jueves 05 de julio de 2018 - 12:00 AM

‘Me duele la mano y el brazo’

El dolor de la mano y el brazo se confunde con frecuencia con el síndrome del túnel carpiano.

Es una condición que puede ser muy incapacitante, bastante común, caracterizada por malestar nocturno de la mano, parestesia (hormigueo, adormecimiento y entumecimiento) de los dedos, dolor agudo de la mano, brazo y, a menudo, hombro, espalda, pecho y cuello.

Esto ocurre debido a la compresión de algunas ramas nerviosas del plexo braquial, que salen del cuello a la extremidad superior. Esta compresión o aprisionamiento se debe a las subluxaciones o desajustes articulares de las vértebras y/o costillas en la región cervicodorsal. En otros casos se debe a la compresión del nervio por hernia discal.

Todo el recorrido del nervio se inflama, produciendo espasmos musculares y edema, especialmente en el área del túnel carpiano, evitando, al mismo tiempo, la irrigación o circulación normal de los primeros tres dedos y parte de los músculos, con hormigueo y adormecimiento de la mano. Los síntomas se agravan al someter la muñeca, brazo y hombro a movimientos repetitivos.

La quiropráctica ofrece una alternativa al tratamiento médico tradicional (cirugía, fisioterapia, férula y medicamentos), para tratar la causa principal de los síntomas. Por medio de ajustes manuales a las vértebras de la columna y articulaciones de las costillas involucradas, se restaura el movimiento y la función normal del área afectada.

RECOMENDACIONES

- Evite dormir bocabajo, hágalo de medio lado o bocarriba con una almohada apropiada debajo del cuello.

- No mire televisión acostado con almohada alta, ni tampoco de lado con la cabeza sobre el descansa-brazo del sofá.

- Mantenga buena postura al estar sentado, no se escurra, pues esto deforma los arcos normales de la columna (lordosis y sifosis).

- Evite sostener el teléfono con el hombro mientras hace otras actividades.

- En caso de dolor e inflamación en el cuello o espalda, utilice durante 20 minutos hielo sobre el área afectada, envuelto en un paño húmedo. Repita varias veces.

- Evite usar calor.

- Consulte con su quiropráctico.

GABRIEL QUINTERO.

DOCTOR EN QUIROPRÁCTICA

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad