miércoles 14 de diciembre de 2022 - 1:55 PM

Tripulante de misiones espaciales análogas que aspira a ir al espacio visitó la Udes

Durante la cuarta versión del Congreso Teduca realizado en la Universidad de Santander, la tripulante de misiones Giovanna Estefanía Ramírez Ruíz presentó su conferencia “El mundo aeroespacial y la tecnología del futuro”.

Durante la cuarta versión del Congreso TEDUCA realizado en la Universidad de Santander (UDES), la tripulante de misiones espaciales análogas Giovanna Estefanía Ramírez Ruíz presentó su conferencia “El mundo aeroespacial y la tecnología del futuro”.

A sus 27 años, Ramírez Ruíz es piloto, ingeniera electrónica y magíster en Desarrollo y Gerencia Integral de Proyectos. Su pasión por la ciencia la ha llevado muy lejos, tanto que está muy cerca de convertirse en la primera colombiana en viajar al espacio.

Desde pequeña se interesó por la ciencia, recuerda que desde el colegio no perdía la oportunidad de participar en competencias de robótica. Su amor por la tecnología la impulsó a convertirse en ingeniera electrónica.

Más adelante hizo un intercambio académico con Japón, donde participó en la construcción de un satélite para lanzar al espacio. Esta experiencia le hizo plantearse un nuevo reto personal. “No solo quiero lanzar tecnología espacial, quiero ir al espacio, pensé en ese momento. Ahí nació mi carrera para prepararme como astronauta análoga”, aseguró.

Tripulante de misiones espaciales análogas que aspira a ir al espacio visitó la Udes

La vida en el espacio

Así las cosas, para lograr aquel sueño desde hace cinco años Ramírez inició sus entrenamientos en países como Polonia, Japón, México y Estados Unidos.

Como tripulante de misiones espaciales análogas, que es la fase previa de ir al espacio, ha aprendido a adaptarse a las condiciones que viviría fuera de la Tierra. “Me estado preparando bajo agua, con entrenamientos de aislamiento, psicológicos y psicotécnicos”, comentó.

Al respecto, la tripulante análoga relató que la vida en el espacio es completamente diferente. “Cambia la forma en que duermes, se debe hacer de pie, dentro de un sleeping pegado a la pared de la nave. Se comen alimentos deshidratados que está en un empaque similar a las bolsas de suero. El baño es con pañitos húmedos... para todo se debe hacer una adaptación, es reinventarse, ser creativos e ingeniosos.

Tripulante de misiones espaciales análogas que aspira a ir al espacio visitó la Udes

Más cerca de las estrellas

Con esta experiencia, la bogotana podria ser candidata para participar en un viaje espacial, gracias a la convocatoria de AXIOM Space. “Mi postulación fue aceptada. Ahora viene una fase de exámenes médicos que tienen un costo cercano a los 250 mil dólares. Si todo sale bien, tendré que hacer otro par de entrenamientos, y en aproximadamente un año podría estar en el espacio”.

La misión espacial en la que participaría la colombiana tardaría 15 días, 10 de los cuales estaría en la Estación Espacial Internacional para ejecutar las actividades rutinarias. “La idea es llevar un par de proyectos y experimentos para probar allá”.

De esta forma, la ingeniera hace un llamado a empresas que quieran patrocinar o llevar un proyecto al espacio.

En otro de sus proyectos, la joven debe realizar un entrenamiento llamado ‘Gravedad Cero’. La empresa Zero-Gravity le otorgó una beca para este curso. No obstante, la colombiana debe asumir el costo de los impuestos y la indumentaria especial, como el traje de vuelo, que suman 2 mil dólares. “En este momento estoy haciendo la recolección de ese dinero para poder ir. Estoy a pocas semanas de realizar este entrenamiento”.

Al terminar su pregrado de ingeniería en la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito, realizó su formación con la Fuerza Aérea Colombiana. Foto Tomada de Internet/VANGUARDIA
Al terminar su pregrado de ingeniería en la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito, realizó su formación con la Fuerza Aérea Colombiana. Foto Tomada de Internet/VANGUARDIA

Inspiración

Durante su visita a Bucaramanga, la ingeniera compartió detalles de su vida. Desde niña, una de sus grandes inspiraciones ha sido su padre, quien también es ingeniero electrónico. “Lo veía soldando y haciendo trabajos de mecánica al carro me llamaba la atención, así que seguí sus pasos”.

Al terminar su pregrado de ingeniería en la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito, realizó su formación con la Fuerza Aérea Colombiana. “Dentro de mí sabía que me gustaban los aviones, los motores... Cuando era chiquita yo no pedía muñecas sino carros, las ‘barbies’ se las regalaba a mis hermanas”.

En este sentido, considera que las familias juegan el rol más importante para alcanzar el éxito. Además, recomendó a los padres apoyar la curiosidad de los niños y permitirles explorar para que identifiquen sus gustos.

“Ellos son los facilitadores, el acompañamiento que se necesita durante el crecimiento. Son quienes incluso ya grandes nos dan ánimo. Valoro el esfuerzo que hicieron mis padres al llevarme a ballet, gimnasia rítmica, danza. Estuve en cursos de piano y violín. Siempre me ayudaron a desarrollar habilidades, esos sacrificios los estoy viendo recompensados”.

La astronauta análoga impulsó a los niños y jóvenes a perseguir sus sueños. “Siempre perseveren, no se rindan, ni se conformen. Lo bueno tiene que ser mejor y lo mejor excelente, todo lo que hagan háganlo con excelencia, tienen que marcar la diferencia. Organizaciones como la NASA buscan personas extraordinarias que tengan cualidades que las hagan diferentes”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad