miércoles 28 de enero de 2009 - 10:00 AM

Que el encanto no termine a las 12

Desde el pasado viernes 16 de enero los jóvenes sienten que su vida se ha vuelto como la de la cenicienta del cuento de hadas, que a las 12:00 de la noche debe salir corriendo despavorida.


Sin embargo, ellos, a diferencia de la bella del cuento, no corren por temor a dejar al descubierto los encantos que produjo una varita mágica. Lo hacen porque en la ciudad y el área metropolitana rige el toque de queda que indica que a partir de las 12:00 y hasta las 5:00 de la mañana, los menores de 18 años no pueden estar en sitios públicos.

Esta medida tiene con los pelos de punta a la juventud, pues argumenta que es precisamente después de la medianoche cuando comienza lo bueno. De ninguna manera les parece buena idea cambiar la rumba nocturna por una tarde de onces en la casa de unos amigos.

Entonces ¿Qué hacer? Se preguntan muchos, que sienten que deben pensar algo lo antes posible para que las noches de sábado no se les convierta en una eternidad. No se imaginan encerrados en las cuatro paredes de su habitación viendo películas reencauchadas en los canales de televisión, mientras afuera los mayores de 18 años están que no se cambian por nadie.

Lo que todos sí tienen claro desde ya es que no piensan romper las reglas. Aunque en otros tiempos las adolescentes se maquillaban en exceso para aparentar la mayoría de edad y los muchachos se pintaban una ligera sombra y así dar la impresión de un bigote y una barba recién afeitada, estos métodos ya no tienen efectos. Los sitios públicos y las autoridades están obligados a pedir la cédula.

Con el ánimo de saber qué ideas tiene la juventud para compensar la medida, Jóvenes conversó con ella.

LISTA
Ideas para hacer


1. Programar una noche de película en la casa de un amigo. Cada uno aporta algo diferente: gaseosa, pasabocas, la película, entre otras cosas.
2. Organizar un baile en una casa que esté supervisada por un adulto responsable. La idea es que al terminar el encuentro los padres de cada uno se comprometan a recogerlos.
3. Reunirse durante la tarde con los amigos para ir al centro comercial, hacer deporte, disfrutar de juegos de video o cualquier otra actividad de interés. La noche se puede destinar para estar con los padres con quienes seguramente no comparte desde hace mucho tiempo. Un buen plan puede ser el de ir a comer con ellos.  
4. Acordar una hora de encuentro en Internet en la que todos interactúen en salas de Chat, descarguen canciones de sus artistas favoritos y participen de juegos en línea.
5. Reunirse todos donde un amigo y simular un campamento. La idea es instalar carpas y sleeping, compartir pasabocas y contar historias de terror. Con seguridad será una noche divertida.
6. Hacer un asado entre amigos al que pueden invitar a los padres. Esta es una buena manera para que los padres de sus amigos se integren con los suyos. Mientras los adultos hablan sobre sus temas, los jóvenes se reúnen a hacer lo que les llama la atención. Existen diferentes juegos que pueden disfrutarse, como bolo, tejo, ‘sapito’, ‘ping pong’ u otros juegos de mesa.
7. Una pijamada con los padres. Todos ubican el colchón en una sola habitación y juegan a no dejar dormir al otro, pegándole almohadazos cuando ven que el sueño le está ganando a alguien. Esto mismo se puede hacer entre amigos. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad