?
'En mi opinión es una lotería. En general los expertos estamos convencidos de que las relaciones adolescentes y en particular los matrimonios tienen pocas posibilidades de funcionar, pero no se podría garantizar eso. Hay matrimonios de personas que se han casado jóvenes y duran 20 años. Sin embargo, por la forma en que se dan las relaciones ahora, lo más seguro es que no duren mucho'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad