Publicidad

Tendencias
Viernes 19 de enero de 2024 - 12:00 PM

Sexo y escándalos: Se estrena la controversial miniserie Secretos de Penthouse”

Este domingo 21 de enero se emitirán los primeros dos capítulos de esta miniserie sobre el creador de la revista y su idea de crear la dinastía Guccione, lo que no logró y falleció en la pobreza en 2010.

Compartir
Imprimir
Comentarios
Surgida como rival de Playboy, la revista de Hugh Hefner, Penthouse se enfocaba más en los recursos gráficos, mientras que su competidor empleaba escritores para sus artículos y tentaba a mujeres famosas a posar desnudas en fotografías. Suministrada / VANGUARDIA
Surgida como rival de Playboy, la revista de Hugh Hefner, Penthouse se enfocaba más en los recursos gráficos, mientras que su competidor empleaba escritores para sus artículos y tentaba a mujeres famosas a posar desnudas en fotografías. Suministrada / VANGUARDIA

Compartir

Surgida como rival de Playboy, la revista de Hugh Hefner, Penthouse se enfocaba más en los recursos gráficos, mientras que su competidor empleaba escritores para sus artículos y tentaba a mujeres famosas a posar desnudas en fotografías. Suministrada / VANGUARDIA

Aunque Bob Guccione creó la revista más exitosa de la industria editorial en su momento, Penthouse, murió en la total pobreza y en medio de un oscuro misterio. Ahora, en una miniserie documental de cuatro capítulos, A&E presenta ‘Secretos de Penthouse’ con revelaciones sobre el creador de esta polémica revista para adultos de contenido sexual explícito, quien hizo una gran fortuna, pero también la deshizo completamente.

A través de entrevistas inéditas a familiares, ex Pets, trabajadores de la editorial, periodistas, expertos y abogados, así como un archivo jamás descubierto del entorno de la familia.

Una producción de cuatro episodios que expone la historia y los secretos detrás del éxito y la caída del creador de la revista que generó un sello en la industria pornográfica. A través de la obscenidad creó una fortuna superior a los 300 millones de dólares, aunque muchos aseguraron que podría ser del doble,

El domingo, 21 de enero a las 11 de la noche se emitirán los primeros dos capítulos de esta miniserie sobre el creador de la revista y su idea de crear la dinastía Guccione, lo que no logró y falleció en la pobreza en 2010.

Desde los años 60, hasta cerca del nuevo milenio, Penthouse era un imperio del entretenimiento para adultos. A través de un relato cronológico, con flashbacks que acompañan el análisis de cada acontecimiento en particular, se resaltan la necesidad de Guccione de edificar una dinastía, la manipulación y la coerción sexual, y las inversiones millonarias como piezas clave que permiten construir el rompecabezas para entender cómo el hombre que creó su propia fortuna murió sin un centavo.
Vea esto: “Sobreviví a Jeffrey Epstein”: Se estrena la impactante docuserie en Lifetime

“Yo tenía 10 años cuando esto empezó, y nosotros pusimos la desnudez, la sexualidad y la sensualidad a la vanguardia de la corriente principal. Era mi padre, obviamente, y por eso yo lo amaba, pero también era una persona que estuvo muy distraída por la compañía y por las distintas cosas que ocurrían a su alrededor con la revista y con el tema de la controversia. Entonces fue difícil haber crecido en ese entorno porque yo estaba bajo bastante escrutinio y la vida era difícil en este sentido. Porque siempre éramos juzgados por nuestros compañeros y también por la ley. Cuando en realidad yo no veía que nada estuviera mal con eso. Simplemente mi padre fotografiaba a bellas mujeres desnudas, así que no podía haber nada de malo en eso”, aseguró Nico Guccione, hijo de Bob, en la presentación de la miniserie para América Latina.

En el evento también participó la ex Pet Penthouse Sheila Kennedy, “Fue absolutamente algo que ha cambiado mi vida haber conocido a Bob Guccione y ser una Penthouse Pet. Estar en varias portadas y ser Pet del año fue algo increíble. Fue increíble el recorrido de mi vida y sigo estando en un lugar magnífico. Terminé haciendo un reality show, Big Brother (Gran Hermano), fue hace unos 15 años. Y sigo haciendo otras cosas en la industria que son fabulosas. Yo diría entonces que Bob Guccione y la revista Penthouse me cambiaron la vida para mejor. Yo venía de un entorno muy pobre y fue un shock cultural irme a Manhattan, vivir allí en la mansión, estar en ese entorno, y para mí se terminó sintiendo natural. Todo se sentía muy natural. Y Bob era una persona increíble”.

Gracias al éxito de la revista, adquirió la considerada mansión más grande y lujosa de Nueva York con 42 habitaciones y nueve pisos valorada en más de 100 millones de dólares, adornada con obras de arte de Picasso, Chagall y Matisse, entre otros.

Se dice, que contaba con una bañera recubierta de oro con un costo de 250 mil dólares y accesorios de oro de 22 quilates.

“La revista de mi padre no era pornográfica, para nada, hasta el final, cuando se enloqueció y empezó a mostrar material pornográfico. Pero en los comienzos y por muchos años, habló de décadas enteras, solamente mostrábamos mujeres muy bellas desnudas y no hay nada malo con eso. Creo que después Penthouse y otras compañías se metieron más profundamente en la pornografía, lo cual no es un verdadero ejemplo de la sensualidad y del sexo. Lo hace ‘barato’, por así decir, y sí cosifica a las mujeres. Yo nunca apunté a eso. No hacíamos pornografía”, explicó el hijo menor de Bob, quien vivió en la mansión con su padre desde los 13 años de edad, viviendo todo tipo de experiencias con las ‘Pets’ (mascotas en inglés), como se les llamaba a las modelos Penthouse.

El creador de Penthouse pensaba que con su fortuna podía prolongar su existencia, pensando en la criogenia e incluso en la clonación, en lo que gastó unas grandes sumas de dinero.

El primer episodio, ‘El visionario’, describe cómo era la vida de Bob Guccione antes de ser reconocido y cómo fue el nacimiento de la revista Penthouse, a medida que profundiza el impacto que provocó su nueva vida profesional en su entorno familiar.

Guccione nace en 1930 en Nueva York, y en 1948 se gradúa de la Academia Blair en Blairstown y decide irse a recorrer Europa para comenzar a exhibir sus dibujos y pinturas para probar suerte allÍ. Dibujaba caricaturas en los cafés. Ya en el Reino Unido conoce a su segunda esposa Muriel, mujer con la que tuvo cuatro hijos: Bobby Jr., Nina, Tony y Nick.

Tenga en cuenta: ‘Apapacho’ terapéutico: Descubra los beneficios en el Día Internacional del Abrazo

Apoyado en la iniciativa de Muriel de vender impresiones en blanco y negro de chicas en bikini fotografiadas por el propio Guccione, y con el incentivo de Playboy como la revista masculina líder en el mundo hacía más de una década, es cuando crea en 1965 su primera revista Penthouse y que con una primera tirada de 120 mil ejemplares se vende en tan solo unos días.

Con muy poco dinero, Guccione elevó Penthouse en Inglaterra tal como Heffner lo había hecho con Playboy en Estados Unidos. A mediados de la década de 1970, Penthouse se había convertido en la revista más vendida en la historia de las editoriales británicas. En 1969, Penthouse cruza el Atlántico y comienza a difundirse bajo un slogan ‘Iremos a la caza de conejos’ apuntando directamente a Playboy y empezando a competir con Heffner en el propio terreno de su rival.

Según detallan los testimonios expuestos en la miniserie, la revista de Bob se diferenciaba de la de Playboy no solo por las mujeres que aparecían en la portada, alejándose del estereotipo rubio y de ojos claros, mostrando mayor diversidad en las chicas.

Además, en su revista, Bob apuntaba a una veta más artística en las fotos y un diferencial en el contenido, como por ejemplo, cuando en 1971 Guccione decide empezar a mostrar el vello púbico de las mujeres.

Tenga en cuenta: Siga estos consejos para ahorrar y no endeudarse en este 2024

A su vez, la revista de Bob pretendía exhibir un enfoque más explícito y provocativo, algo que fue incrementando con el correr de los años.

El segundo episodio, ‘El pornógrafo’, profundiza en la década de los 80, cuando Penthouse está en su apogeo como una de las revistas de mayor éxito en Estados Unidos. Bob Guccione estrenó en 1979 la infame epopeya porno romana ‘Calígula’ con Malcolm McDowell y Helen Mirren un largometraje de 17 millones de dólares que acabó recibiendo muchas críticas por parte de la derecha religiosa y la izquierda feminista.

A raíz de estos ataques, el objetivo de Guccione fue el de publicar imágenes aún más controvertidas. Así, siempre dispuesto a traspasar los límites, Guccione, quien recibe de un fotógrafo imágenes íntimas de la primera Miss América negra, Vanessa Williams, no duda en publicarlas.

Tal como lo esperaba, esto provocó una protesta pública y disparó las ventas.

Sin embargo, a pesar de que la edición de la revista con las fotos de Vanessa generó un revuelo en los consumidores, las demandas de los distintos grupos sociales que manifestaron su enojo con la revista hizo que Penthouse se dejara de vender en ciertos comercios. Eso finalmente provocó que las ventas cayeran, y consecuentemente los lectores y los anunciantes.

De manera paralela, este capítulo continúa exponiendo el vínculo de Bob con su familia, que se profundiza en el tercer episodio ‘El loco’ . Aquí no solo se pone al descubierto el entorno laboral en la empresa, donde hijos, hermanas y sobrinos de Bob trabajaban, sino en el ambiente más íntimo, dentro de la mansión.

Ahonda en la década de los 90 en Penthouse. El gran éxito de la revista lleva a Bob Guccione a embarcarse en una serie de costosas inversiones, como la compra de un hotel en Yugoslavia, la técnica de criogenia que era una obsesión para él; y la inversión en un casino en Atlantic City que finalmente se vende a Donald Trump.

Mientras tanto, capítulo puntualiza en cómo la relación de Bob con sus ‘Pets’ del Penthouse da un giro oscuro cuando Anneka Di Lorenzo, una ex ‘Pet’ y Penthouse ‘Pet Of the Year’ 1975, lleva a Bob a los tribunales, acusándolo de explotarla como esclava sexual. Cheryl Rixon, Penthouse ‘Pet Of the Year’ 1979, cuenta que fue víctima de una de estas situaciones y confiesa que creía que ésta era una forma que Bob tenía de “poner a prueba” a las ‘Pets’.

Con un tribunal que sentenció a favor de Anneka, al final de los 90 era evidente que las cosas no iban bien para Penthouse. La respuesta de Bob fue hacer una revista aún más sexualmente explícita y picante al incrementar el contenido pornográfico. Sin embargo, esta nueva exposición le terminó jugando en contra con la llegada de Internet.

Le interesa: ¿A qué edad es conveniente tener el primer celular? Estos son los beneficios y riesgos

Así, el último episodio de la serie ‘El padre’ expone el comienzo de la decadencia para Bob Guccione en Penthouse, en la década del 2000. Con sus tres hijos fuera del negocio, así como también sus hermanas y sobrinos, Bob acude a Nina para que la ayude a administrar la empresa a medida que amanece la era de internet.

La llegada de internet a su vez hizo que muchas mujeres pudieran empezar su propia marca, ofreciendo sus servicios y productos directamente a los consumidores sin necesidad de mediar a través de Penthouse o de Bob.

Las superestrellas porno y ‘Pets’ de Penthouse Jenna Jameson y Sunny Leone, detallan esto con su testimonio en este documental, y cuentan cómo en esa época comenzaron a forjar sus propios caminos en el negocio del entretenimiento para adultos, convirtiéndose en grandes estrellas online.

Después de la muerte de su compañera de mucho tiempo Kathy Keeton, quien fallece a los 56 años de cáncer, las deudas de Bob continúan aumentando y, hundido en un agujero financiero, se ve obligado a vender su mansión de Nueva York y su colección de arte privada.

En 2010, Bob fallece también de un cáncer luego de haber atravesado una larga enfermedad en su garganta.

Con información de Colprensa

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por A.C.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad