sábado 24 de octubre de 2020 - 12:00 AM

¿Sospechosos de la COVID-19 también se deben incapacitar?

Las EPS deben reportar las incapacidades de pacientes con la COVID-19 y las de sus familiares en aislamiento.
Escuchar este artículo

Son varias las inquietudes que tienen las personas que presentan posibles síntomas de la COVID-19 sobre lo que deben hacer para su diagnóstico y la solicitud o no de las incapacidades laborales en sus empresas.

Inclusive se ha presentado una disparidad frente al tema, ya que muchos se preguntan si a las personas asintomáticas y que dieron como resultado positivo deberían otorgarles algún tipo de incapacidad laboral.

Al igual, la gente se pregunta si es obligatorio o no que las EPS incapaciten a todo el mundo por esta enfermedad.

Según el secretario de Salud Departamental, Javier Alonso Villamizar Suárez, “las personas que presenten síntomas de Coronavirus primero deben acudir a su EPS o comunicarse con el Call Center; obviamente allí se les direcciona para que se les haga la visita respectiva”.

Aclaró que si bien la incapacidad dependerá del criterio facultativo del médico tratante, ella deberá generárseles a las personas con síntomas de la enfermedad y con más razón a las que se les confirme la positividad en sus pruebas.

Las EPS deberán reportar la incapacidad de los posibles pacientes de la COVID-19 para el aislamiento obligatorio, así como las de las personas de su núcleo familiar que deban guardar la ‘cuarentena’ porque residen en el mismo inmueble.

Sin embargo, reiteró que será el médico tratante, según su criterio profesional, el que podrá emitir dicho documento en función de las comorbilidades del paciente, su edad y los síntomas que presente, entre otros.

Se sabe que muchas EPS se basan en el artículo uno de la Resolución 2266 de 1998 y a la Sentencia T-729 de 2012, que define la incapacidad “como el estado de inhabilidad física o mental de una persona que le impide desempeñar en forma temporal o permanente su profesión u oficio”.

Aunque algunas EPS han dispuesto en sus páginas web lineamientos para que la incapacidad sea expedida, según la gravedad de los síntomas al tener confirmada la enfermedad de la COVID se le debe entregar de inmediato al paciente: “Al estar incapacitado el trabajador, no hay obligación de prestar el servicio bajo ninguna modalidad presencial, ni remota”, aseguró el Secretario de Salud Seccional.

Hay una alerta en la capital santandereana por la falta de tratamiento oportuno en la realización de pruebas y entrega de los resultados por la COVID-19, debido a los altos costos que tienen que asumir en el caso de que un trabajador se vea obligado a llevar adelante un aislamiento preventivo.

Por ello, si se llega a presentar una situación como estas en la empresa, el aislamiento no es una incapacidad y, por lo tanto, no se incurre en pagos de prestaciones.

De acuerdo con el Ministerio, “los trabajadores que se encuentran bajo esta medida deberán en lo posible estar bajo los lineamientos de los métodos de teletrabajo o trabajo remoto, previamente pactado con el empleador”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad