martes 13 de octubre de 2009 - 10:00 AM

Diabéticos, cuidado con la pérdida de sensibilidad

Se estima que en la actualidad en Colombia hay cerca de 1,7 millones de personas con diabetes, de las cuales cerca de 50% presenta síntomas dolorosos de neuropatía diabética (afectación de los nervios periféricos, sensitivos o motores, dificultando la tarea de los nervios para transmitir mensajes al cerebro y a otras partes del cuerpo) al momento del diagnóstico. Sin embargo, en muchas ocasiones estos síntomas son confundidos con problemas en las venas.

Por su parte el otro 50% no presenta síntomas y pueden pasar desapercibidos por los pacientes o los médicos, lo cual representa un significativo riesgo de ulceraciones y amputaciones. 'Se trata de una complicación que si no es identificada a tiempo puede llevar a la amputación de la pierna o el pie', asegura Gustavo Márquez, internista diabetólogo, ex Presidente de la Federación Diabetológica Colombiana y de la Asociación Colombiana de Medicina Interna.

De acuerdo con la Federación Diabetológica Colombiana, datos de otros países mostraron que el 15% de todas las personas con diabetes mellitus desarrollarán una úlcera en el pie durante el transcurso de su enfermedad; que 60% de las amputaciones de miembros inferiores no traumáticas fueron consecuencia del pie diabético; que 85% de las amputaciones de las extremidades inferiores relacionadas con diabetes fueron precedidas de una úlcera en el pie; y que 42% de los pacientes con amputación requirieron este mismo procedimiento en la otra extremidad luego de 1 ó 3 años de realizada la primera cirugía.

En Colombia las estadísticas muestran que entre un 7,4 a 9,4% de la población adulta es diabética, de los cuales al menos la mitad tiene sus pies en riesgo por presentar neuropatía, problemas vasculares, o alteraciones biomecánicas.

De acuerdo con los especialistas, los pacientes diabéticos con neuropatía tienen un riesgo significativamente mayor de sufrir úlceras, amputaciones y muerte temprana, razón por la cual es importante que quienes padezcan esta enfermedad sean atendidos en la consulta de una manera especial, prestando mayor atención al chequeo de sus pies.

'El progreso de la diabetes produce en los pies alteraciones en las arterias y en los nervios que, de no tratarse en el momento adecuado, producen serias afecciones en la  circulación de la sangre produciendo la  aparición de edemas o hinchazón  en los pies. El daño en los nervios provoca la pérdida de sensibilidad y del movimiento por deformidades en los huesos, alteraciones en tendones y músculos. Aparece el dolor', expresa Márquez.

De acuerdo con el especialista, un pie en estas condiciones queda expuesto a traumatismos, cortes, y quemaduras, sin que la persona se dé cuenta, y después se convierten en úlceras que de infectarse son de difícil tratamiento lo que puede llevar a infecciones profundas y tener que pensar  en la amputación.


paso a paso...

Para evitar la neuropatía diabética

- Es muy importante mantener controlado su nivel de azúcar en la sangre.

- Tomar los medicamentos tal como el médico lo indicó.

- Coma una variedad de alimentos nutritivos y evite las comidas con mucha grasa y azúcar.

- Si está pasado de peso pídale a su médico que le ayude a bajar de peso.

- Haga ejercicio de cuatro a seis veces por semana durante 30 a 60 minutos. Antes de comenzar un programa de ejercicio hable con su médico.

 

LISTA

Manuel Arciniégas, médico general, dio algunas de las señales que deben tenerse en cuenta para detectar algún problema por neuropatía diabética.

1 Si usted no siente los dedos del pie o sus pies, puede que tenga neuropatía diabética.

2 Nota que las cortaduras y heridas en los pies no le duelen tanto como usted espera que le deben doler.

3 Padece dolor o una sensación de ardor en las piernas

4 Presenta sensación de mareo que le puede producir caídas.

5 Sufre de diarrea o estreñimiento.

6 Algunos hombres no pueden lograr una erección.

7 Si usted es diabético consulte inmediatamente a su médico acerca de la neuropatía diabética porque ésta en muchas ocasiones es asintomática.


Una vez diagnostican la enfermedad

El médico efectuará pruebas más específicas para determinar su grado de avance. Entre las más comunes figuran el presionar ligeramente con un monofilamento la planta del pie y las caras laterales de las piernas para averiguar si existe pérdida de la sensación a la presión. Otras son el uso de un diapasón y la barra de calor-frío, a través de las cuales se mide la respuesta a la vibración y a la temperatura, respectivamente.

Es preocupante que el diabético tenga dolor, pero es más cuando no lo hay, pues significa que los nervios pueden estar dañándose y no se percibe la sensación de dolor.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad