Publicidad

Salud
Lunes 19 de febrero de 2024 - 12:00 PM

Es mejor consumir una naranja entera o el zumo Esto dicen los expertos

En la búsqueda constante de opciones saludables la elección entre una naranja entera y un zumo casero puede parecer trivial pero sus impactos en la salud son notables

Compartir
Imprimir
Comentarios
Comer la naranja completa -es decir su jugo, fibra y cáscara blanca- causa en el organismo una sensación de saciedad, lo que evita que coma más durante el día. Getty Images / VANGUARDIA
Comer la naranja completa -es decir su jugo, fibra y cáscara blanca- causa en el organismo una sensación de saciedad, lo que evita que coma más durante el día. Getty Images / VANGUARDIA

Compartir

Comer la naranja completa -es decir su jugo, fibra y cáscara blanca- causa en el organismo una sensación de saciedad, lo que evita que coma más durante el día. Getty Images / VANGUARDIA

En la era de los batidos y los zumos, es fácil pasar por alto las diferencias fundamentales entre consumir una naranja entera y disfrutar de su versión líquida.

Ambas opciones aportan vitamina C, fibra y otros nutrientes esenciales, pero la forma en que el cuerpo las procesa marca la diferencia en términos de salud.

Cuando optamos por una naranja entera, aprovechamos la combinación perfecta de fibra y nutrientes presentes en la pulpa. La fibra contribuye a una digestión más lenta, lo que ayuda a mantener niveles estables de azúcar en la sangre.

Además, masticar la fruta activa la producción de saliva y enzimas digestivas, facilitando la asimilación de nutrientes.

Por otro lado, el zumo casero puede proporcionar una dosis concentrada de vitaminas, pero carece de la fibra que se encuentra en la fruta entera.

La ausencia de fibra significa una absorción más rápida de azúcares, lo que puede provocar picos en los niveles de glucosa en sangre.

Este aspecto es especialmente relevante para aquellos que buscan mantener un control estricto sobre su salud metabólica.

Además, al exprimir la fruta, se pueden perder ciertos compuestos beneficiosos presentes en la pulpa y la piel. La fibra, los antioxidantes y otros fitonutrientes que se encuentran en la naranja entera trabajan en conjunto para proporcionar beneficios para la salud cardiovascular y reducir el riesgo de enfermedades crónicas.

En resumen, aunque el zumo casero puede ser una opción conveniente y deliciosa, la naranja entera ofrece una combinación equilibrada de nutrientes y fibra, promoviendo una absorción más gradual de azúcares y brindando beneficios adicionales para la salud.

Se recomienda: ¡Ojo! Fumar altera el sistema inmunitario hasta después de haber dejado el cigarrillo

La clave radica en mantener la variedad en la dieta y disfrutar de ambos formatos de manera consciente, considerando siempre las necesidades individuales de cada persona.

En última instancia, la elección entre una naranja entera y un zumo casero va más allá del gusto personal. Considerar la salud metabólica, la absorción de nutrientes y los beneficios adicionales de la fibra puede ayudarnos a tomar decisiones más informadas.

Lo importante es encontrar un equilibrio y disfrutar de la versatilidad que ambas opciones ofrecen en el marco de una dieta saludable y variada.

Este artículo fue creado con la ayuda de Inteligencia Artificial, que utiliza machine learning para realizar los textos informativos. Además, fue revisado por un periodista de la sección web de Vanguardia.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por A.C.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad