jueves 23 de noviembre de 2023 - 12:00 AM

Las mascotas, otros aliados a la hora de lidiar con el estrés

Un grupo de profesores y estudiantes de la Unab adelantaron un estudio que permitió establecer de qué manera una mascota puede ser un aliado a la hora de enfrentar situaciones de tensión en la cotidianidad. ¿En qué consiste?
Compartir

Los vemos en la calle con sus cuidadores, los escuchamos ladrar por la felicidad que les produce ver a sus amos, les notamos expresiones de afecto y les escuchamos uno que otro ronroneo cuando se les rasca la frente.

Pero, más allá de la experiencia de tener una mascota en casa y de alegrarnos el día a día con la compañía de un perro o un gato, ¿cuáles son los otros beneficios que esta puede aportar en momentos de estrés y más aún, en situaciones como presentar una exposición o un examen para finalizar el semestre de estudios?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, lo primero que una persona debe hacer en caso de ser afectada por el estrés es reconocer que no está sola. Y es esta premisa la que también permite ampliar nuestro entendimiento a la hora de buscar alternativas para que las tensiones o presiones no lleguen al punto de ser somatizadas.

Es entonces cuando una mascota como un peludo, juega un papel importante para alcanzar el bienestar.

“Una mascota no nos juzga, uno siente la libertad de hablar con libertad, con calma, y se está más relajado en el momento de exponer”. Esto asegura Jonathan Palomino García, estudiante de psicología de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, Unab, quien hizo parte de un estudio comparativo sobre la importancia del vínculo con estos animales en una situación de estrés social.

La investigación adelantada por el Semillero de Investigación en Comportamiento Animal y Cognición Comparada de la Unab, contó con la participación de distintos grupos de estudiantes. Según el profesor de este programa, Juan Carlos Riveros Rodríguez, para el momento de aplicar las pruebas se organizó un grupo de 10 alumnos, en época de exámenes: unos estuvieron con su mascota, otros con un perro desconocido, otros con un amigo y en un grupo más estuvieron solos.

Este proceso fue acompañado de otras pruebas como un test de estrés y uno de ansiedad, así como la toma de la frecuencia cardiaca, y la exposición de un tema frente a un público.

Al cumplir con lo establecido por la prueba, Riveros Rodríguez y su equipo encontraron que los estudiantes que estuvieron en compañía de su mascota presentaron un mejor desempeño. Es decir, explicó el docente, “al exponerse nuevamente al test de estrés social, previo al momento de tensión, esos estudiantes no presentaron un incremento importante”.

Otros hallazgos

Para este psicólogo, quien también es especialista en comportamiento animal, hace falta mayor literatura científica que ayude a establecer con claridad los beneficios de esta relación entre el humano y su mascota. Sin embargo, se conocen otras investigaciones en las que la compañía de perros en proceso de lectura, ayuda a los niños a mejorar en la pronunciación y la comprensión de textos.

De otra parte, el estudio que se aplicó en la Unab también dejó ver que si bien la compañía de los amigos es importante a la hora de afrontar situaciones de estrés, los participantes en la prueba mostraron que en el momento mismo de enfrentarse a la prueba, los resultados mostraron que “estar en compañía de un amigo supone una situación de evaluación para el participante, es decir, puede ser bueno, pero se percibe como alguien que es juzgado”.

¿La raza de la mascota importa?

El profesor Riveros estima que esto no es relevante a la hora de escoger esta compañía, ya que lo importante es el vínculo que la persona tenga con el perro. “Si no interactuamos con el animal, será difícil que se genere empatía, y tanto para el perro como para el humano, esto generará mayor estrés. El vínculo puede ser sólido independientemente de la raza”, concluyó el especialista.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Comunicadora Social y periodista. Magíster en Ciencia Política y profesora universitaria. Entre 2006 y 2014 me desempeñé como periodista en Vanguardia. Me fui a ser docente de periodismo en la UNAB hasta que, en octubre de 2022, regresé a este diario como editora y creadora de contenidos digitales. Desde 2017 soy moderadora de conversatorios en Ulibro Bucaramanga y en 2018 decidí unirme a la red de periodistas que estudian, cubren y escriben sobre la migración en América Latina. La miniserie documental “Silvia Galvis, huellas y letras” es fruto de una pasión que cultivo gracias a la lectura, la fotografía, el cine y todo aquel que quiera contarme alguna historia.

@equiskmont

xmontanez@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad