domingo 03 de enero de 2010 - 10:00 AM

Vientos de biocombustibles soplan por los Llanos

En las vastas planadas de los Llanos Orientales, En Puerto López, una planta llamada Cantaclaro pasó las pruebas piloto y abre la senda para que Colombia se adentre en la generación de los biocombustibles alternativos en Colombia a nivel macro.

Es la primera que produce alcohol carburante (etanol) a base de yuca, una variedad trabajada por el Centro Internacional de Agricultura Tropical, Ciat, y Clayuca, la cual no es comestible, pero sí industrial, debido a sus altos contenidos de almidones. Es decir, ideal para la producción de etanol.

Su inversión llegó a los US$20 millones, tiene una proyección de 20 años y producirá 25 mil litros diarios.

A juicio de Jorge Bendeck Olivella, presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Biocombustibles de Colombia, Fedebiocombustibles, el proyecto trabaja en tierras de PH altos, bajas en fertilidad y ociosas.

De acuerdo con el directivo, si este proyecto sale adelante y muestra en sus pruebas iniciales su rentabilidad, sería una especie de catapulta a la hora de producir combustibles alternativos.

'Perfectamente se podrían sembrar entre 60 mil y 100 mil hectáreas de sembradíos de yuca para tal fin, proyecto que generaría más de 60 mil empleos directos y revolucionaría la producción de etanol y además, enrrutaría al país como un verdadero productor de biocombustibles en el mundo',  agregó.

En esa zona del país, plana por donde se le mire, hay grandes extensiones de tierra que permitirán el desarrollo de proyectos muy al 'estilo Brasil', el jerarca en la producción de etanol en América Latina.

Para Bendeck Olivella, sería una franca revolución que se uniría a los proyectos de caña y biodiesel de aceite de palma que se adelantan en el país y que ubican a Colombia como el primer país del continente en lo que a mezclas se refiere (Acpm con biodiesel y gasolina con etanol).


¿Y qué viene?

Según el director ejecutivo de Fedebiocombustibles, el país ha invertido aproximadamente US$1.800 millones en plantas para la producción de biocombustibles.

Unos US$1.300 millones para la búsqueda de biodiesel principalmente de aceite de palma, y US$479 millones en etanol (caña y yuca).

'En febrero de 2010 entrará en funcionamiento Ecodiesel de Colombia en Barrancabermeja, donde Ecopetrol participa con el 50%, junto con las plantas extractoras de esa zona. Serían 100 mil toneladas año, lo que ayuda a fortalecer la mezcla de 10% que se tiene con el diesel petrolero', agregó.

Según Bendeck Olivella también entraría en operación Clean Energy con 40 mil toneladas de biodiesel año, lo cual ayudaría a sostener la demanda de la Costa Atlántica.

Y también se tiene un proyecto de 300 mil litros diarios de etanol de caña de azúcar, por parte de Bioenergy, en Puerto López.

Esa producción podría estandarizar la mezcla del 14% con gasolina en todo el territorio nacional.


¿Qué se tiene?

Según Bendeck Olivella, el 2009 se termina con 5 plantas de etanol en funcionamiento, las cuales tienen una producción de un millón de litros diarios, los que permitan una mezcla transitoria en el 80% del país a excepción de la Costa Atlántica (10% de etanol y 90% de gasolina).

Esas plantas consumen la producción de 35.500 hectáreas de caña y generan 6.500 empleos directos.

El directivo de Fedebiocombustibles, dijo que igualmente se cierra el año con la puesta en marcha de 5 plantas de biodiesel que producen 386 mil toneladas año, para llegar en 2010 a 526 mil toneladas año con la entrada en funcionamiento de otras dos plantas (Ecodiesel y Clean Energy).

'Esa producción nos permite tener una B-5 (mezcla del 5% de biodiesel por 95% de Acpm) en todo el territorio nacional, fuera de la Costa Atlántica y Santander donde se tiene B-7 (7% de biodiesel y 93% de Acpm).


Lo que viene

Para Fedebiocombustibles, el siguiente paso tiene que ver con los biocombustibles de segunda generación, lo cuales se trabajarán con celulosa; es decir, todos los desperdicios del sector agrícola, como por ejemplo, las hojas de los jardines, troncos y los residuos de cosechas, entre otros.

'Todo se puede transformar en biocombustible, ya que se trabajará con enzimas muy similar a lo que ocurre con las levaduras, pues es un proceso de fermentación, donde se transforman los azúcares en alcohol', agregó.

Esa tecnología, de acuerdo con Bendeck Olivella ya trabajan en Brasil, Estados Unidos y la Unión Europea.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad