sábado 11 de agosto de 2018 - 12:00 AM

Voces de alerta frente al dolor agudo de rodilla

La condromalacia rotuliana o síndrome de dolor patelofemoral es una condición de rodilla muy común en la población, con síntomas de dolor agudo y ruido debajo de la rótula al subir escaleras, ponerse en cuclillas, levantarse después de estar sentado mucho tiempo o durante la noche.

Este síndrome, igualmente, suele presentar sensación de ardor o quemazón en la parte anterior y lateral de la pierna.

Puede llegar a ser incapacitante y producir artrosis del cartílago de la rótula en su etapa avanzada. Su causa principal es la compresión de la raíz del nervio femoral cutáneo lateral, debido a desajustes articulares de las vértebras lumbares L2-L3.

La irritación de este nervio produce contractura muscular de los músculos vasto lateral y medial del cuádriceps, lo cual desplaza la rótula hacia afuera creando fricción del cartílago de la rótula con el cóndilo lateral del fémur durante el movimiento de la pierna. Esta tracción lateral implica un deterioro progresivo del cartílago, provocando su artrosis.

Los desajustes articulares o subluxaciones vertebrales en la columna son provocados por traumatismos, accidentes, malos hábitos posturales (como escurrirse al estar sentado, levantar peso en mala posición), falta de tonicidad o debilidad en los músculos que dan apoyo a la columna, entre otros casos. Estos desajustes traen como consecuencia la irritación del sistema nervioso afectando el buen funcionamiento del sistema musculoesqueletal.

El tratamiento quiropráctico provee una solución efectiva para las condiciones que afectan la columna y extremidades por medio de ajustes manuales, tales como hernias discales, lumbago, ciática, dolor de cuello, migraña, dolor de cabeza, torticolis, dolor y adormecimiento en brazos y piernas, síndrome del túnel carpiano, sinusitis, rinitis, amigdalitis, asma bronquial, otitis, cólicos y estreñimiento, entre otros casos.

Recomendaciones para evitar dolor de rodilla

- Siéntese siempre con apoyo en la región lumbar, evitando escurrirse.

- Al agacharse doble las piernas, haciendo fuerza con las piernas al levantar peso.

- Fortalezca los músculos paravertebrales y abdominales.

- Cuando tenga dolor en la columna aplíquese hielo por 20 minutos.

Con la colaboración de Gabriel Quintero. Doctor Quiropráctica.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad