Jueves 20 de Septiembre de 2018 - 03:34 AM

No hay alféreces para tanto caos de vehículos en Bucaramanga y su área metropolitana

Revisando las frías estadísticas y el escaso personal con el que cuentan las entidades de Tránsito de Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Piedecuesta podríamos entender por qué seguimos atorados en la congestión. Las escasas unidades de alféreces no dan a basto ni mucho menos pueden controlar el elevado parque automotor que recorre nuestras calles.

Al sacar el promedio de cuántos carros le correspondería controlar a un alférez de Bucaramanga en nuestras  congestionadas calles, se podría decir que por cada turno de 8 horas de trabajo a él le tocaría la custodia de 12 mil 609 vehículos, entre motos y carros.

El tema es más neurálgico en Floridablanca. Allí un solo agente, también por cada turno laboral, debe controlar la movilidad de la ‘medio bobadita’ de 41 mil 60 automotores.

Si bien las cifras escuetas no son del todo exactas, dado el variable flujo vehicular en los citados municipios del área, es claro que el número de uniformados es insuficiente para atender el impresionante caos vehicular en el que estamos inmersos.

Lea también: Con cobro, regresarían las zonas azules a Bucaramanga

Veamos otra fría estadística en Bucaramanga: De los 166 alféreces que pertenecen a la Dirección de Tránsito Local solo 48 tienen la responsabilidad de atender la congestión en nuestras calles. Y de ellos, por cada turno, solo atienden 16.

¡Qué tal!

La cifra se reduce a semejante extremo porque del total de agentes disponibles, el 70% debe cumplir de manera periódica labores administrativas que los aleja de las vías.

Además, hay que restar de esta cifra los agentes que descansan, los que están incapacitados e incluso a los que se les asignan trabajos distintos a los del control de la congestión vehicular.

Los pocos que pueden actuar en las calles en un día normal se dividen el trabajo en las tres jornadas: mañana, tarde y noche.

Video: Cada minuto, en promedio, 33 conductores invaden carril exclusivo de Metrolínea

Es decir que si ocurre una colisión, por mínima que ella sea, los conductores deben esperar más de tres horas para que un alférez les haga el croquis reglamentario.

Hay que advertir, eso sí, que gracias al convenio que suscribió hace varios años la Policía Metropolitana con la capital santandereana y con los restantes municipios del área, hay uniformados de esa institución que colaboran con las tareas de tránsito. No obstante, muchos de ellos están dedicados de manera específica en el control del  transporte ilegal.

Lea también: Atento: El 1 de octubre rota el Pico y Placa en Bucaramanga

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.