domingo 16 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

Un pintor de estampillas convertidoen leyenda

Tal vez sin siquiera sospecharlo, usted ya conoció y tuvo en sus manos el trabajo de César Landazábal Mendoza.

Cada vez que llegaba una carta a su buzón, en dicha correspondencia siempre venía plasmado uno de sus delicados trazos. Estaban en esos pequeños papeles rectangulares con bordes dentados que todos conocimos como estampillas.

Sus diseños dieron testimonio de los acontecimientos más importantes de Colombia en buena parte del siglo pasado. Y todas sus pinturas conformaron una singular exposición de obras de arte en miniatura.

Las estampillas que él diseñó despertaron el interés del público amante de la plástica y de los filatelistas, entre otras cosas por la exquisitez como plasmaba en formato muy pequeño los detalles de sus pinturas.

Fue así que los colombianos que recibíamos el correo de papel pudimos descubrir los paisajes, los animales, las flores, los colores y las formas bien definidas en cada uno de los soportes de los correos nacionales.

Los recursos naturales fueron su fuerte. Dice que los animales y las plantas que habitaron su infancia en Charta, su pueblo natal, se convirtieron en la inspiración de sus sentidos.

Hoy, a sus 64 años, este hombre que toca tiple y canta en reuniones familiares, fue el mejor maestro de pintura de nuestros recursos naturales. 'Para cada trabajo debía investigar los detalles más sencillos. Por ejemplo, no todas las aves vuelan de la misma manera y yo debía plasmar en cada ilustración sus formas de lanzarse al aire'.

Y aunque el artista, como él señala, tiene libertad para componer paisajes, '…tratándose de Adpostal (Administración Postal Nacional) mis dibujos debían estar ceñidos a la realidad'.

El primero de todos

El primer sello postal que hizo fue sobre el Parque de los Nevados, hace ya cuatro décadas. Después pintó desde estampas de santos, Presidentes, vírgenes, ciudades del país, deportistas, iglesias, instituciones, y de manera especial una variedad de animales y plantas.

La diversidad natural de nuestro país, hechos históricos de gran envergadura y personajes colombianos des-tacados, son otros de los importantes motivos que plasmó en sus lienzos.

Para él, la estampilla es algo más que un papel rectangular que se pega a un sobre. 'Para mí es un sello, es una pequeña obra de arte que aprovecha la pintura y el dibujo para dejar un registro de la historia', dice.

Y sus registros están en cada sobre del ayer e incluso en el Museo del Río Magdalena, en Honda, Tolima. Allí existen dos murales gigantescos de su autoría, llenos de sus timbres postales. También pintó en estampillas el Atlas Panorámico de Colombia, además de una guía de aves del Parque Nacional Los Besotes, en Valledupar.

Como en nuestro país, la Administración Postal es la única entidad autorizada para emitir en nombre de la Nación y en forma privativa las especies postales, custodiarlas, tutelarlas y comercializarlas, César Landazábal se ganó el derecho a pintarlas durante los últimos 44 años.

Y él, como un defensor de la naturaleza, eligió durante todo ese tiempo fomentar, exhibir y promover las especies postales. Un trabajo al cual le imprimió su sello.

El ‘Jurásico de las estampillas’


Para tristeza de los amantes de la filatelia, hoy poco se hacen timbres, más allá de los oficiales. Tanto, que César en su retiro profesional se autodenomina como el ‘Jurásico de las estampillas’. Los últimos años se los ha pasado coleccionando, clasificando sellos, sobres y otros documentos postales. Es más, sostiene que en todo lo que le queda de vida, al igual que los filatelistas, no dejará de saborear el olor del pegante adhesivo que siempre se mojaba antes de timbrar una carta del ayer.

CAJA BIOGRÁFICA

Nombre: César Landazábal Mendoza.
Edad: 64 años.
Natural de: Charta, Santander.
Casado con: Sylvia Mora, de cuya unión hay tres hijos.
Estudios: Es egresado de la Escuela de Bellas Artes de Bogotá. Además es gestor cultural de la Universidad Nacional de Colombia.
Cargos: Trabajó como pintor artístico durante 26 años en el Instituto de Recursos Naturales, Inderena. Hizo lo propio en el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam.
Reconocimientos: Obtuvo el primer puesto del Concurso ‘Dibujante Artístico de Colombia’, en 1972; se ganó el Premio de la Unión Postal Internacional, en 1983; y se llevó el galardón artístico ‘Medio Ambiente y Desarrollo’, en 2004. Además se ganó la llamada ‘franquicia’ de los dibujos de los sellos postales del país de los últimos 30 años.

preguntas y respuestas

¿La estampilla que quiso hacer y no pudo?
La de Chespirito.
¿La qué más le gustó?
La de las Riquezas Naturales de Colombia.
¿La más moderna que diseñó?
La del nuevo milenio. Era sencilla porque entrelazaba los tres ceros del 2000 con una imagen natural de Colombia.
¿La qué más tiempo le dedicó?
¡Qué ironía! fue la de las lentas tortugas.
¿La que valía más económicamente?
¡Uyy! una que costó 0,5 centavos. El tema era la Palma de Cera.
¿Y la más cara?
Si mal no estoy, costó $4.500. Fue la del Nuevo Milenio.

síntesis


* César Landazábal dice que la estampilla o sello de correo apareció hace un siglo y medio: 'es la más joven de las grandes aficiones coleccionistas'.
* Desde su nacimiento es la reina indiscutible de todas las colecciones. Reúne a un considerable número de adeptos, aproximadamente el número de habitantes de Estados Unidos.
* La Filatelia en Colombia se remonta al 1 de septiembre de 1859, cuando se dio al servicio la primera serie de estampillas que representaron el escudo de la entonces Confederación Granadina, bajo el gobierno de Mariano Ospina Rodríguez.
*¿Y cuál fue la última? Hace apenas una semana se emitió la primera estampilla en sistema Braille. La temática de la emisión no sólo conmemora los 50 años de labor del Instituto Nacional para Ciegos, sino que reconoce el aporte valioso que hacen a diario al país las personas con limitación visual.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad