sábado 08 de febrero de 2020 - 4:36 PM

Cáncer: más que una enfermedad, un problema de salud pública

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC), estiman que 9,6 millones de personas mueren de cáncer cada año. Lo paradójico es que al menos un tercio de los tipos de cáncer comunes son prevenibles.
Escuchar este artículo

Además, se calcula que para el año 2035 la incidencia de cáncer en Colombia se habrá duplicado, lo cual ha convertido esta enfermedad en un problema de salud pública por su tendencia creciente en los últimos años.

Javier Ignacio Godoy Barbosa, especialista en Oncología Clínica y profesor de la Universidad Militar Nueva Granada, afirma que “en Colombia la incidencia de cáncer va en aumento, pues se diagnostican alrededor de 178 casos nuevos por cada 100.000 habitantes por año, lo que equivale a unos 90.000 casos nuevos por año”.

En Colombia, los tipos de cáncer más frecuentes son seno, con 13.380 casos; seguido de próstata, con 12.712 casos; colorrectal, con 9170; estómago, con 7419; y pulmón, con 5856.

Lea también: Loncheras saludables para el nuevo año escolar

De acuerdo con el doctor Godoy, el cáncer más frecuente en hombres es el de próstata, seguido por el gástrico, de estómago, pulmón, colorrectal y ano. En el caso de las mujeres, predomina el cáncer de mama, seguido por el de cuello uterino, colorrectal y ano, estómago, tiroides y cáncer de pulmón.

El oncólogo enfatiza que si bien el autocuidado “es responsabilidad de cada persona, el sistema de salud debe proveer educación sobre estilos de vida saludable que incluyen las medidas para la prevención y la disminución de la incidencia del cáncer”.

Evitar hábitos poco saludables como el del tabaquismo y el consumo de azúcar, harinas y grasas en la dieta y adoptar nuevas rutinas como las de comer alimentos ricos en fibra como verduras y frutas, y realizar por lo menos 20 minutos diarios de ejercicio, pueden influir de forma significativa en la prevención de diversos tipos de cáncer.

Signos de alerta

Algunos tipos de cáncer como el de esófago y el de hígado no tienen síntomas claros, por lo cual la detección puede darse en una etapa avanzada de la enfermedad.

Sin embargo, hay otros cuyos síntomas son más evidentes. Esto va dependiendo de dónde se encuentre la enfermedad, es importante tener en cuenta algunos factores claves en su diagnóstico.

Signos como bultos o hinchazón inusuales, dificultad para respirar o tragar, cambios en el hábito intestinal, como estreñimiento, diarrea y/o sangre en las heces, pérdida de peso inexplicable, fatiga, dolor inexplicable o continuo, complicaciones al orinar, cambios inusuales en los senos o pérdida de apetito, pueden dar alertas sobre una anomalía en el organismo.

Dificultades en diagnóstico

De acuerdo con un informe realizado por The Economist Intelligence Unit, el número de casos es solamente una parte de la preocupación.

El mayor problema incide en atención recibida insuficiente. El diagnóstico tardío asociado al difícil acceso a tratamientos de calidad están directamente relacionados a una tasa de mortalidad más alta, casi el doble de la de los Estados Unidos.

Además: ¿Qué tan letal es el coronavirus de China?

En muchos países se tarda entre 9 y 12 meses en tener acceso a una mamografía o la prueba de Papanicolaou, lo que aumenta drásticamente el riesgo de detección tardía de tumores de crecimiento rápido. Las barreras sociales y culturales, incluidos el miedo y el estigma, también impiden parcialmente la realización de una batería de pruebas y el diagnóstico rápido.

En países como Bolivia, las baterías de prueba están disponibles gratuitamente, pero su asimilación es baja debido a la falta de concientización sobre el cáncer de cuello uterino. Este examen se realiza en un 20-22 % de los pacientes, en comparación con el 42 % en otros países de América Latina.

Muchas mujeres que se someten a las pruebas no son informadas proactivamente de los resultados, lo que supone un retraso en el tratamiento. Y a veces, cuando se les informa, también les resulta difícil comenzar el tratamiento a tiempo, ya sea con quimioterapia, cirugía y/o radioterapia.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad