Publicidad

Salud
Martes 19 de septiembre de 2023 - 12:00 PM

Sufre de nacidos o abscesos Así puede curarlos con remedios caseros

Esta afección cutánea afecta a un gran número de personas cada año. Mire cómo puede tratarlos si le crece uno.

Compartir
Imprimir
Comentarios
Estas infecciones suelen surgir a raíz de pequeñas heridas en la piel, convirtiéndose en un terreno fértil para que las bacterias presentes en la dermis ingresen al tejido subcutáneo. Foto: Archivo/Vanguardia
Estas infecciones suelen surgir a raíz de pequeñas heridas en la piel, convirtiéndose en un terreno fértil para que las bacterias presentes en la dermis ingresen al tejido subcutáneo. Foto: Archivo/Vanguardia

Compartir

Estas infecciones suelen surgir a raíz de pequeñas heridas en la piel, convirtiéndose en un terreno fértil para que las bacterias presentes en la dermis ingresen al tejido subcutáneo. Foto: Archivo/Vanguardia

Se le conoce comúnmente como “nacido”, pero en el ámbito médico se refieren a él como absceso. Esta afección cutánea es conocida por sus molestos síntomas que se manifiestan en una cavidad donde se acumula pus, y puede surgir en casi cualquier parte del cuerpo.

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., a través de su servicio de información en línea MedLine Plus, explica que un absceso se forma cuando el sistema inmunológico combate una infección. En respuesta, los glóbulos blancos se concentran en el área infectada, provocando inflamación en el tejido dañado.

Estas infecciones suelen surgir a raíz de pequeñas heridas en la piel, convirtiéndose en un terreno fértil para que las bacterias presentes en la dermis ingresen al tejido subcutáneo. No obstante, no solo las cortadas pueden ser las causantes: una mala higiene, el acné, el eczema o el uso compartido de artículos de aseo con alguien que tiene un absceso también aumentan el riesgo.

Si el absceso es profundo puede manifestarse con dolor local, sensibilidad al tacto y síntomas generales como fiebre, pérdida de peso y fatiga.

El Manual Merck de diagnóstico y terapia detalla que entre los síntomas más comunes se encuentran el dolor, calor, hinchazón, dolor al tocar y enrojecimiento, así como fiebre.

Le puede interesar: ¿Curiosidad o mucha sed? Gamero y su particular gesto durante rueda de prensa

Tratamiento del nacido

Respecto al tratamiento, el Manual de Merck indica que su elección depende del tipo de absceso. Mientras que los menores podrían solucionarse con un pequeño corte y drenaje, los profundos (de más de 5 cm) requieren de procedimientos más exhaustivos como el aislamiento con compresas o la colocación de drenajes.

Pese a los métodos tradicionales, no son pocos quienes optan por remedios caseros para abordar esta afección. Algunas recomendaciones incluyen el uso del aceite de árbol de té, gracias a sus propiedades antisépticas, y las sales de Epsom, que pueden secar el pus y ayudar en el drenaje del absceso.

Asimismo, existe la opción de ungüentos antibióticos de venta libre que pueden ser efectivos, pero es crucial consultar al médico antes de su uso.

En resumen, aunque los “nacidos” o abscesos son comunes, es esencial entender su origen y buscar un tratamiento adecuado, ya sea médico o casero, siempre bajo supervisión profesional.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por El Universal

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad