domingo 21 de diciembre de 2008 - 10:00 AM

Cultivos de largo aliento, la almendra del agro en 2008

En el agro de Santander, las áreas se llenaron de cultivos que propiamente no dan frutos en una abrir y cerrar de ojos.

Sin embargo, son los que están avalados por la Agenda Exportadora propuesta por el Gobierno, que los considera promisorios y de largo aliento, es decir, producirán por lo menos 20 años seguidos y generarán una alta cuota de empleo en el campo.

Ahí sustentó Santander el afianzamiento  de su sector primario.

Los mayores crecimientos se tuvieron en cacao, palma aceitera, maderables, cítricos y caucho, siembras que ante la expectativa de buen mercadeo lideraron los programas de expansión agrícola del departamento.

Sin embargo, hay uno que comenzó a crecer desde 2007 por la expectativas que el etanol generó a su alrededor, pero al no concretarse la planta de la Hoya del Río Suárez presentó sobreoferta de caña. Los paneleros culminan con pésimos precios, muy por debajo de los obtenidos 10 años atrás.
En el sector pecuario, la ganadería tuvo un buen año, al lograr buena colocación del producto con valor agregado en el mercado venezolano y catapultar a Santander como una fortaleza genética en las razas cebuínas.

El invierno, que paradójicamente dejó pérdidas incalculables en vasta zonas productoras de Santander, favoreció a la economía campesina que se cultiva donde el agua escasea y que este año permitió una buena cosecha de fríjol, café y tabaco.

Se destacaron el Programa Agro Ingreso seguro, AIS, y el Incentivo a la Capitalización Rural, ICR, como dos instrumentos de la política estatal para el sector de alta incidencia para el crecimiento.
En resumen, fue un año bueno para el agro.

Paneleros sin precio
Germán Pava Capacho


El sector panelero creció 100% en producción ante las expectativas del alcohol carburante que llevó a un incremento sustancial de las áreas para caña; sin embargo, en términos de precio fue un año pésimo, pues estos cayeron un 50% frente a los del año anterior.

En 2007 terminaron vendiendo la caja de panela (16 kilos) a $30 mil y éste se cerrará a $15 mil la caja. De acuerdo con Germán Pava Capacho, gerente de la Cooperativa Panelera de Santander, el aspecto más significativos que influyó en la dinámica fue la gran expectativa del alcohol carburante, la cual fue buena para unos y pésima para otros.

Para el directivo, le fue muy bien a los azucareros pues ellos ya producen cerca de 1.2 millones de galones de etanol; pero deplorable para los paneleros pues esa caña no se destinó para alcohol sino que llegó a los trapiches, lo que llevó al derrumbe de los precios.

'El alcohol carburante que en principio fue la panacea, posteriormente, se nos tradujo en pesadilla', agregó.

Frente a la tasa de cambio, dijo que ésta no tuvo influencia en el sector; pero si perjudicó a los azucareros que colocan 200 mil toneladas en el mercado externo. Esa revaluación, sumada a la volatilidad, conllevó a que les entrarán menos dólares por su producto.

Avicultores volando
Jorge Enrique Bedoya Vizcaya


El crecimiento del sector avícola nacional estará en 10% frente al 6.5% del año anterior; lo que significa que se superará al 2007 en 3.5%. Al final tendremos una producción de 9.200 millones de huevos y 1.020.000 toneladas de carne de pollo.

Para Jorge Enrique Bedoya Vizcaya, presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Avicultores, Fenavi, esa dinámica está soportada en la admisión de más producto por parte del mercado local, lo que se tradujo en una mayor demanda de carne de pollo y huevo.

El consumo per cápita anual para pollo pasó de 21 kilos a 23 kilos; y en huevo de 178 unidades se llegó a 198.

Bedoya Vizcaya resaltó la dinámica de las exportaciones, siendo Venezuela la de mayor significancia por su cercanía.

Frente a los nubarrones que enfrentó el sector, para el directivo de Fenavi sin lugar a dudas lo encabeza el costo de las materias primas, como por ejemplo, lo acontecido con el maíz americano ya que la tonelada, puesta en puerto, valía US$150 en 2006 y al terminar 2007 se llegó a US$270 y para 2008 hubo casos en los que pasó la barrera de los US$300.

A lo anterior se suma la volatilidad de la tasa de cambio, algunas herramientas de política pública y el arancel al maíz amarillo, medida que se tomó al finalizar el año.

Frente a la tasa de cambio, dijo que su volatilidad impidió hacerle frente a los altos costos de las materias primas en el mercado internacional, los cuales van muy ligados a la especulación que se da en la Bolsa de Chicago.   

Maiceros se alistan
Carlos Peluha Castro


Los maiceros no tuvieron niveles de crecimiento significativos, pues las áreas estuvieron muy similares a las de 2007.

En esta oportunidad estaremos en 14 mil hectáreas para maíz tecnificado y 25 mil con maíz tradicional, el que se planta en las zonas de ladera.

De acuerdo con Carlos Peluha Castro, representante de de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas, Fenalce, un factor muy importante fue el clima que trajo consigo la presencia de lluvias durante todo el año, lo que permitió producciones cercanas a las 6 toneladas para maíz tecnificado y 2 toneladas para maíz tradicional.

También fue de gran relevancia la adopción de buenas prácticas agrícolas para el desarrollo del cultivo por parte de los sembradores, al igual que el incentivo del Gobierno que es de $50 mil por tonelada producida.

Pelhua Castro consideró que el nubarrón más fuerte fue el alto costo de los fertilizantes, los cuales se incrementaron un 100%. El maíz es un cultivo muy exigente en nitrógeno (viene en la urea), el cual compraban a $55 mil el bulto y se llegó a pagar a $150.000 el bulto.

Frente a la tasa de cambio, el directivo dijo que cuando estaba en $1.800 la tonelada de maíz en el mercado extranjero se tasaba a US$270; pero cuando llegó a los $2.300 el maíz importado llegó a US$140; sin embargo, ninguna de las dos situaciones favoreció a los agricultores, pues el precio interno siempre fue el mismo.  

Arroceros con repunte
Rafael Hernández Lozano

El sector arrocero en el 2008 sembró 443 mil hectáreas frente a las 386 mil que se tuvieron en 2007; lo que significa que hubo un crecimiento en áreas cercano al 15%.

Según Rafael Hernández Lozano, gerente de la Federación Nacional de Arroceros, ese crecimiento de las áreas permitió ser un país capaz de autoabastecerse, y la recuperación de los precios, conllevó a que el sector recuperara su rentabilidad.

La carga de 125 kilos terminó vendiéndose en $148.000, pero hubo periodos en los que se colocó a $165.000.

Para Hernández Lozano, los dos más fuertes nubarrones que enfrentaron fue el  incremento de los costos de producción, liderados por el alza aterradora de los fertilizantes, que en el peor de los casos tuvieron incrementos del 150% y otros de 75%.

Frente a la tasa de cambio, dijo que hubo un momento en que les jugó en contra, ya que hacía viable una importación masiva, que por fortuna se frenó con el alto precio internacional del cereal.Cacaoteros en las eras
José Omar Pinzón Useche


Las cifras del sector hay que mirarlas, al igual que los cafeteros, es decir, dentro del 'año cacaotero' el cual va de septiembre de 2007 a octubre de 2008.
Si se toma ese periodo de cosecha, el sector creció en producción 26,2%, lo que significa que se pasó de 29.800 a 37.600 toneladas; es decir, 8 mil toneladas más.

De acuerdo con José Omar Pinzón Useche, presidente de la Federación Nacional de Cacaoteros, Fedecacao, el crecimiento del sector estuvo apalancado por un crédito fluido que le dio dinámica al desarrollo del sector.
'Le voy a poner un ejemplo, antes se colocaban $1.500 millones anuales en todo el país; y solo en Santander en 2008 la colocación crediticia llegó a los $15 mil millones', sostuvo el directivo.

Igualmente, destaca un considerable aumento de las áreas plantadas con clones de alta producción.
Según Pinzón Useche, el nubarrón más fuerte que tuvo el sector fue el invierno, el cual, dada su crudeza y la extensión en el tiempo, se traduce en un incremento sustancial de las enfermedades fungosas, como por ejemplo, la escoba de bruja y la monilia, las cuales se llevan el 50% de la producción nacional.
Respecto a la tasa de cambio, el representante de los cacaoteros dijo que no los favoreció; pues mientras en el mercado internacional se tenía la tonelada de cacao a US$3.200 dólares, la tasa estaba por debajo de los $1.800. 


Cafeteros en cosecha
Sergio Alberto Mantilla Suárez


Las exportaciones cafeteras del país cerrarán aproximadamente en US$2.000 millones y la producción se incrementa a 12,5 millones de sacos.
De acuerdo con Sergio Alberto Mantilla Suárez, director ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros, es un hecho de resaltar la renovación de 2.600 hectáreas en Santander durante 2008 que implican nuevos ingresos para 5.231 cafeteros, quienes podrán triplicar su fuente de ingresos.
Frente a los nuevos proyectos dijo que se avanzó en la generación de valor agregado con los programas de cafés especiales (primeros en el país), en el nicho de los sostenibles certificados como los Rain Forest Allianz, 4C europeo, UTZ y Comercio Justo.
'El cafetero que ha aceptado entrar en estos programas obtiene una prima adicional en dinero al que produce café standar o corriente de buena calidad', sostuvo.

Destacó como uno de los aspectos más positivos, la tranquilidad en los campos y un precio relativamente aceptable, en especial con relación al de hace cuatro años.
El precio internacional estuvo por encima del dólar con tendencia al alza.
Mantilla Suárez dijo que el nubarrón más espeso que enfrentó el sector, fue la  tasa de cambio que no permitió que el precio internacional del café recompensara mejor los esfuerzos del cafetero.


Tabacaleros en lo mismo
Heliodoro Campos Castillo


El sector no creció, pues se mantuvo en los mismos niveles de 2007. Es decir, se plantaron 11.000 hectáreas de las cuales el 38% se siembran en Santander, es decir, 4.180 hectáreas.
Según Heliodoro Campos Castillo, presidente de la Federación Nacional de Cultivadores de Tabaco, Fedetabaco, ese sostenimiento de las áreas se debió al régimen de lluvias.
'En las zonas tabacaleras al igual que las frijoleras son muy escasas las lluvias, y en esta oportunidad el régimen de 2008 ayudó a una mayor y mejor calidad de la hoja', agregó.

Este sector, a su juicio, fue uno de los más afectados por el alto costo de de los fertilizantes e insumos agrícolas.
'El tabaco demanda una buena cantidad de agroquímicos, pero se tuvieron que soportar alzas que van desde el 60% al 110%, como por ejemplo, los fertilizantes', agregó.
Frente a la tasa de cambio, dijo que los resintió, teniendo en cuenta que un nuevo renglón del sector tabacalero, y que deja valor agregado, es la exportación de cigarros finos, las cuales se vieron interrumpidas por más de ocho meses por culpa de la revaluación del peso.


Ganaderos y la carne
Édgar Muñoz Marín


El sector ganadero tuvo un crecimiento importante, el cual está por el orden del 8% y se soporta en el aumento del consumo interno y las exportaciones a Venezuela, que fueron muy dinámicas, ya que al terminar el 2008 pueden estar por el orden de los US$500 millones.
Para Édgar Muñoz Marín, gerente del Comité Cebuista del Oriente, la dinámica del sector se debe a la seguridad con la que se puede trabajar y sin lugar a dudas, los tres certámenes ganaderos que le dieron a Santander la fortaleza como uno de los mejores en su género, a la hora de producir genética cebuína.
'Se empezó en abril con la Expocomercial, seguido en septiembre con la feria de Bucaramanga y se culminó en noviembre con la 61 Feria Nacional Cebú, que hasta la fecha ha sido la mejor del mundo', agregó.
Muñoz Marín dijo que  todo el año estuvo  bien, excepto los dos finales que con su ola invernal afectaron grandes zonas ganaderas, con pérdidas incalculables.
Frente a la tasa de cambio, dijo que afectó las exportaciones a inicios de 2008 cuando se tenía en $1.800, pero al recuperarse se tiene una mayor entrada de dólares producto colocado en el mercado externo.

Palmeros en aceite
Guillermo Mantilla Plata


El país terminará el año con 350 mil hectáreas de palma; de las cuales la zona central (donde están las plantaciones de Santander), abarca el 30,5% de esa área. Es decir, en esta zona se creció un 10%.

De acuerdo con Guillermo Mantilla Plata, gerente de Palmares El Pórtico, la dinámica del sector se ha dado por los excelentes precios que se tuvieron en 2006, 2007 y llegaron hasta el primer semestre de 2008.

'No es que el negocio sea malo, sino que gozamos un buen tiempo de excelentes precios, ahora, lo que viene es estabilidad de los mismos', sostuvo.
Según Mantilla Plata, los hechos negativos que afrontaron fueron: el descenso de los precios (segundo semestre de 2008),  la tasa de cambio, que los afectó pues el país exporta el 50% de su aceite; el invierno, que hizo difícil las labores de siembras en los nuevos cultivos de expansión; el alto costo de los fertilizantes y las tierras costosas, ante el boom de la palma, lo que frena los programas de expansión.
'La revaluación de la moneda conllevó a que se recibieran menos dólares por el producto exportado. Además, ese efecto inflacionario de la tasa ayudó a endurecer el mercado interno', agregó.


Auge de los permanentes
Hernán Hernández Peñaloza


'Hay que tener en cuenta que el sector no es homogéneo; sin embargo, ante el auge y fuerte crecimiento de cultivos permanentes como el caucho (30%), palma (20%) y cacao (15%), podríamos decir que el agro en 2008 crecerá en Santander 15%.
Hay que destacar la política del Gobierno Nacional que está representada por el programa Agro Ingreso Seguro, AIS, el Incentivo a la Capitalización Rural, ICR; al igual, que los planes de exención tributaria y los fondos de garantías.
Lo anterior conjugado con el apalancamiento de los programas de gobierno departamental, que permitió el desarrollo de proyectos agrícolas a largo plazo.
El nubarrón más grande sobre el sector agropecuario afrontó fueron las tasas de interés interbancarias, las cuales son las más altas del mundo.
Los 20 países más grandes del planeta acordaron bajarlas al 5% a partir de 2009 y nosotros estamos trabajando con tasas que superan el 30%. Eso es absurdo y no deja ser competitivo a ningún sector.
La tasa de cambio es digno analizarla en su totalidad y no cuando no le convienen a uno. Sin lugar a dudas benefició a los importadores de materias primas y perjudicó a los exportadores de bienes'. 


El Evento
La mejor del planeta


La 61 Exposición Nacional Cebú Bucaramanga 2008, organizada por el Comité Cebuista del Oriente y Asocebú en Cenfer, hasta hoy es el certamen más grande del mundo en calidad y participación de ejemplares puros.
Además, puso a Santander como el sitio estratégico comercial, para que el certamen tenga a este departamento como sede única.
Los números lo dicen todo: participaron 1.421 ejemplares de 191 ganaderías de todo el país.
Los remates superaron los $3.500 millones y las transacciones se acercaron a los $9.000 millones.
Entraron 8.000 visitantes, 5.865 adultos y 400 niños; y se acreditaron 1.854 personas.
Las delegaciones extranjeras hicieron presencia con 108 visitantes de países como Venezuela, Brasil, Estados Unidos, Ecuador y México.
Fue el certamen por excelencia del sector durante 2008.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad