miércoles 25 de mayo de 2016 - 12:01 AM

¡No sea presumido!

Ser pretencioso y hablar de más hará que sea tachado como una persona presumida, que solo por este medio logra ser escuchado o tenido en cuenta.

Son ostentosos, andan en carros convertibles, le suben todo el volumen a su vehículo, siempre visten con ropa de marca, andan con las mujeres o los hombres más lindos de la universidad y su tema de conversación son los viajes, las compras y los planes para irse de rumba. Esas características solo la poseen aquellos que son presumidos o presumidas, digno de todo aquel que habla solo de lo que tiene, hizo y dejo de hacer.

Si es una de estas personas y está rodeado de ellas huya, porque este comportamiento se da en el instante en que desean ser reconocidos, tomados en cuenta y recibir toda la atención de su entorno. “Porque soy el mejor, todos quieren andar conmigo”, un mensaje claro que envían sin necesidad de abrir su boca.

No solo hay presumidos materialistas, también están los que permanentemente hablan de sus cargos laborales, sus conocimientos académicos o su cuerpo con las medidas perfectas, una serie de características que los marcan como unos simples presumidos.

No caiga en superficialidades, sea usted mismo y no acceda a estos juegos porque no querrá estar en boca de todos. Mejor róbese miradas y admiraciones por sus cualidades y no por cosas banales.

Sea modesto, no resumido

Para lograr ser modesto es necesario dejar la presunción de lado, se logra con los siguientes ítems:

* Los nuevos logros y el cumplimiento de las metas solo se comentan con aquellos que son muy cercanos a su entorno social. Aquel con quien tiene confianza es quien merece que le cuente estos sucesos.

* No hablar de lo que tiene en el banco o de los bienes dice de usted que es una persona discreta y que no anda por ahí tratando de sorprender a los demás por su dinero.

* La mayoría de personas saben para qué son buenos y qué virtudes tiene, por eso no hace falta que trate de resaltar esto ante los demás. Es mejor que por las acciones o comportamientos, las personas logren identificar quien es.

* Por ningún motivo hay que menospreciarse, nadie merece menos que nadie. Este efecto lo que hará es causar lástima en los demás.

* Ser humilde, honesto, hacer las cosas bien, ser sensible y tratar a los demás como se debe.

* No hay que andar mencionando de la buena relación que tiene con ciertas personas, no trate de alardearse a usted mismo montando quizás una fachada que no le corresponde.

Nancy Castiblanco

Sicóloga

¿Qué es ser una persona presumida?

“Esta palabra tiene muchas formas de interpretación y se puede presentar alguien que tiene el ego elevado, en su aspecto físico o en cosas materiales. Las personas presumidas centran sus relaciones interpersonales en ítems mencionados anteriormente, logrando que la presunción se convierta en un mecanismo de defensa que regularmente lo poseen aquellos que son inseguros de sí mismos y por esa razón aparentan para elevar su seguridad”.

¿Es malo ser presumido?

“Esto es malo cuando no se sabe manejar de manera correcta. En el momento en que hay seguridad de las habilidades y cualidades con las que cuenta, no es necesario llegar a estas instancias que solo demuestran una fachada de lo que no es”.

¿En qué momento se puede caer en la presunción?

“Cuando siempre se centra la atención en algunas características para lograr que esto sea un factor de reconocimiento ante los demás. Que cuento con un buen físico, tengo una cosa y la otra, usándolo como mi carta de presentación y dejando de lado otras cualidades”.

¿En qué personas se presenta más la presunción?

“Esto se da a partir de la adolescencia en adelante, cada etapa del ser humano tiene una crisis, por eso en la adolescencia es típico que se presente la presunción, ellos están muy pendientes de su aspecto físico, de cosas materiales y de ostentar lo que papá y mamá les dan. En los adultos también se da, en el momento en que llega a los 30 años, muchos se dan cuenta que han perdido cosas, entonces se van a los extremos con las cirugías plásticas, con el arreglo de su apariencia o adquieren cosas materiales para llamar la atención”.

Juan Gabriel Sánchez

Psicólogo con especialización en juventud.

¿Qué tipos o clases de presumidos existen?

“Hay muchas formas de ser presumido, pero básicamente se presume lo mismo y por lo mismo. Todo parte de tener un ego elevado, teniéndolo más arriba de lo normal y pensando que son superiores a los demás porque tiene una cualidad física o mental de más, pero la verdad es que todos somos iguales y unos tienen más que otros y esto no debería cambiar o subestimar la personalidad de los otros”.

¿Cómo hacerles frente a las personas presumidas?

“Lo más apropiado es no enfrentarlas, hay que dejarlas que sigan presumiendo y llamando la atención en otros lugares, no en el suyo porque si va detrás de esta persona, aceptaría que está bien lo que él o ella hacen”.

¿Por qué un joven es más propenso en ir detrás del presumido?

“Respecto al dinero, las personas piensan que este es el mayor poder que tienen los seres humanos, considerando que eso hace parte de la felicidad y que se puede comprar la amistad. El carro, el club, la ropa y otros lujos se ven como valores fundamentales en algunos jóvenes y si no lo manejan de manera indicada se le puede llegar a considerar algo indispensable en su diario vivir”.

¿La arrogancia se puede confundir con ser presumido?

“Ser arrogante es lo mismo que ser presumido. Esto es una muestra de presunción donde no existe diferencia de la una a la otra. Hay que tener claro que la arrogancia es lo contrario a la humildad”.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad