martes 09 de febrero de 2010 - 10:00 AM

Tona, Bella Postal de Santander

Esta es la postal de un hermoso pueblo que yace sobre un cordón magistral de la Cordillera Oriental. Es tan crucial su ubicación, que el trazado del pueblo delinea algunos de los más exóticos retratos de nuestra geografía nacional y se pinta sobre los límites con Norte de Santander.

Es la tierra del ‘Cacique Tona’, la de las riquezas lácteas y las grandes áreas forestales, la región de los cacaitos, la que el próximo 25 de febrero cumplirá 460 años de historia.  

Y aunque el intenso verano que nos azota pareciera haber franqueado un poco sus venas, se sabe que torrentes de manantiales recorren sus entrañas y les dan a beber a sus habitantes y a todo Santander.

Así es Tona, el pequeño pueblo de la silueta imponente y esbelta. Es una región vestida de todos los colores posibles y rodeada de majestuosas montañas, las cuales nos retratan la magia de la naturaleza.

Su clima, gracias a sus bosques húmedos, es encantador; su suelo, mezclado de rocas metalúrgicas, es firme y se esparce a  lo largo de 343 kilómetros cuadrados; y sus habitantes, grandes anfitriones, nos enamoran con su don de gente.

Tona es sinónimo de verde, pero también nos regala el blanco mágico de los pueblos de antaño. Sus casas conservan ese matiz limpio que casi siempre irradian los sitios de las grandes leyendas.

Una de ellas es la del patrono del pueblo, San Isidro, el del labrador y del agua. De hecho, entre los milagros que se le atribuyen al Santo, está el del pozo cristalino.

Los pobladores más antiguos de Tona dicen que, gracias a las oraciones del mítico personaje, es que de esta tierra brota tanta agua. Es más, por su mandato celestial, las manos de los toneros se asemejan a las de los ángeles que aran el campo.

De hecho, el templo de Tona, uno de los más bellos de nuestra tierra, conserva en lo más de alto, una imagen de San Isidro, que da cuenta de cómo los toneros labran su tierra con tesón y empuje.


VÍAS de acceso

Tona dispone de la vía nacional

Bucaramanga–Cúcuta, que cubre buena parte del municipio.

Se destaca el tramo del Km. 18, La Corcova y Berlín, el cual está pavimentado.

También está la red vial municipal, la cual está en proceso de recuperación.  Existe un ramal carreteable, en regular estado, que comunica a las veredas Vegas, El Quemado y Arnania en una longitud aproximada de 15 kilómetros.

Otro ramal carreteable comunica a Tona con El Gramal (7 kilómetros) y se extiende hasta el corregimiento de Berlín, en una longitud de 15 kilómetros.

De igual forma, existen otros carreteables que conducen a varios sectores rurales.


breve perfil

¡Así es Tona!

• Departamento: Santander.

• Provincia: Soto.

• Ubicación: La cabecera municipal está situada a 37 kilómetros de la capital santandereana.

• Límites: al norte, con Charta y Vetas; al sur, con Santa Bárbara, Piedecuesta y Floridablanca; al occidente con Bucaramanga; y al oriente, con el Departamento de Norte de Santander.

• Extensión total: 343 kms. cuadrados.

• Altura: 1.909 metros sobre el nivel del mar.

• Temperatura promedio: 18 grados centígrados.

• Número de habitantes: 6.899 personas, según el censo del DANE.

• Gentilicio: Toneros y Toneras.

• Nombre del alcalde: Alejandro Hernández Gutiérrez.

• Fecha de fundación: 25 de febrero de 1550.

• Nombre del fundador: Juan Rodríguez Suárez.

• Sector rural: está compuesto por 17 veredas, entre las que se encuentran El Gramal, Vega, Arnania, La Corcova y el Corregimiento de Berlín.

• Algo más del ayer: La historia de Tona tiene un gran capítulo en el siglo XVIII. Sus inicios recuerdan escasas chozas de paja, que hacían parte de la parroquia de Silos. En 1786, quienes ya se consideraban ‘toneros’ se mostraron interesados en reedificar su vieja capilla; pero fue sólo hasta 1799 cuando formalmente ellos solicitaron la creación del templo.  Más tarde, 1822, más exactamente el 28 de febrero, con la firma de otra escritura se reabrió la solicitud. El 14 de septiembre de 1822, el vicepresidente de la República, Francisco de Paula Santander, firmó el decreto que creaba la parroquia de Tona, desagregándola de la parroquia de Silos. Para ese entonces ya contaba con 207 casas. Finalmente la creación como municipio se daría muchos años después mediante el Decreto 1807, expedido por el General Reyes, quien era el Presidente de la República.

• Economía: Está basada los productos lácteos y en la producción de cultivos como cebolla, apio, papa, zanahoria, fríjol, avena, café, pepino, pimentón y tomate, los cuales son llevados diariamente a Bucaramanga. Las ganaderías vacuna, ovina, caballar y mular, porcinos, cunicultura, así como la trucha, son otras importantes fuentes de ingresos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad