Publicidad

Salud
Viernes 16 de febrero de 2024 - 12:00 PM

Por qué hay personas que no engordan nunca, a pesar de todo lo que comen? Aquí le contamos

En el fascinante mundo de la nutrición hay individuos afortunados que parecen desafiar las reglas del aumento de peso, disfrutando de cualquier manjar sin preocuparse por las temidas calorías. ¿Cuál es el secreto detrás de aquellos que nunca ganan peso, independientemente de su ingesta alimentaria? Expertos en salud y nutrición arrojan luz sobre este enigma que ha desconcertado a muchos.

Compartir
Imprimir
Comentarios
Los cambios en la microbiota intestinal pueden condicionar un defecto en el metabolismo de los alimentos que estimule la génesis de tejido adiposo.  Getty Images
Los cambios en la microbiota intestinal pueden condicionar un defecto en el metabolismo de los alimentos que estimule la génesis de tejido adiposo. Getty Images

Compartir

Los cambios en la microbiota intestinal pueden condicionar un defecto en el metabolismo de los alimentos que estimule la génesis de tejido adiposo. Getty Images

En un mundo donde la lucha contra la obesidad es una preocupación creciente, resulta intrigante descubrir que hay personas que, a pesar de sus hábitos alimentarios indulgentes, nunca parecen ganar peso.

Además: Así puede cuidar a los niños y los adultos mayores durante la ola de calor

Según María Rodríguez, experta en nutrición, esto puede estar vinculado a diversos factores, siendo el metabolismo uno de los elementos clave.

“El metabolismo varía significativamente de una persona a otra”, explica Rodríguez.

“Aquellas personas que no ganan peso fácilmente pueden tener un metabolismo más acelerado, lo que les permite quemar calorías de manera más eficiente”, anota la experta.

Otro factor crucial es la genética. Estudios científicos han demostrado que las variaciones genéticas pueden influir en la capacidad del cuerpo para procesar los alimentos y almacenar grasa.

Le interesa: Día Mundial del Cáncer Infantil: “Quiero ser grande”, una mirada a tiempo a esta enfermedad

“Algunas personas pueden heredar una predisposición genética que les brinda una mayor resistencia al aumento de peso”, menciona Rodríguez.

Sin embargo, los expertos enfatizan que la genética no lo es todo. Mantener un peso saludable implica adoptar hábitos de vida equilibrados.

La nutricionista Sara López aconseja: “Incluso si tienes un metabolismo rápido o una predisposición genética favorable, es esencial mantener una dieta equilibrada y hacer ejercicio regularmente”.

Además, la calidad de los alimentos consumidos desempeña un papel vital. Optar por alimentos ricos en nutrientes y moderar el consumo de alimentos ultraprocesados ayuda a mantener un equilibrio adecuado en la dieta.

En resumen, aunque algunas personas pueden tener una predisposición genética o un metabolismo más rápido, la clave para mantener un peso saludable sigue siendo un estilo de vida activo y una alimentación equilibrada. La misteriosa habilidad de no ganar peso nunca debe ser una excusa para descuidar la salud. Con la combinación adecuada de genética favorable, hábitos alimentarios equilibrados y ejercicio regular, cualquiera puede trabajar hacia una vida más saludable y activa.

Este artículo fue creado con la ayuda de Inteligencia Artificial, que utiliza machine learning para realizar los textos informativos. Además, fue revisado por un periodista de la sección web de Vanguardia.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por A.C.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad