viernes 15 de octubre de 2021 - 12:00 AM

¿Cómo facilitar la inserción laboral de los jóvenes en Colombia?

Según el Dane, en Colombia la población joven es el 25% del total, es decir, 12 millones 672 personas tienen entre 14 a 28 años, según proyección a 2020. La pandemia afectó la contratación laboral, con mayor impacto en esta población. Desde la academia se pueden aportar herramientas a los futuros graduados para facilitar que accedan a empleo.
Escuchar este artículo

La tasa de desempleo juvenil en Colombia no deja de encender las alarmas. Si bien, antes del inicio de la pandemia era de 18,7%, en el trimestre móvil de mayo a julio de 2021 llegó a 23%, según los datos más recientes del Dane.

En el 2020, el desempleo entre la población joven (14 y 28 años) era aún mayor en el mismo trimestre (29,7%), casi siete puntos por encima del actual.

La pandemia afectó negativamente la contratación laboral a nivel global. Y aunque la brecha entre jóvenes y adultos es común, en países subdesarrollados se agudizó.

“Un análisis más detallado de los efectos de la crisis en los mercados laborales muestra que los ajustes han sido más profundos para los trabajadores más vulnerables. Esto incluye a los menos educados, los jóvenes y quienes se desempeñan en la informalidad”, precisa en su sitio web el Observatorio Laboral Covid-19 del BID.

Varios son los factores que influyen en el desempleo entre los jóvenes en nuestro medio. Por una parte, no hay equilibrio entre lo que demandan las empresas frente a lo que ofrecen los recién graduados.

A esto se suma el tema generacional, es decir, hay personas que deciden apostarle a un emprendimiento porque no les interesa emplearse; frente a esto, en Colombia ya existe la formación a nivel de pregrado con el programa Emprendimiento. Y, por último, se identifican algunas debilidades en torno a las competencias y habilidades blandas fuertes (soft skills), explica Ana María Novoa, directora de Desarrollo y Egresados de la Universidad del Rosario.

Para esta especialista en Gestión Humana y Desarrollo Organizacional, las empresas deben replantear cómo presentan las vacantes orientadas a los jóvenes. El objetivo debe ser romper ese desequilibrio entre edad vs experiencia, dado que por la corta edad de los graduados no se postulan a cargos junior. Este es un escenario complejo, porque las empresas piden experiencias a recién egresados.

Las universidades deben generar espacios para potencializar las habilidades blandas para la empleabilidad e inserción laboral en sus estudiantes. En la Universidad del Rosario, por ejemplo, este tema se aborda en talleres de empleabilidad, charlas con headhunters, clínicas de entrevistas, seminarios de soft skills y guías para la construcción de marca personal, que hacen parte de las actividades del plan de fortalecimiento del egresado.

Los graduados de esa institución aseguran, que demoran en promedio entre cuatro a cinco meses en conseguir su primer empleo; incluso, muchos llegan a vincularse desde sus prácticas profesionales. “Como universidad hemos crecido en el ranking de empleabilidad porque nuestros egresados tienen una alta demanda por parte de las empresas”, agrega Ana María Novoa.

A esto se suma que, de forma periódica, la Universidad del Rosario organiza charlas con empresas sobre marca empleadora, charlas con expertos, retos y visitas empresariales durante las asignaturas, que ayudan al estudiante a mejorar su perfil para la búsqueda de empleo.

Luego de 18 meses del anuncio de la pandemia, empresarios, gremios, academia e instituciones públicas siguen generando espacios y acciones que permitan avanzar en la reactivación económica y volver a los indicadores prepandemia.

Por parte del Gobierno Nacional sobresale la estrategia “Sacúdete”, que a través del Ministerio de Trabajo otorga un subsidio del 25% sobre un salario mínimo a las empresas que contraten jóvenes entre 18 y 28 años. El objetivo es promover la vinculación laboral de jóvenes en los diferentes sectores económicos y generar nuevos puestos de trabajo.

En Colombia, la economía del sector servicios brinda una gran capacidad de inserción laboral por el alto volumen de contrataciones que maneja y las pymes también pueden ser una alternativa de empleo para la contratación de jóvenes. “Esto se relaciona directamente con las carreras de pregrado que tenemos en el mercado; la oferta y demanda también son un factor importante a la hora de contratar egresados”, puntualiza la directora de Desarrollo y Egresados de la Universidad del Rosario.

Las expectativas de los profesionales aumentan ante la necesidad de conseguir en un menor tiempo un empleo estable y que se caracterice por proyectar su profesión y enriquezcan su curiosidad intelectual.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad