martes 20 de abril de 2010 - 10:00 AM

La importancia de la salud bucal

Cuidarnos de los virus, de una alergia, de un dolor o de una infección son factores de suma importancia para el ser humano, porque esto es sinónimo de salud y bienestar.

Sin embargo, muchas personas hacen caso omiso al cuidado de su salud bucal, siendo esta una de las más prioritarias porque la boca es la ‘ventana de la vida’. El cuidado de las piezas dentales toma importancia desde que se nace, desde el mismo momento de la gestación y desde cuando el bebé empieza a amantar.


Alteraciones bucales en el embarazo

Los cambios que se producen en el embarazo hacen a la futura mamá más susceptible a la gingivitis y la caries. La higiene dental y los hábitos nutricionales adecuados destierran el viejo mito de que cada embarazo cuesta un diente.

Para la odontóloga Diana Carolina Salcedo 'durante el embarazo se producen grandes cambios en la mujer a todos los niveles: en el aspecto físico, en el químico y en el psicológico. Esto hace que la cavidad bucal de la embarazada sea más susceptible a padecer gingivitis y caries'.

La gingivitis, según explica la profesional, se produce por un aumento de las hormonas llamadas prolactina y estrógenos, las cuales condicionan cambios en las estructuras de todo el organismo y, entre ellas, especialmente en los tejidos de la boca. Se presenta mediante la inflamación de las encías que aparecen enrojecidas, edematosas, sensibles y con tendencia al sangrado espontáneo o por estímulos pequeños como el masticar o cepillarse los dientes. Dicha alteración, tan frecuente y específica, se evidencia a partir del tercer mes de embarazo.

La caries es una de las anomalías más frecuentes durante el embarazo. Explica la Dra. Salcedo que  durante esta época deben seguirse cuidados específicos para conservar la salud bucal, que comprenden no solo una cuidadosa higiene bucal, sino una adecuada alimentación.

Higiene bucal: las alteraciones bucales propias del embarazo, aunque frecuentes, no son inevitables y pueden prevenirse realizando una adecuada higiene dental con un cepillado después de las comidas y usando la seda dental. La cuidadosa limpieza eliminará la placa bacteriana que es la causante de la caries dental y de la gingivitis.

Visitas al odontólogo. Comenzar el embarazo con una boca sana, sin caries ni otros problemas como gingivitis, sarro, flemones, etc., es toda una prioridad, ya que estas patologías no sólo afectan a la salud de la madre, sino también a la del hijo.

Los profesionales de la salud oral aconsejan realizar visitas periódicas al odontólogo, ya  que así se podrán efectuar los tratamientos oportunos y detectar o prevenir cualquier alteración buscando que la salud bucal sea la óptima.


Salud oral del bebé

El cuidado dental contribuye a la salud total de sus hijos. Niños con dientes saludables tienen menos problemas al comer, aprender y el desarrollo verbal. La falta de atención al cuidado dental contribuye a la dificultad con la obediencia en el colegio, el socializar y la confianza en sí mismo. Para Alix Sofía Andrade, odontóloga y especialista en periodoncia, estas son algunas de las claves que los padres de familia deben tener en cuenta para cuidar de la salud bucal de sus hijos.


Alimentación

Para el odontólogo Iván Duarte Castillo 'el proceso de formación de los dientes del bebé comienza entre el tercer y el sexto mes de embarazo. Por ello, es importante un aporte adecuado de vitaminas como la vitamina A y la vitamina D y minerales como calcio y fósforo esenciales para la formación de los huesos y los dientes del futuro bebé'.

Asegura el profesional que es necesario también un aporte adecuado de lípidos, entre los que se encuentran los ácidos grasos esenciales que son precursores del omega 3 y omega 6, y son fundamentales, entre otras cosas, para el desarrollo adecuado del sistema nervioso.

'Las proteínas de calidad que aportan la carne, el pescado, los huevos y la leche son imprescindibles como material de construcción de todos los órganos del bebé. Es importante también un adecuado aporte de hidratos de carbono, pero hemos de distinguir entre los hidratos de carbono complejos y los simples. Son preferibles los llamados hidratos complejos como el pan, las pastas, las patatas, el arroz, etc. Estos son la principal fuente de energía de liberación lenta y son necesarios para un adecuado equilibrio nutricional y para el desarrollo del bebé'.


LISTA

¿Cómo desarrollar una sonrisa saludable?

1Cada vez que su bebé coma, límpiele las encías con una toallita mojada.

2 Evite dejar a su bebé en la cuna con un biberón, ya que su uso prolongado puede lastimar las encías.

3 Una vez el bebé pueda tomar de una tacita con sus manos, deje de usar el biberón.

4Cuando el bebé cumpla su primer año, llévelo al dentista para un examen.

5 Evite que su hijo(a) se chupe el dedo o continúe con el biberón o chupón después de los cinco años de edad.

6 Supervise que las comidas sean saludables y balanceadas. Evite que él lleve a la boca huesos y algunos alimentos duros o difíciles de comer.

7Limite los dulces para ocasiones especiales solamente.

8 Supervise que sus hijos se cepillen bien las encías y los dientes por lo menos dos veces al día.

9 Practique y enséñeles a sus hijos a usar hilo dental cada vez que se cepillan los dientes.

10 Use crema dental con 'fluoruro'.

11 Sí su niño aprieta sus dientes al dormir, hable con su dentista.

 

preguntas y respuestas

Clara Inés Toloza Téllez

Odontóloga

Cuando ha nacido el bebé ¿qué cuidados se deben tener para que al amamantar no se lastime sus encías?

Debe mantenerse los rebordes alveolares del bebé limpios por medio de una gasa humedecida y mantener limpio el pezón de la madre.

¿A qué edad se les debe empezar a cepillar los dientes?

La limpieza de la cavidad oral debe empezarse a realizar desde los primeros días de nacido, debido a que los restos de leche materna o del biberón pueden causar en las encías del bebé enfermedades que pueden prevenirse.

Cuando el primer diente aparece, los padres deben empezar a trabajar para mantener los dientes libres de sarro, ya sea con una gasa humedecida o cepillo dental indicado.

Al principio serán los padres los encargados del cepillado, es por ello que deben conocer la técnica correcta de cepillado.

Una vez sea necesario, ¿qué tipo de cepillo se debe utilizar?

Para los niños que tienen dientes temporales se recomienda utilizar un cepillo manual con las siguientes características: cabezas con bordes protectores, estas cabezas evitan las lesiones que pueden causarse por la mala utilización o movimientos bruscos. Las cerdas deben ser extra suaves pues en esta etapa se están limpiando más tejidos blandos como las encías, que los dientes. La cabeza del cepillo dental no debe ser muy grande y preferiblemente de forma  ovalada o de diamante  para que permita fácil acceso a las zonas posteriores de la cavidad oral.

Los llamados ‘dientes de leche’ a qué edad salen y cuáles son los cuidados que se les deben tener.

A lo largo de los dos o tres primeros años de la vida del bebé le irán saliendo sus primeros dientes, que llamamos  dientes de leche o deciduos. En total los dientes de leche son 20, empiezan a salir alrededor del medio año de edad y terminan entre los dos y los dos años y medio.

A qué edad, o en qué momento, se les puede iniciar un tratamiento odontológico.

El tratamiento de la caries o de los problemas de la encía debe ser iniciado apenas se detecte por los padres o por algún profesional de la salud. Los problemas de maloclusiones (mala mordida) pueden ser iniciados a los seis o siete años con tratamiento de ortopedia en algunos casos específicos, diagnosticados por un profesional competente.

El tratamiento de ortodoncia (brackets) idealmente se empieza cuando el adolescente presente un desarrollo adecuado de la dentición permanente, pero esta puede variar según  el sexo, la raza y otros factores, por tanto dicho tratamiento será determinado por el especialista según cada caso.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad