miércoles 07 de enero de 2009 - 10:00 AM

¿Por qué se deprimen los jóvenes?

Es difícil hacerle ver a la gente que nos rodea las cosas no son tan paradisíacas como ellos imaginan.

Es cierto, tenemos un buen trabajo, estamos estudiando, nuestros padres nos aman, nuestros amigos son los más divertidos y los pretendientes o las enamoradas nos abordan cada cinco segundos pero… algo no encaja.

Según algunos expertos, es la presión de la sociedad… la presión del éxito en una sociedad que nos impulsa a no quedarnos atrás y a veces subirse a ese tren es bastante difícil.

La sensación de no encajar es común. Somos distintos, no queremos replicar a nadie. Y formarse auténtico en medio de la ‘mass media’ es complicado.
Por otro lado, casi siempre estamos solos… no es sólo una cosa de 'me siento solo', es algo más profundo… pero… no hay que quedarse estancado. ¿Qué hacer?

LISTA
¿Estoy deprimido?

Existen algunas actividades o actitudes que te darán luces sobre si estás deprimido o sólo estás triste.
Si estás deprimido, es posible que:
 
1 Tomas mucho licor, tanto, que tu mismo te sorprendes. Fumas más de media cajetilla diaria.
2 Empezaste a usar drogas… lo peor es que algunas veces ni siquiera te gusta, lo haces incluso de manera inconciente o sólo por hacer algo.
3 Tienes sexo sin precaución. Si este no es un comportamiento normal en ti, puede ser que hayas dejado de apreciar la vida.
4 No tienes ningún interés en las actividades cotidianas. Ya no acostumbras a estar con tus amigos, prefieres estar solo o con otras personas que no conoces bien.
5 Tus calificaciones bajaron.
6 Estás siempre enojado, con nadie en particular y a la vez con todo en general. No soportas que te critiquen. Estás triste todo el tiempo, a veces ni siquiera sabes por qué.  
7 Ya no te concentras como antes.
8 Has cambiado tu dieta, ya no comes o comes demasiado.
9 Has pensado en suicidarte.

LISTA
Posibles tratamientos


Cuando la situación es insostenible y crees que por ti mismo no puedes soportarla, tal vez podrías considerar hablar con tus padres y plantearles (y a ti mismo) estas alternativas:

1 Psicoterapia. Ofrece a los jóvenes una oportunidad de explorar los acontecimientos y los sentimientos que son dolorosos o que los molestan. La psicoterapia también enseña métodos de confrontación.
2 La terapia Cognitiva de Comportamiento nos ayuda a cambiar la rutina negativa de pensamientos y comportamiento.
3 La Terapia Interpersonal se enfoca en cómo desarrollar relaciones más sanas en casa y en la escuela.
4 La medicina alivia algunos síntomas de la depresión y a menudo es recetada junto con la terapia.

JÓVENES, DEPRESIÓN Y AMIGOS

Daniela es una joven que había experimentado problemas en el colegio. Sus compañeros la agredían, le pegaban y constantemente le reprochaban que oliera mal o que fuera fea.

Daniela no sabía por qué la agredían y cuando lo reportaba a los profesores, estos hacían caso omiso. Sus padres le recomendaban que no buscara confrontaciones y que avisara a los profesores… nada podía resolverse. Tenía que hacerlo ella, tomar el asunto en sus manos.

La terapia con perros se inicia. 'Su compañera de trabajo fue Gaia, una golden retriever de un año y medio de edad y 30 kilos de peso; de temperamento alegre y quien busca interactuar constantemente con los pacientes'.

Daniela empezó a interactuar con Gaia. Al principio la joven se sintió nerviosa porque no era lo suficientemente fuerte para decirle al animal 'basta', para ponerle límites.

'Luego de varios intentos, Daniela aprendió a ponerle límites a Gaia y a interactuar de manera que las dos se sintieran cómodas y respetadas'.
Esto pasaba con sus compañeros, Daniela no se hacía respetar. Con el paso de los días y de la interacción con Gaia, la joven aprendió a mantenerse fuerte ante las presiones de sus compañeros.

Cuando regresó al colegio, sus compañeros trataron de forzarla a limpiar el salón, pero Daniela firmemente, sin violencia, se negó. Sin golpes, pero haciéndose respetar, Daniela empezó una nueva historia con sus compañeros.

¿Cómo puedes ayudar?


Siéntate con él a solas. Cuéntale  cuáles fueron tus propias experiencias. Déjale saber que cometer errores es algo que pasa cuando uno está creciendo. Anímalo a que tome decisiones más sanas.

LA VOZ DEL EXPERTO
Enrique De Rosa / neurólogo y psiquiatra


'Las transformaciones son vertiginosas y extremas porque el adolescente está confrontando el mundo infantil, que ya no da cuenta de su nueva realidad, con el adulto, hacia el que se encamina pero cuyos códigos desconoce. Esa mezcla le resulta difícil de digerir, no sabe cómo proceder y cae en la angustia, el caos, la desesperación o el aislamiento. Cuando se enamoran, están enamoradísimos, cuando se enojan, están enojadísimos. Si les fue bien en matemática se sienten genios y si sacaron un dos, se sienten tarados; ellas se ven flacas y al ratito, gordísimas'.

Juliana Villate / Psiquiatra

'Hay muchos profesionales que se ven enfrentados al desempleo o a trabajos mal remunerados. Eso los obliga a permanecer en sus casas y depender económicamente de sus padres. 'Continúan en un papel de adolescentes que va en contravía de sus expectativas reales, lo que origina una sensación permanente de frustración que puede terminar en sintomatología depresiva o ansiosa', dice.

También están los que ni siquiera tuvieron la oportunidad de ingresar a una universidad y aquellos que desde muy jóvenes formaron una familia y se echaron a cuestas responsabilidades que riñen con su inestabilidad y su inmadurez. Para estas personas el mensaje es que no hay futuro. Y, como en el caso de Camila, también entran en crisis quienes en apariencia tienen una vida perfecta'.

María Elena López Jordán / Psicóloga

'En la juventud se adquieren más responsabilidades y asumen que ya no están bajo la tutela de sus padres sino que es el momento de afrontar su propia vida.

Llegan las ganas de independizarse y los primeros retos laborales y afectivos. Después de la rebeldía de la adolescencia, todas las nuevas condiciones provocan un cambio existencial muy fuerte en los jóvenes que genera angustia'.
 
Salvador cárdenas / psicólogo

'La juventud es en sí misma una edad estresante en la que se experimentan muchos nervios y muchas presiones. Es estresante porque la persona ya no es un niño, el niño no es responsable de sus actos, no se ocupa del futuro, pero el joven ya no es un niño y empieza a enfrentar la vida, el futuro. Existe un temor, el joven comienza a preguntarse qué va a ser de su vida dentro de unos años en el área profesional y sentimental'.

Mónica acosta nieva  / ps. Especialista en Psicología de la salud

'Pueden ser muchos los motivos, mencionaré algunos de ellos: Pérdida de un familiar o amigo, divorcio de los padres, problemas escolares, problemas de salud, algunos medicamentos, la ruptura con la novia o novio  e  incluso cuando todo en sus vidas marcha bien.

La misma etapa adolescente: La depresión puede ser una respuesta temporal a muchas situaciones y factores de estrés como el asociado al proceso normal de maduración, la influencia de las hormonas sexuales y los conflictos de independencia con los padres.

Obviamente que si existe maltrato infantil, físico  o psicológico y/o abuso sexual, son situaciones que pueden afectar al joven'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad