sábado 28 de mayo de 2016 - 9:07 AM

¿Qué hacer para que su casa no huela a mascota?

Los amamos por su amor incondicional, por sus ronroneos o por su cola a mil por hora. Pero cuando un invitado arruga la nariz porque huele a perro o a gato… algo del encanto se esfuma. Consejos naturales para una casa con olor fresco y limpio.

Si tiene perro:

* Mientras aprende a hacer sus necesidades afuera, recoja lo más rápido posible las heces o el periódico mojado. Prepare una mezcla a partes iguales de vinagre blanco y agua (o en una taza de agua disuelva una cucharada de bicarbonato de sodio), cepille el área con este desinfectante natural y seque.

* El bicarbonato de sodio es uno de los productos que mejor absorbe –no disfraza- los malos olores. Si su perro acostumbra acostarse en los muebles, espolvoréeles una pequeña cantidad de bicarbonato, déjelo actuar una o dos horas y aspire.

*Para limpiar su casa revuelva la cantidad de detergente líquido que usa habitualmente con ¼ de taza de vinagre. Puede usar esta mezcla en pisos, paredes, alfombras y forros de cojines. Otra forma de neutralizar el olor: mezcle agua y vinagre blanco (en proporción 70/30), vierta en un frasco con atomizador y rocíe por toda la casa.

*Aspire pisos, tapizados y cortinas una vez a la semana para deshacerse del pelo.

*Lave dos veces al mes la cama de su mascota y sus juguetes (si son peluches, use la lavadora). Y tan pronto termine de comer, desocupe el plato y lávelo. Asegúrese de que el recipiente del agua siempre tiene agua fresca y limpia.

* Procure darle concentrado de buena calidad, pues los baratos alteran la naturaleza de la piel, aumentando el olor característico a perro.

* Cepíllelo todos los días y si vive en apartamento báñelo cada mes. No lo haga con más frecuencia pues afectará su pelaje aumentando la producción de grasa y, por lo tanto, el olor natural del animal.

*Abra las ventanas para que la casa se ‘airee’.

Si tiene gato:

* La única fuente de mal olor es su arenera. (Los mininos son obsesivos por bañarse solos, así que no huelen mal). Antes de llenarla de arena, vierta una capa delgada de bicarbonato de sodio en el fondo.

* Cambie la arena con la frecuencia que indica el empaque del fabricante. Y reemplace la caja cada año.

* Ponga la caja en un lugar aireado y si es posible saque los desechos inmediatamente después de que el gato ha tapado.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad