Teatro Santander: más de 80 años de historia

Conozca en esta línea de tiempo quién construyó y promovió el Teatro Santander, por qué cayó en el abandono y cómo fue el proceso de recuperación y remodelación del escenario cultural.


Reminiscencias de un grande

Teatro santander foto antigua


En los terrenos de dos viejas casonas que existían justo en la calle 33 con carrera 19 esquina (antes Avenida Camacho con 33), se comenzó a escribir, por allá en el año 1928, esta bonita historia.

Un predio de esos, que fue demolido para la construcción del que se convertiría en el mítico escenario de Bucaramanga, fue el Café Centenario: tenía dos plantas y fue derrumbado para el edificio de apoyo del teatro.

Parque Centenario, Teatro Santander foto antigua

El escenario, construido por el arquitecto francés George Carpentier, en ese entonces fue el complemento de dos obras gigantes de la zona: una de ellas, construida a finales del siglo XIX, fue el primer colegio de la ciudad, erigido por los Jesuitas, el Colegio San Pedro Claver, hoy Centro Cultural del Oriente; y el otro fue el Parque Centenario, habilitado en 1910.

La ciudad ya contaba con dos escenarios importantes: El Coliseo Peralta, 1888–1893, edificación de tipología arquitectónica de los corrales de comedias españolas del siglo XVII, ubicado en la carrera 12 # 41-70; y el Teatro Garnica, inaugurado en julio de 1923, con una corrida de toros.

El Teatro Santander nació como la oportunidad de brindarle a la comunidad un espacio exclusivo para la danza, la ópera y otras artes escénicas.

Así las cosas, se diseñó al estilo de la época, de la escuela alemana de Weimar, estilo Bau haus o Art Deco, de fachadas geométricas y buenas proporciones.

Es inaugurado en febrero de 1932, con una velada lírico-musical, dirigida por Alberto Rueda y en la que participó el violinista argentino Andrés Dalmau.

En 1948, Cine Colombia compró el edificio y lo modificó para proyectar cine, pero siguió siendo utilizado para funciones en vivo.

Posteriormente, en 1972, se remodela totalmente y lo convierten en tres cinemas, que funcionan hasta el 2001. Debido al deterioro urbano y la inseguridad de la zona, fue cerrado más tarde.

En 2005 Cine Colombia lo dona a la Universidad de Los Andes, que lo pone en venta, pero sus potenciales compradores lo quieren para demolerlo.

Fue entonces cuando se creó una campaña para salvarlo y recuperarlo, que conlleva inicialmente su declaratoria, por parte del Municipio, como un Bien de Interés Cultural en 2008 y es comprado por la Alcaldía en 2009.

Ya en manos del Municipio y en el marco del proyecto de renovación del centro de la ciudad, se creó la Fundación Teatro Santander, con el liderazgo de la Cámara de Comercio y el Municipio de Bucaramanga, que aúnan esfuerzos con las Universidades UNAB y UDES, las empresas MARVAL y RAYCO y el Centro Cultural del Oriente.

A ese grupo se unieron el Grupo Postobón, Ecopetrol, ESSA-EPM, Bolívar-Davivienda, Ministerios de Cultura y Desarrollo –FONTUR-, y otras empresas y ciudadanos comprometidos con la región.

Gracias a ellos, en abril, el renovado escenario reabrió sus puertas.


Así fue la remodelación del Teatro Santander

Cerca de nueve años duró el proceso de remodelación y recaudación de los fondos para recuperar el Teatro Santander. En este video puede ver parte del proceso de reconstrucción del teatro.