Publicidad

Tendencias
Martes 09 de enero de 2024 - 12:00 PM

Estas son cuatro claves para construir paz desde las aulas de clase

En medio del contexto actual es importante adoptar medidas efectivas para contrarrestar la violencia en todas sus manifestaciones y uno de esos espacios son las aulas de clase

Compartir
Imprimir
Comentarios
En la actualidad es de vital importancia que desde los colegios fomentemos en los niños el cuidado del otro. Freepik / VANGUARDIA
En la actualidad es de vital importancia que desde los colegios fomentemos en los niños el cuidado del otro. Freepik / VANGUARDIA

Compartir

En la actualidad es de vital importancia que desde los colegios fomentemos en los niños el cuidado del otro. Freepik / VANGUARDIA

En la actualidad, el aumento de la violencia en el mundo es un fenómeno preocupante y es que, según ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, eventos como la guerra en Ucrania, los conflictos en Sudán, la prolongada crisis humanitaria en Afganistán, entre otros, han dado como resultado que el número de personas desplazadas por la violencia ascendiera a más de 114 millones durante el 2023.

Este contexto que vive el mundo actual, refleja la necesidad de adoptar medidas efectivas para contrarrestar la violencia en todas sus manifestaciones, movilizando a la sociedad en pro de un cambio sustancial.

Por esto, el próximo 30 de enero se celebra el Día Escolar de la No Violencia, una fecha para fomentar un ambiente propicio para el aprendizaje y la convivencia pacífica, reflexionando sobre cómo podemos contribuir individual y colectivamente a la construcción de un mundo más justo, equitativo y libre de violencia, comenzando desde las aulas de clase y extendiéndose a la sociedad.

En el marco de esta fecha mundial, pedagogos del Colegio Hacienda Los Alcaparros compartieron cuatro claves que las instituciones educativas deberían tener en cuenta para crear ambientes seguros para sus estudiantes y formar ciudadanos que construyan paz en su día a día:

1. Educar en el sentimiento de corresponsabilidad: reconociéndonos como seres relacionales con consciencia sobre lo que ocurre a nuestro alrededor, dando cuenta de las maneras como vivimos con los otros.

Por ejemplo, entendiendo que el reconocimiento de las diferencias hace parte del día a día y que existen talentos, gustos y maneras de interpretar las cosas de manera distinta, esto forma parte fundamental de la convivencia y cuando los estudiantes lo comprenden se logra una transformación pacifica de los conflictos.

2. Apropiar experiencias de cuidado cotidianas: existen acciones de cuidado donde a través del reconocimiento de las emociones del otro los estudiantes pueden identificar que algo está mal y apoyar a esa persona en ese momento, por ejemplo en caso que un compañero de clase esté teniendo problemas para resolver un reto académico. Fomentar este tipo de acciones es una de las claves para vivir en paz con quienes nos rodean.

3. Reconocer los recursos personales de cada estudiante: promover actividades donde los estudiantes reconozcan y expresen sus propios miedos, conflictos, fortalezas y habilidades los humaniza frente al otro, los muestra más empáticos y despierta también esa empatía en los demás.

A su vez, les permite reconocer cómo pueden utilizar estos recursos personales para aportar en su entorno y contribuir a una convivencia más sana

4. Identificar experiencias cercanas de conflicto para solucionarlas: desarrollar ejercicios a través de historietas u otros recursos en los que los estudiantes reflejen un momento de conflicto que está afectando su convivencia dentro del colegio resulta en una herramienta fundamental para identificar estas situaciones.

Desde allí, se pueden trabajar posibles soluciones, priorizando la construcción de las paces y el aporte que puede hacer el estudiante desde el ser.

“En la actualidad es de vital importancia que desde los colegios fomentemos en los niños el cuidado del otro, en el Colegio Hacienda Los Alcaparros hemos creado por ejemplo el proyecto Kiwi, un programa que va de Kínder Cuatro a Undécimo grado en el que se busca que los niños aprendan a estar juntos en sus aulas de clase, entendiendo que estar con el con el otro, respetar al otro y reconocer la dignidad del otro, es el punto de partida para la convivencia, la vida para la paz y la armonía”, añadió Rosita Caro, directora del Colegio Hacienda Los Alcaparros.

Y es que, en definitiva, redescubrir desde las propias aulas de clase la posibilidad de vivir los unos con los otros, seguirá siendo uno de los primeros pasos para construir una convivencia que haga posible las paces en el mundo.

Con información de Agencias

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por A.C.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad