viernes 01 de septiembre de 2023 - 12:00 AM

Cajas de superhéroes transforman la experiencia de la quimioterapia en niños con cáncer

En el Instituto de Cáncer del HIC, una inspiradora iniciativa quiere cambiar la percepción del tratamiento con quimioterapia en niños. Mediante cajas decoradas con icónicos superhéroes, se busca que los pacientes sientan que reciben auténticos súper poderes, en lugar de medicamentos.
Compartir

En el Instituto de Cáncer del HIC, cada niño se convierte en un valiente héroe que enfrenta la lucha contra el cáncer con una determinación admirable. El centro hospitalario ha dado vida a un proyecto que consiste en la introducción de las mezclas de medicamentos de quimioterapia en cajas decoradas con escudos de superhéroes durante su proceso de aplicación. Cuidadosamente diseñadas con los emblemas icónicos de héroes infantiles, estas cajas actúan como un símbolo de poder y resiliencia para los pacientes pediátricos.

La iniciativa tiene una visión audaz y valiosa: transformar la percepción de los niños acerca de los tratamientos médicos. Cada caja de superhéroe, portadora de un poder imaginario, busca convertir la experiencia de recibir quimioterapia en un acto heroico, en el cual el medicamento no solo es una parte necesaria del proceso, sino también un vehículo que potencia sus propias fuerzas internas.

Para Adriana Marcela Gualdrón Acevedo, jefe de Operaciones Clínicas del Instituto de Cáncer del HIC, “esta medida ayuda a disminuir los niveles de estrés y ansiedad que pueden presentar nuestros niños cuando vienen a aplicarse su tratamiento”, al tiempo que subraya la importancia del apoyo psicológico y emocional para estos pacientes, muchos de los cuales provienen de zonas geográficas distantes y enfrentan desafíos socioeconómicos complejos. “La inspiración para este proyecto fueron ellos mismos, los pacientes, que día a día nos enseñan con su fortaleza (...), y, que a pesar de las dificultades que viven, nos reciben siempre con una sonrisa, con un abrazo”, añade.

Es importante resaltar que, en el transcurso de 2022, el HIC brindó atención a 637 pacientes pediátricos oncológicos. Hasta el momento, en 2023, se han registrado 52 nuevos casos de cáncer infantil. Dentro de esta población, las patologías hematológicas son las más recurrentes, abarcando leucemias y linfomas. Entre esas, la leucemia linfoblástica aguda prevalece como la más común, seguida de cerca por los tumores sólidos. Y en este último grupo, los tipos más habituales son aquellos que afectan el sistema nervioso central, así como los tumores óseos y renales.

$!Cajas de superhéroes transforman la experiencia de la quimioterapia en niños con cáncer

Potenciando la quimioterapia con súper poderes

El impacto positivo de las cajas de superhéroes se extiende directamente a la mejora de la adherencia al tratamiento. La Dra. María Alexandra Pérez Sotelo, coordinadora médica del Servicio de Hemato Oncología Pediátrica del HIC, señala que uno de los desafíos más apremiantes en los centros hospitalarios es la deserción y el abandono de los tratamientos porque “el paciente no se siente valorado, no se siente amado (...) y piensa que quizás otras terapias podrían brindarle una mejoría”. Agrega, que cuando el niño está cómodo durante el procedimiento, tanto él como sus padres siguen las pautas de tratamiento, lo que resulta fundamental para mejorar la eficacia terapéutica y las perspectivas de supervivencia.

Hay que mencionar que, en el HIC, alrededor del 50% de los pacientes que enfrentan cáncer en su etapa pediátrica son sometidos a tratamiento con quimioterapia. El centro hospitalario está equipado con una sala de quimioterapia ambulatoria que comprende 12 cubículos especialmente acondicionados para atender a la población infantil. Además, el hospital dispone de 16 camas destinadas a la hospitalización oncológica pediátrica.

Mientras muchos niños que reciben quimioterapia logran recuperarse de su cáncer sin experimentar efectos secundarios a largo plazo, hay otros pacientes para quienes este tipo de tratamiento puede acarrear efectos secundarios severos e, incluso en ocasiones, prolongados. Esto se debe a los potentes medicamentos que se necesitan para salvar sus vidas.

Por esta razón, el objetivo principal es atenuar el dolor y el temor que los niños enfrentan cuando los enfermeros se acercan para administrar la quimioterapia en sus habitaciones. De acuerdo con la enfermera jefe Judy Paola Martínez Patiño, coordinadora de Enfermería del Servicio de Hemato Oncología Pediátrica del HIC, la idea busca reforzar la confianza de los pacientes en el tratamiento. “Con estas cajitas de súper poderes, queremos demostrar que (la quimioterapia) va más allá de ser un medicamento; es un poder que se otorga a cada uno de estos niños”, enfatiza.

En este contexto, historias de valentía emergen, como la de Jennifer Juliana Bastilla Hernández, una paciente que comparte su admiración por el personaje de Masha y el Oso. “Me gustan mucho las cajitas porque me hacen muy feliz. Siento que me van a pasar todos sus poderes en mi cuerpo”, expresa.

Además de este proyecto, el Instituto de Cáncer del HIC ha implementado una gama de enfoques multidisciplinarios para asegurarse de que cada paciente pediátrico reciba atención holística. Desde terapias ocupacionales hasta apoyo psicológico, los niños no solo enfrentan el cáncer con valía, sino que también encuentran un entorno que respalda su bienestar en todos los aspectos. “Tenemos un aula hospitalaria donde ellos se escolarizan, hacen actividades y viven momentos de esparcimiento (...) Nuestros enfermeros y médicos ponen un granito de arena para que estos niños se sientan como en su casa”, afirma la jefe Judy Martínez.

Las cajas de superhéroes han transformado el tratamiento en un verdadero acto de coraje y esperanza, y prometen generar un impacto profundo en la experiencia de los pacientes y sus familias. Para la Dra. María Alexandra Pérez, sería ideal que toda la comunidad pudiera involucrarse en iniciativas beneficiosas: “Hay mucha gente que es muy buena haciendo procesos de recreación, enseñando manualidades. Qué lindo sería que tuviéramos grupos de voluntarios que nos colaboraran cada día para agradecer a nuestra comunidad hospitalaria”, concluye.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad