sábado 31 de julio de 2021 - 12:00 AM

La prevención, la mejor vía para tener un sistema de salud sostenible

Con la participación de cuatro conocedores del sector, se realizó el pasado martes el conversatorio virtual: “La salud somos todos”. Durante más de una hora los invitados analizaron los cambios que demanda el modelo en Colombia para lograr más eficiencia, mejor y mayor cobertura y priorizar el servicio hacia la medicina preventiva. Sin duda, la pandemia ha marcado un nuevo derrotero.
Escuchar este artículo

Migrar de la medicina curativa a la medicina preventiva, es decir, a la atención primaria, es una de las alertas que encendió la pandemia en nuestro esquema de salud y a la que le urge solución. Esta es una de las conclusiones del conversatorio virtual: “La salud somos todos”, que realizó el pasado martes Vanguardia en alianza con MedPlus Medicina Prepagada.

En Colombia, el modelo de salud está concentrado en atender la enfermedad, en consecuencia, las universidades están formando profesionales para tratar pacientes que desarrollan enfermedades crónicas no transmisibles (diabetes, hipertensión, asma y las cardiovasculares), que son la primera causa de morbimortalidad en el país.

“Hay que insistir: la prevención es la mejor vía para tener un sistema sostenible, una población saludable, poder avanzar como sociedad y tener el menor número de años perdidos de vida saludable, sobre todo en las edades productivas de la población”, plantea Víctor Raúl Castillo Mantilla, presidente de la FCV.

Esta transformación hacia un modelo de salud pública, aunque empieza por concientización de la población, que debe tener hábitos de vida saludable: comer sano, hacer ejercicio y no fumar, entre otros; demanda también que el sistema brinde las herramientas necesarias a la comunidad para que pueda ejercer su autocuidado con calidad y eficiencia, sostuvo Lina María Vera, decana de la Faculta de Salud - UIS.

“Debemos seguir en la lucha. La pandemia no se ha ido, falta alrededor de año y medio para cerrar este ciclo y hay que aprender a convivir con ella”: Víctor Raúl Castillo.

De acuerdo con la OMS, la salud pública debe entenderse como “la respuesta organizada de una sociedad dirigida a promover, mantener y proteger la salud de la comunidad, y prevenir enfermedades, lesiones e incapacidad”.

En recobrar el valor de la salud pública y la medicina preventiva también coincide Juan José Rey, secretario de Salud de Bucaramanga. Sin embargo, el funcionario considera que el cambio debe tener mayor fondo, si se tiene en cuenta que el modelo de los servicios básicos de atención están hoy más centrados en administrar que en ejecutar servicios de salud. “El Estado colombiano tiene que hacer una reflexión profunda en la reforma, pero con estructura y que brinde sostenibilidad, debe haber voluntad política; sin recursos no vamos a poder asumir este reto”, expuso.

Ese cambio de mentalidad debe impactar además la academia, es decir, docentes, futuros profesionales y programas curriculares; también los colegios, los núcleos familiares... en otras palabras, los hábitos saludables deben formarse desde la primera infancia y ser inherentes a la vida, como lo afirmó la Decana de la Facultad de Salud UIS.

Casos como las pandemias, agregó el médico Castillo Mantilla, “se manejan con salud pública, desde el punto de vista de promoción, prevención y vacunación y no con atención hospitalaria, pues cuando llegan (los pacientes) al hospital han perdido 50 o 60% de posibilidad de sobrevivir”. Citó casos como los de Taiwán, Corea y Singapur, que prácticamente no cerraron sus economías “y que tuvieron políticas de salud pública muy importantes que impidieron tener una pandemia como la nuestra”.

Hoy, la percepción de los servicios médicos en Colombia ha cambiado. “Situaciones como las de la pandemia sí generan una mayor consciencia de la salud, pero esa consciencia debe ser más desde el autocuidado y la prevención, que desde el aspecto de la prestación de servicios”, asegura Hernando Botero, presidente Ejecutivo de MedPlus Medicina Prepagada.

“La pandemia impulsó el desarrollo de las TIC en la salud y permitió que se diera una revolución espectacular en la atención a los usuarios, de ahí que nos permitiera conectarnos con ellos y conocer lo que les ocurría”: Hernando Botero, presidente Ejecutivo de MedPlus Medicina Prepagada.

Y aunque se haya desarrollado el tema de la consciencia en la salud y aseguramiento, “tuvimos (MedPlus) que brindarles alternativas a los usuarios por el momento financiero, como nuevos planes y actividades que permitieron que más gente pudiera asegurarse a servicios de salud privados”, agrega Hernando Botero.

Para el vocero de MedPlus, “el asegurador privado en la salud en el país hace una labor social muy importante. (...) Según un estudio de Acemi, el usuario que tiene el plan adicional de salud le representa al sistema casi un ahorro del 40%, eso son recursos que se liberan del sistema para atender a otra población”.

Por eso, este es el momento de unir esfuerzos y ser más creativos en el trabajo entre Estado y empresa privada, es decir, que desde lo público se promueva la vinculación de más personas a los planes voluntarios de salud, como lo hacen en otros países, puntualiza este ejecutivo.

$!La prevención, la mejor vía para tener un sistema de salud sostenible

Innovación digital

Desde hace más de una década, en Santander se ha venido trabajando la telemedicina. Sin embargo, los médicos no habían tenido una aceptación positiva a este modelo de atención, debido a las dudas que les generaban aspectos como no ver al paciente de manera presencial, el manejo de las plataformas y el acceso a las historias clínicas.

Víctor Raúl Castillo, presidente de la FCV, señaló en el conversatorio digital que “con la pandemia, los pacientes entendieron que era mejor una teleconsulta para acceder al servicio médico por una patología o tratamiento. Además, el Ministerio de Salud emitió una resolución haciendo las modificaciones y aprobando la telesalud como una operación”.

La implementación de las TIC en el sector salud han contribuido a que la dinámica se mantenga y se desarrollen nuevas maneras de atención y servicio. De este modo, ha permitido conectar a los pacientes con el personal médico.

“Nosotros tenemos alrededor de 1.000 profesionales adscritos en temas virtuales. Hicimos todo un proceso de blindar el tema ambulatorio y de atención a los usuarios por el temor que tenían a poder acceder a un centro médico”, resaltó Hernando Botero, presidente Ejecutivo de MedPlus Medicina Prepagada.

Este compañía también puso al servicio la App ‘Happy’, en la que pueden llevar registro de sus indicadores de salud y la cual les generará alertas frente a algún tipo de situación que pueda presentar su salud. “La lanzamos como un regalo, buscando generar calidad de vida”, dice Hernando Botero.

En la provincia santandereana, la telesalud no ha sido un tema positivo, ya que la falta de conectividad y herramientas digitales ha truncado la prestación de servicios. “Nosotros tuvimos que migrar las jornadas que hacíamos en las provincias de manera presencial a remota. No obstante, en el diagnóstico que realizamos nos encontramos con que no hay la tecnología, el acceso a internet ni las herramientas básicas para implementar la telemedicina, de ahí que la atención se deba manejar como un asunto de salud pública”, puntualiza Lina María Vera, decana de la Facultad de Salud UIS.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad