miércoles 02 de marzo de 2011 - 12:00 AM

Los jóvenes deben saber de finanzas

Manejar el dinero de la mesada pareciera ser una tarea muy sencilla, sólo hay que distribuirla de manera que alcance para el transporte, las fotocopias y algo de comer.

El dinero que le otorgan los padres diariamente a los estudiantes universitarios oscila entre los 10 y 20 mil pesos, capital que consideran suficiente para que sus hijos solventen el día a día en sus jornadas escolares.
Sin embargo, los jóvenes no saben administrar el dinero que les dan sus padres, tienen diferentes prioridades a la hora de gastarlo y nunca les alcanza para cubrir sus necesidades básicas.
Mariana González* es una estudiante de tercer semestre de Ingeniería Electrónica en una universidad de Bucaramanga; ella llegó de otra ciudad para realizar sus estudios superiores y sus padres le dan 600.000 pesos mensuales, es decir, 20.000 pesos diarios para sus gastos personales. No obstante, ella asegura que ese dinero no le alcanza.
"Cuando salgo con mis amigos gasto, cuando salgo a comer gasto, cuando me piden materiales para proyectos gasto y en general cualquier cosa es mucha plata", explica.
El dinero que le dan a Mariana está exento de gastos de estadía, de servicios y de objetos de aseo personal, es decir, está destinado exclusivamente a sus comidas y entretenimiento. ¿Entonces por qué no le alcanza?
"Si uno sale no va a ir a cualquier lado, un lugar medio bonito implica mínimo 30.000 pesos de gastos, y si a eso le sumas los taxis se pueden ir fácilmente 50.000 pesos. Si uno va a un lugar muy bueno la cuenta puede ascender a los 80.000 pesos".
Mariana asegura que en la universidad es en lo que menos gasta, y que sus comidas no son su prioridad.
"Prefiero ahorrar para salir con mis amigos, me parece más entretenido. ¿Qué saco con alimentarme bien  si tengo que quedarme un fin de semana en la casa encerrada?".
El pensamiento de Mariana es muy parecido al de cientos de jóvenes, quienes aunque no comparten la misma condición que ella, cada vez que les llega dinero buscan en qué gastarlo y no se proyectan con él.
La joven asegura que hay meses en los que se queda sin dinero y tiene que acudir a amigos para que le presten mientras llega la siguiente mesada.

No existen prioridades
La pedagoga Tatiana Gil explica que esta situación es muy común, porque a los jóvenes no los preparan para manejar dinero.
"En las instituciones educativas de primaria y bachillerato en muy rara ocasión imparten conocimientos de este tipo, lo que es muy preocupante pues si entran al mundo comercial sin conocerlo pueden  llegar a ocasionar una crisis en el sector".
El otro factor determinante en el manejo de finanzas en los jóvenes, según Gil, es el hecho de que no existen prioridades bien determinadas para gastar el dinero.
"Los jóvenes piensan en ropa, salidas y entretenimiento cuando tienen dinero, no en necesidades básicas, inversión o ahorro, lo que genera que terminen despilfarrando lo que les dan sus padres".
La pedagoga indica que el alcohol, el cigarrillo, las discotecas, los casinos y la adquisición desmedida de ropa son los principales focos de consumo comercial de los jóvenes.

Educación financiera
En torno a este panorama varios empresarios y educadores han puesto sus ojos sobre la problemática, una de ellas es Martha Liliana Cavanzo, creadora de Inverkids, una empresa diseñada para enseñar a niños y jóvenes cómo moverse en el mundo financiero.
"Lo que busca Inverkids es enseñar a la población joven del país lo que debe hacer para ingresar al mundo financiero y de emprendimiento empresarial".
La empresaria explica que por medio de talleres lúdicos que trasmiten conocimientos a niños y jóvenes se crean las bases que se necesitan para que puedan ser buenos inversores de su dinero.
"Jugando a la empresa, al banco, a las compras y en general a todas las actividades que implican una transacción comercial, los jóvenes y niños aprenden y desarrollan competencias para moverse financieramente".
Cavanzo explica que hacer un plan financiero de vida, establecer metas y tener en cuenta cuatro puntos clave: el ahorro, el gasto, la inversión y la donación; hacen que los jóvenes no terminen despilfarrando el dinero o asumiendo deudas que no son capaces de solventar.

El ahorro

Ahorrar es una de las mejores armas que tiene el ser humano para solventar eventualidades. Es muy común que los jóvenes piensen que debido a su edad no tienen la necesidad de hacerlo, sin embargo, es necesario que se cambie esa visión.
Comprar carro, casa, ropa o cualquier artículo de entretenimiento son planes que tienen los jóvenes, por eso el ahorro no debe ser tan lejano a ellos.
Es  necesario entonces que se proyecte en esa medida, ahorre lo que pueda, distribuya su dinero de manera tal que cubra sus gastos, lo deje entretenerse y le quede algo para sus planes futuros.
Esto además de las bondades que trae consigo, hará que desarrolle una disciplina que se convertirá en parte de su vida y que le será muy útil.

Preguntas y respuestas

¿Cómo deben educar en finanzas los padres?

Martha Liliana Cabanzo
Gerente de Inverkids
La labor de los padres tiene una gran preponderancia. Ellos deben enseñarles a sus hijos desde el ahorro de agua, energía y gas, hasta el manejo real del dinero.
Muchos padres no inmiscuyen a sus hijos en las finanzas del hogar, por eso ellos no tienen una real dimensión del dinero, de lo que significa ganarlo o de lo que significa gastarlo.
Es tan sencillo como que cada vez que los padres visitan un cajero automático con sus hijos deben explicarles de dónde viene el dinero y lo que implicó ganarlo, o cuando se está haciendo mercado con ellos decirles por qué se escogen determinado tipo de productos.
En este sentido los niños empezarán a educarse financieramente y a valorar las cosas que tienen.

Consejos útiles para reorganizar las finanzas
Es importante que siga estos consejos si quiere mantener sus finanzas estables. Aunque no maneje una gran cantidad de dinero, saber distribuir pequeños montos será clave cuando lo haga con altas cantidades de dinero
? Si cada vez que sale siente la necesidad de gastar grandes cantidades de dinero ya sea en ropa, bebidas o discotecas, el primer paso es reconocerlo y hacerse consiente de que está despilfarrando su dinero.
? Hay que priorizar los gastos más importantes, excluir de su consumo lo que sea innecesario.
? Debe priorizar sus deudas, intentar pagarlas por completo para excluirse de este problema.
? Si maneja algún tipo de tarjeta de crédito es necesario que empiece a utilizar su efectivo para que tenga una dimensión real de sus gastos, sus obligaciones y sus ingresos.




Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad