viernes 31 de enero de 2020 - 2:03 PM

Loncheras saludables para el nuevo año escolar

En la época escolar la preocupación para muchos padres es la alimentación de sus hijos. Por eso Vanguardia consultó una nutricionista para proporcionar los consejos básicos para tener en cuenta a la hora de la famosa lonchera.
Escuchar este artículo

Según un estudio realizado por la Universidad del Rosario, el sobrepeso juvenil en el país es del 37% y un 18% son obesos. Para evitar el deterioro de la calidad de vida de los menores, se deben mejorar los hábitos alimenticios.

A la hora del descanso es necesario comer saludable. Para esto hay que tener en cuenta varios factores. El principal, es que debe ser balanceado para que aporte de forma integral a la salud de los niños.

“Primeramente se debe abogar por una alimentación natural. Preparada en casa con ingredientes sin procesar”, afirma la nutricionista, Sindy Plata Nieto y agrega que “es importante no confiarse en las etiquetas de productos que se dicen aptos para niños”, pues muchos de ellos contienen aún más azúcar de lo permitido.

Cuando el cuerpo humano recibe la energía suficiente, se puede desarrollar de mejor manera. Por consiguiente los menores tendrán un mejor desempeño en sus actividades diarias.

La variedad es clave porque los niños se tienden a aburrir por la monotonía. Por esto se hace clave la implementación de colores, formas y sabores. No por ser saludable debe ser aburrido. Por ejemplo, se puede jugar con el color de las frutas y verduras, y con las texturas de las diferentes comidas.

Según la nutricionista, “en el caso del aporte proteico de los niños, no debe sobrepasar las recomendaciones por edad, ya que se presenta una sobrecarga renal”

Lea también: Conozca las claves para saber elegir los alimentos que compramos

No es una cuestión de prohibir nada, pero no se recomienda ningún producto procesado o de panadería, ya que las mismas contienen sodio excesivo, el cual se relaciona con la aparición temprana de enfermedades tales como hipertensión”, dice Nieto Plata.

Asegura que: “en el caso de los productos altos en azúcar, su uso se desaconseja totalmente”. Por otra parte es importante recalcar que se debe reducir el consumo de fritos, pues la alta ingesta de estos puede causar sobrepeso y enfermedades cardiovasculares, sin contar los problemas de colesterol y triglicéridos.

Además, se debe limitar el consumo de comida chatarra, bebidas gaseosas, dulces y empaquetados. Al escuchar esto, el tiempo de lonchera suena un poco aburrido pero no debe ser así, se puede hacer comida que se vea rica a la vista, y deliciosa al gusto, sin hacerle daño al cuerpo.

Según Plata Nieto, “las enfermedades metabólicas y el aumento de peso en los niños es cada vez mayor, en el caso de los menores, las pautas alimentarias que se establezcan en la infancia definirán el resto de su vida y de esta manera no tendrán que verse sometidos a dietas estrictas o aburridas”.

Además: Consumir gaseosas se asocia a la mortalidad, pero no al cáncer: estudio

“Es mejor fomentar una alimentación adecuada a temprana edad para que sea lo que ellos conozcan como normal”, dice Plata Nieto y que es necesario fomentar la actividad física.

Para la nutricionista, una buena lonchera debe contener, según el clima y la hora en que se suministre, mínimo los siguientes alimentos:

1. Una fruta entera, preferiblemente variada, se puede presentar picada según la consistencia y edad del niño.

Es importante su consumo pues son ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes, esenciales para el correcto funcionamiento del organismo.

2. Un lácteo o derivado del lácteo: leche, queso, avena con leche, leche con sabor, kumis, yogurt o cuajada.

Según los expertos el queso es un alimento bueno para la salud pues tiene alto contenido en calcio, proteína, minerales y vitaminas.

3. Cereal, preferiblemente bajo en azúcar, por ejemplo galletas de soda o integrales, pan integral sin exceso de azúcar y arepa.

Plata Nieto recomienda los carbohidratos complejos por lo que tendrán una absorción lenta, lo que significa más energía durante el día. Este tipo de carbos contienen fibra, vitaminas, minerales y otros nutrientes.

Por último se hace importante precisar que según el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, el consumo de proteína debe ser del 15% del valor calórico total, lo cual se puede suplir con las tres porciones diarias básicas en el desayuno, almuerzo y comida.

También se puede ver según las edades:

2 a 5 años: 45 gramos.

6 a 9 años: 54 gramos.

10 a 13 años: 75 gramos.

Para saber bien que necesita el cuerpo Plata Nieto recuerda la importancia de asistir a las consultas o a una asesoría con nutricionista, pues ellos darán una guía más detallada.

Le puede interesar: ¿Qué tan letal es el coronavirus de China?

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad