martes 15 de enero de 2019 - 12:00 AM

La exposición al sol sin protección puede tener consecuencias en la piel

Mantener la piel sana responde a un conjunto de hábitos que debemos ir incorporando dentro de nuestras rutinas diarias. El jabón, la hidratación y el secado después del baño, son factores determinantes a la hora de cuidar la piel del cuerpo.
Escuchar este artículo

La protección solar es una práctica que debe inculcarse desde temprana edad, debido a que el daño solar se acumula y también a no prestar atención especial desde esta primera etapa de la vida a la necesidad de generar hábitos para el buen cuidado con la piel. Las consecuencias podrían verse durante la edad adulta.

Aunque el cáncer de piel puede presentarse a cualquier edad, es más frecuente que se reporte en adultos por encima de los 50 años.

Los principales síntomas que presentan los pacientes con esta patología son la aparición de lesiones cutáneas que se asemejan a manchas, lunares, úlceras, tumores o heridas que no cicatrizan. Aunque la mayoría son asintomáticas, algunas pueden evidenciar crecimiento progresivo e incluso sangrado espontáneo.

Estas lesiones aparecen principalmente en las áreas de mayor exposición solar tales como cara, cuero cabelludo, cuello, la ‘V’ del tórax anterior, los antebrazos, las manos y en las piernas.

Es importante tener en cuenta que este tipo de cáncer puede presentarse en cualquier parte del cuerpo, razón por la cual ante la aparición de alguna lesión en la piel o cambios en algún lunar pre existente, se debe optar por consultar al médico o especialista.

“La piel es el órgano más extenso de todo el cuerpo, nos protege tanto de las agresiones externas como de la pérdida de agua interna, por eso debe ser cuidada de manera especial ya que está expuesta a enfermedades mortales como el cáncer de piel, patología que puede ser benigna si es detectada y tratada a tiempo”, afirma el doctor Carlos Fernández, asesor médico de Bayer.

La protección física es esencial para evitar y prevenir esta clase de enfermedades, por eso le contamos algunos consejos y tips para poner en práctica en la vida diaria.

Una piel bella y saludable requiere cuidado diario. Si sigue estas sencillas reglas de oro después de la ducha diaria, en vacaciones, durante los meses del frío invierno o del sol intenso, su piel estará más suave, elástica y radiante.

Diez reglas de oro para cuidar la piel

Regla 1. Proteger la piel del sol

Para mantener la piel saludable, no salga a realizar sus actividades cotidianas sin protección. Aplique una crema solar con un FPS que esté adaptado a su tipo de piel. Repita la aplicación de manera regular sin importar si está expuesto al sol o al frío, incluso si está en una oficina es recomendable aplicarla por la luz de los computadores y de la iluminación artificial que caracteriza estos espacios.

Regla 2. Solo usar jabón suave para la piel

¿La piel de su cuerpo tiende a secarse, sobre todo después de la ducha? Es importante usar productos de cuidado de la piel suaves para la rutina de diaria. Si utiliza productos demasiado fuertes, su piel puede volverse extremadamente seca y sentirse molesta. Los mejores productos que se pueden usar son los jabones ricos en lípidos.

Regla 3. ¡En la ducha!

Para la piel es mejor la ducha que el baño de tina, que tiende a deshidratarla por el tiempo tan prolongado ahí dentro. Asegúrese de que el agua esté templada mejor que caliente. Para los amantes del baño, está bien disfrutar de este, sin embargo ¡no se quede en el agua mucho tiempo!

Regla 4. Secarse con suavidad

Antes de que salga de la ducha, seque todo su cuerpo para eliminar cualquier resto de los productos que usó. La mejor manera para hacerlo es con suaves golpecitos con la toalla. No frote la piel con agresividad para secarse.

Regla 5. Hidratar la piel a diario

¡Haga de la hidratación un hábito diario! Después de darse suaves golpecitos con la toalla para secar la piel, utilice una crema adecuada para hidratarla de manera efectiva. Se recomienda que sea una que contenga entre sus componentes acetato de aluminio. Esto le ayudará a reparar la película hidrolipídica que cubre la epidermis. No se olvide que hay que

hidratar todos los tipos de piel.

Regla 6. Cuando hace frío fuera, abrigarse

¿Se ha dado cuenta de que la piel se vuelve particularmente sensible en los climas fríos? Las bajas temperaturas, así como el viento y el sol, tienden a resecarla, dejándola con una molesta sensación de tirantez y picor, por eso la importancia de una buena hidratación y de mantenerse abrigado. No olvide protegerse las manos todo el tiempo que esté expuesto al frío.

Regla 7. Beber mucha agua

Para tener una piel bella el cuerpo necesita cantidades suficientes de líquido. Asegúrese de beber agua suficiente, aproximadamente 8 vasos al día. Un vaso de agua cuando se levante, un té para desayunar, agua mineral a lo largo del día, té de hierbas por la noche son vida para la piel.

Regla 8. ¡Comer de manera saludable

y equilibrada!

Una dieta saludable y equilibrada no es solo buena para su cuerpo sino también para su piel. Cada día debe comer un mínimo de cinco porciones de fruta y verdura, ricas en antioxidantes. Esto le ayudará a mantener su piel bella y saludable.

Regla 9. Dormir las horas de belleza

Si duerme lo suficiente, su piel estará radiantemente saludable. Recuerde que estudios científicos indican que las horas recomendadas de sueño están entre las 7 y 9 horas. De hecho, la necesidad de sueño viene marcada genéticamente.

Regla 10. ¡Dejar de fumar!

¿Fuma? El tabaco es perjudicial para la piel. Deja el cutis apagado y opaco. Hace que la piel envejezca con más rapidez. Esta debería ser una buena razón para apagar el último cigarrillo.

Cuidados de la piel en pacientes con Diabetes
Se estima que un tercio de las personas con diabetes tendrán algún problema en su piel provocado por el mal control de la enfermedad en algún momento de sus vidas. Al igual que para prevenir cualquier complicación derivada de la diabetes, el mantener un buen control de los niveles de glucosa es el factor más importante para evitar que se presenten dichas complicaciones. Atienda las siguientes recomendaciones y podrá mantener una piel sana y hermosa.
• Tome por lo menos dos litros de agua por día; la hidratación comienza de adentro hacia afuera.
• Conserve su piel limpia y seca. Utilice talco en áreas donde la piel tiene roce con la misma, como en las axilas e íngles y entre los dedos de los pies.
•Evite usar agua muy fría o muy caliente en la ducha. Esto traumatiza la piel y puede causar la ruptura de vasos sanguíneos. Use agua tibia.
•Diariamente mantenga la humedad natural de la piel aplicando un producto hidratante, en crema o en jabón. Cuando la piel está seca o pica, al rascarse puede lastimarse y provocar infección. Humecte su piel para evitar que se agriete, especialmente cuando el clima es frío o seco, puede utilizar humidificador en casa.
•No se ponga crema entre los dedos de los pies. En esa zona la humectación extra puede fomentar la formación de hongos.
•Ponga atención a cualquier herida que tenga, lave los pequeños cortes con agua y jabón. No use ni alcohol ni yodo para limpiar la piel, ya que son sustancias demasiado fuertes. Consulte inmediatamente con un médico si tiene alguna herida cortante, quemadura o infección grave o que no sane facilmente.
•Revise sus pies todos los días, use zapatos de horma ancha y de taco bajo que le ajusten bien. Antes de ponerse los zapatos, verifique que no hayan objetos extraños dentro de ellos.
• No se olvide de ponerse crema hidratante en las manos. Puede ser la misma que se usa en el cuerpo o en el rostro. Las manos son la parte del cuerpo que más están expuestas a la acción del tiempo y, por eso, merecen protección redoblada.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad