Publicidad

Salud
Viernes 02 de junio de 2023 - 12:00 PM

La montaña rusa de los trastornos de la glándula tiroides

Cuando una persona sufre de la tiroides experimenta una montaña rusa física y emocional. Afecta especialmente a las mujeres, quienes tienen ocho veces más probabilidades de tener trastornos de la tiroides que los hombres.

Compartir
Imprimir
Comentarios
Banco de Imágenes / VANGUARDIA
Banco de Imágenes / VANGUARDIA

Compartir

Banco de Imágenes / VANGUARDIA

Banco de imágenes / VANGUARDIA
Banco de imágenes / VANGUARDIA

Banco de imágenes / VANGUARDIA

Banco de Imágenes / VANGUARDIA
Banco de Imágenes / VANGUARDIA

Banco de Imágenes / VANGUARDIA

La glándula tiroides es un órgano en la parte anterior del cuello, formado por dos lóbulos simétricos adosados a los lados de la tráquea y la laringe, unidos por el istmo. Getty Images / VANGUARDIA
La glándula tiroides es un órgano en la parte anterior del cuello, formado por dos lóbulos simétricos adosados a los lados de la tráquea y la laringe, unidos por el istmo. Getty Images / VANGUARDIA

La glándula tiroides es un órgano en la parte anterior del cuello, formado por dos lóbulos simétricos adosados a los lados de la tráquea y la laringe, unidos por el istmo. Getty Images / VANGUARDIA

A los 54 años, Rocío Jiménez* empezó a experimentar síntomas extraños: frío, sueño, desaliento y cambios de humor repentinos. En definitiva, algo no andaba bien en su organismo.

Además: ABC del Síndrome del Túnel Carpiano

Tras consultar al médico y practicarse exámenes, el diagnóstico fue concluyente: hipotiroidismo. Se trata de una enfermedad que ocurre cuando la glándula tiroides, con forma de mariposa ubicada en el cuello, no produce suficientes hormonas tiroideas para satisfacer las necesidades del cuerpo. Caso contrario es el hipertiroidismo, que hace que la tiroides produzca más hormonas de las que el cuerpo necesita.

Hay que recordar que la tiroides realiza muchas funciones en el cuerpo. Produce hormonas que mantienen el buen funcionamiento de los órganos. Además regula el uso de la energía, por ejemplo, cómo se queman calorías y la rapidez con que late el corazón.

Sin embargo, a veces esta poderosa glándula no funciona como debería. Carlos Alfonso Builes Barrera, médico especialista en Endocrinología, advierte que en el caso del hipotiroidismo los síntomas son inespecíficos, por tanto debemos ser cuidadosos. “No todas las personas tienen caída de cabello, piel seca o cansancio por la tiroides, pero si estos síntomas están sucediendo en el cuerpo, debe consultar al médico para hacer la prueba de sangre que se llama TSH”, explica el experto a Vanguardia.

Le interesa: Nutrición y alimentación, ¿es lo mismo?: Nueve recomendaciones para llevar una vida sana

En ese sentido, Builes Barrera estima que una persona puede estar presentando síntomas de la enfermedad sin un diagnóstico de hipotiroidismo. De hecho, la Organización Mundial de la Salud, OMS, calcula que alrededor de 750 millones de personas padecen alguna patología tiroidea y un 60 % de ellas lo desconoce.

¿Cuál es la situación en Colombia? El médico especialista en Endocrinología precisa que en Colombia cinco de cada 100 personas podrían tener algún tipo de disfunción, siendo la más común el hipotiroidismo, es decir la tiroides trabajando lenta y a media marcha.

Se observa que “el cabello, las uñas y la piel están secas. Todo va muy lento, el cuerpo se siente que no tiene la misma batería y la misma energía, incluso para pensar, para hablar, para hacer las cosas; el cansancio muscular, la depresión, los trastornos en la parte emocional y anímica intestinal se van a empezar a notar”, subraya el especialista.

1. Revise su cuello. La aparición de un nódulo o un agrandamiento de la glándula es el primer signo de que hay un problema. Por ejemplo, observarse el cuello mientras toma un trago de agua.

2. Hágase examinar la tiroides. Si sospecha de un problema tiroideo, pídale a su médico un análisis de sangre para evaluar la tirotropina u hormona estimulante de la tiroides y anticuerpos antitiroideos, los cuales pueden indicar la presencia de tiroiditis de Hashimoto, la forma más común de hipotiroidismo.

3. Controle sus niveles de colesterol. El colesterol alto que no responde a la dieta, ejercicio ni medicación puede ser señal de hipofunción tiroidea, así como un colesterol muy bajo puede serlo de hiperfunción.

4. Tenga presente los cambios cognitivos en los adultos mayores. El hipotiroidismo es muy usual en los ancianos y a menudo es confundido con los cambios propios de la vejez.

5. Recuerde: “la misma/el mismo/la misma”. Para los pacientes diagnosticados con hipotiroidismo es clave tomar la misma dosis del mismo medicamento a la misma hora, todos los días. El café, los antiácidos y los suplementos de hierro, pueden alterar la absorción del medicamento por parte de su organismo.

*Nombre modificado.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Ángela Castro Ariza

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad