miércoles 11 de marzo de 2015 - 10:51 AM

Conozca los tips para mejorar la memoria y la concentración

Desde siempre, la pérdida de memoria ha sido un tema preocupante para muchas personas, independientemente de la edad que tengan: cuando se es joven, porque se está en pleno aprendizaje; en la madurez resulta imprescindible para el día a día y, con los años, la pérdida progresiva de memoria puede significar desdibujar tanto el pasado como el presente.

En este proceso de pérdida de memoria y disminución de capacidad de concentración influyen dos factores sobre los cuales las personas pueden tener cierto control”, afirma la Dra. Margarita Botero, médico cirujano especialista en medicina estética, obesidad y antienvejecimiento del Centro Médico Antienvejecimiento.   Ellos son:

Los estilos de vida

 Estudios científicos han determinado que la depresión, el bajo nivel educativo, la inactividad física y la presión arterial alta son los factores que más podrían aumentar la probabilidad de pérdida de memoria en todos los grupos de edad. En el caso de los más jóvenes, el estrés, sumado a la multitarea provocada por la presencia continua de la tecnología, también puede tener un mayor impacto en su capacidad de atención, lo que podría redundar en problemas para concentrarse y recordar cosas a todos los niveles. Por ello, la elección de un estilo de vida en la juventud puede impactar en la memoria a lo largo de los años.

La alimentación

se ha determinado que consumir grasas trans (tipo de ácido graso insaturado que se encuentra principalmente en alimentos industrializados) está ligado a la disminución de la memoria en los adultos. Según investigaciones recientes, el consumo diario de cada gramo adicional de grasas trans se asoció con una estimación de 0,76 menos palabras recordadas correctamente.

Por suerte, existen algunos alimentos que potencian la concentración y evitan la pérdida de memoria:

1.  El aguacate: Es rico en grasas mono insaturadas, cuyo beneficio se da tanto en el cerebro como en el corazón, ya que mejora la comunicación neuronal, limpia las arterias y mejora la circulación sanguínea

2.  Yogurt: Posee un aminoácido conocido como “tirosona”, responsable de la producción de neurotransmisores como la dopamina y la noradrenalina, imprescindibles para el sentido de alerta y la memoria.

3.  Plátano: Los altos niveles de potasio, magnesio, vitamina C y fibra hacen del plátano un alimento inmejorable para la salud cerebral, pues todos esos elemento son conocidos por su efecto en la memoria.

4.  Té: Además de la cafeína, el té posee un aminoácido propio, la L-theanina, que mejora el sentido de alerta, el tiempo de reacción y la memoria.

5.  Verduras de hoja verde: Como la espinaca, la rúgula, las acelgas y se caracterizan por la intensa coloración verde de sus hojas, tienen una rica combinación de antioxidantes y vitaminas C, E y A que según algunas investigaciones evita el decaimiento de la atención mental.

6.  Salmón: Es conocido por su alta concentración de omega-3, ácidos grasos que fortalecen las conexiones neuronales

“Para retrasar el deterorio cognitivo, resulta clave cuidar la materia gris y sus neuronas, pues ellas ejercen un papel fundamental en la sinapsis y transmisión de los mensajes al cerebro”, explica la Dra. Botero. Para ello existen terapias efectivas que optimizan la memoria:

La terapia celular Psicoestabilizante: consiste en administrar preparados celulares que aporten biomoléculas prefabricadas que activen rápidamente los núcleos productores de serotonina y noradrenalina, así como también extractos celulares heterólogos o autólogos que sustituyan las neuronas que han muerto por patología o envejecimiento.

Los sueros antienvejecimiento neuro emocionales: contienen aminoácidos precursores, vitaminas activadoras del metabolismo energético, minerales y bioterápicos activadores del metabolismo específico y repolarizantes de membrana que aportan a las neuronas la materia prima y los activadores del metabolismo de los neurotransmisores antidepresivos.

Las terapias de Sincronización Cerebral Biorresonante se orientan en armonizar los dos hemisferios cerebrales y modular las ondas cerebrales a niveles óptimos (alfa y beta), reprogramando los núcleos subcorticales productores de neurotransmisores antidepresivos. Estos tratamientos utilizan equipos que generan luz, sonido y ondas electromagnéticas a una intensidad y frecuencia especifica. A su vez, incluyen sesiones de relajación dirigidas en camilla biomasajeadora.

También existen vitaminas, oligoelementos y minerales conocidos como Nutracéuticos que ayudan a mejorar la concentración y evitan la pérdida de memoria. Entre lo más conocidos se encuentran el ácido graso y Omega 3 (previenen el Alzheimer), DMA (ayuda a la energía mental, concentración y a estar más alerta), entre otros.

Es importante mantener al cerebro activo realizando ejercicios mentales como jugar juegos de estrategias (ajedrez, cartas), hacer crucigramas, sudokus, leer, comprometerse con proyectos que necesiten planificación, hacer cursos de interés, etc.

Si la persona observa pérdidas de memorias de forma recurrente conviene consultar con especialistas que evalúen la situación personal.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad